El rector Franco Bartolacci presentó el cupo laboral travesti-trans
Una deuda saldada de la universidad pública
Cuatro históricas militantes del colectivo recibieron las constancias de cargos en un acto marcado por el recuerdo de luchas contra Moralidad Pública.
El rector junto a la secretaria de Género y una militante histórica.El rector junto a la secretaria de Género y una militante histórica.El rector junto a la secretaria de Género y una militante histórica.El rector junto a la secretaria de Género y una militante histórica.El rector junto a la secretaria de Género y una militante histórica.
El rector junto a la secretaria de Género y una militante histórica. 

"Lo dijo Lohana y Sacayán, al calabozo no volvemos nunca más". El canto retumbó ayer en la sede de Gobierno de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) donde el rector Franco Bartolacci presentó el cupo laboral travesti-trans "Alejandra González". Todo fue emoción cuando cuatro históricas militantes del colectivo -y de la iniciativa- recibieron las constancias de cargos, previos al cupo que garantizará un 5% o un mínimo de 3 personas al año. "Eramos violentadas, abusadas y encarceladas por los códigos de faltas que existían en la provincia. Quedábamos presas por varios días por sustentarnos con el trabajo de la noche y también por el simple hecho de ser travesti, ser trans. Creíamos, por nuestro autoestima, que ésa era la vida: correr todo el tiempo de la policía; y que todo lo que hiciéramos aparte del trabajo sexual, no nos correspondía", recordó Karla Ojeda, activista de Comunidad Trans y La Casa de las Locas, sobre los años más difíciles.

El ambiente de la presentación fue de celebración, pero también de emociones, sobre todo cuando nombraron a Alejandra González, travesti fallecida el año pasado, que era no docente en la Facultad de Bioquímicas y Farmacia. "Formó parte de la lista oscura del bajo promedio de vida que tienen las compañeras", dijo Ojeda, que fue la primera en tomar la palabra en el acto, mientras sus compañeras aportaban datos sobre los años que fueron perseguidas. "Estoy muy feliz y muy motivada. En aquel entonces, teníamos como única opción el trabajo sexual en las calles, éramos detenidas cuando salíamos a comprar el pan, por el comando de Moralidad Pública. Eramos violentadas, abusadas y encarceladas por los códigos de faltas que existían en la provincia. Luego escuchamos a Lohana Berkins y Nadia Echazú, y empezamos a pensar que teníamos que organizarnos, porque teníamos derechos. En 2004 fue asesinada (la trabajadora sexual) Sandra Cabrera y desapareció Moralidad Pública y dejaron de detenernos con esa excusa; ahora era por averiguación de antecedentes, aunque éramos recontra conocidas", recordó. "En 2010 se logró derogar el código de faltas y seguimos la lucha desde otro lugar, porque si bien no somos detenidas, el acceso a vivienda, estudiar, trabajo, seguíamos sin tenerlos", dijo.

En 2010 se creó Comunidad Trans Rosario y empezaron a militar las leyes de Matrimonio, Identidad de Género, y otras cuestiones. En ese sentido, destacó que "todas las leyes fueron activadas desde organizaciones que venían trabajando hace años, pero el único gobierno que nos dio el espacio, lugar, derecho, decisión y que tuvo voluntad política fue el peronismo de Néstor y Cristina", aseguró y provocó aplausos. Sobre el cupo, sumó: "Fue creado por Comunidad Trans Rosario, impulsado por La Casa de las Locas, un lugar sociocultural donde confluyen organizaciones que veníamos militando lo mismo. Las travestis debemos ocupar espacios, porque siempre fuimos relegadas y excluidas de todo el sistema del Estado y las instituciones. Las travestis hacemos todo con amor, como dijo Lohana, 'el amor que nos negaron es el impulso para cambiar el mundo', porque si una travesti está en la universidad le cambia la vida; pero si muchas lo hacen, cambia toda una sociedad".

Bartolacci aseguró que el de ayer fue "un gran día". "Venimos a saldar una deuda de la universidad pública, de nuestra UNR en particular. No solo porque nos comprometimos en las discusiones previas. Se cambia con un compromiso que vaya más allá de las declaraciones. Queremos construir una universidad de excelencia, comprometida, moderna, innovadora, diversa, inclusiva y feminista". Y les agradeció a las compañeras del colectivo travesti-trans. Al cerrar, usó las palabras de Morena García quien escribió en su muro de Facebook que "la venganza será llegar a viejas", para sumarle a esa frase, que será "conquistando derechos vulnerados".

Después de la presentación, en la que estuvieron también la diputada Lucila Di Ponti y concejales como Norma López, Fernanda Gigliani, Eduardo Toniolli, Marina Magnani y Roberto Sukerman, la secretaria de Género y Sexualidades, Florencia Rovetto; y la decana de Psicología, Soledad Cottone, entregaron constancias de cargos a Morena García, en Internacionalización; Laureana López Krupp, en Psicología; Jackeline Romero, en Género y Sexualidades; y Karla, en Ciencia y Vinculación Tecnológica. En tanto, el Registro de Aspirantes estará disponible desde hoy en la oficina de Mesa de Entradas.

"En mis casi 50 años, es mi primer trabajo formal; es un antes y un después en mi vida", dijo Jackeline, quien aprovechó para reclamar la ley provincial de cupo trans "que está frenada en Senadores".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ