Seguiría en torno al 3 por ciento mensual hasta el primer trimestre de 2020
Los precios volarán por varios meses más
El retraso de las tarifas que se produjo este año frente a costos dolarizados hace prever un aumento de subsidios o nuevos ajustes luego de las elecciones. 
La suba de los alimentos no encuentra freno. La suba de los alimentos no encuentra freno. La suba de los alimentos no encuentra freno. La suba de los alimentos no encuentra freno. La suba de los alimentos no encuentra freno. 
La suba de los alimentos no encuentra freno.  
Imagen: Guadalupe Lombardo

"El proceso de reacomodamiento de precios relativos no dará respiro al inicio del próximo gobierno y la inflación seguirá elevada (es decir, por encima del 3 por ciento mensual) por lo menos, durante el primer trimestre del año que viene", destacó el domingo la consultora Ecolatina.

El documento señaló que "a lo largo de la historia, nuestro país se caracterizó por tener una economía volátil e incierta, marcada por una elevada inflación". "Los últimos años no estuvieron exentos de esta dinámica errática. Por caso, entre 2007 y 2015, los precios de los bienes aventajaron a los de los servicios privados (540 y 470 por ciento, respectivamente) y, en ambos casos, ganaron terreno frente a los servicios públicos, que acumularon un alza de `solo` 280 por ciento en el período", detalló. En tanto, "producto del elevado gasto en subsidios al que conducía esta configuración de precios relativos, el nuevo gobierno se propuso encarar en 2016 un reacomodamiento de precios relativos, virando hacia un esquema que conforme a su concepción sería más sostenible".

Ecolatina destacó que entre 2016 y 2017, las tarifas de servicios públicos treparon casi 200 por ciento, más que duplicando a la inflación, que acumuló alrededor de 80 por ciento en el período. Sin embargo, el tipo de cambio avanzó menos de 60 por ciento, de modo que continuó atrasándose. Esta dinámica, en conjunto con la apertura comercial y una demanda interna en crecimiento, llevaron al rojo de cuenta corriente a casi 5 por ciento del PBI en 2017. El país necesitaba conseguir financiamiento en dólares por estos montos, algo que no se logró. Como resultado, el dólar fue el gran ganador de la carrera nominal de 2018 y 2019 al subir 220 por ciento a lo largo del año pasado y hasta septiembre de 2019. Las tarifas de servicios públicos subieron alrededor de 115 por ciento en el período quedando rezagadas frente al tipo de cambio. “Aunque la suba de tarifas superó a la inflación general en el acumulado que va desde enero de 2018 a septiembre de 2019, no pasa lo mismo al separar entre años: mientras que en 2018 el salto fue de 60 por ciento, frente a una inflación que rondó el 50 por ciento, permitiendo así relajar el gasto en subsidios, en 2019 las mismas quedaron rezagadas frente a sus costos dolarizados”, advirtió la consultora. Esa situación, combinada con las restricciones para aumentar subsidios, hace prever nuevos aumentos en los próximos meses y una inflación en torno al 3 por ciento mensual. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ