Cruce entre el gobernador y el diputado Busatto
La seguridad se coló en la etapa del  traspaso
Busatto integra los equipos técnicos de Perotti.Busatto integra los equipos técnicos de Perotti.Busatto integra los equipos técnicos de Perotti.Busatto integra los equipos técnicos de Perotti.Busatto integra los equipos técnicos de Perotti.
Busatto integra los equipos técnicos de Perotti. 

El gobernador Miguel Lifschitz pidió a su sucesor, Omar Perotti, que designe interlocutores para acelerar el proceso de transición en el área de seguridad. "No sabemos cuál es el proyecto de seguridad del gobernador electo, todavía no se ha hablado de seguridad durante la transición", indicó el mandatario. "Nosotros hemos suspendido cualquier tipo de diálogo respecto de la transición porque hay demasiada distancia entre lo que se dice y lo que se hace", retrucó el diputado de PJ e integrante de los equipos técnicos de Perotti, Leandro Busatto. "El nombre de un especialista en seguridad como Marcelo Saín" podrían encarnar las políticas necesarias del área en el próximo gobierno, aunque aclaró que "lo deberá definir Perotti"

"La verdad es que el diálogo que empezamos en julio con el ministro de Gobierno se fue apagando cuando el gobierno empezó a incumplir sistemáticamente con cada una de las cosas con las que se había comprometido. Por lo tanto para nosotros la transición que tenía un valor político e institucional importante, se ha tranformado en un proceso de disputa política, y no vamos a ser parte de esa pelea a un mes de asumir un gobierno que tiene que ser abierto pero también coherente en función de la información valiosa del área de Seguridad, que nunca pudimos recabar", remarcó el legislador. Y agregó: "Nuestra política de seguridad va ser muy distinta al del gobierno saliente". "Nos preocupa que el ministro (Maximiliano Pullaro) y el gobernador estén más interesados en la transición que en resolver la seguridad de los santafesinos. Deberían ocuparse de las políticas de seguridad, porque eso no se logra reclamando diálogo sino aportando soluciones concretas".

"Hemos suspendido cualquier tipo de diálogo respecto de la transición porque hay demasiada distancia entre lo que se dice y lo que se hace".

Para Busatto los ejes de la nueva política de seguridad es recuperar el control político de la fuerza, en la cual el gobernador sea el jefe de policía, y a través de su ministro ejecute políticas claras que coloque a la fuerza en otro lugar. "También hay que generar una puesta en valor de la seguridad poniéndola en un lugar mejor en términos laborales, y trabajando en la prevención para que no ocurran los delitos, dándole mucha importancia a Rosario y Santa Fe".

"Hay que tratar de prevenir, y lograr que el Estado esté presente en los lugares más sensibles, para que las organizaciones narco criminales no ganen a nuestros pibes. Si no tenemos una presencia en ese sentido va a ser muy difícil combatir al delito de estas bandas.

-¿Estas políticas de seguridad podrían ser encarnadas por Saín?

-Es una posibilidad que nosotros no descartamos pero independientemente de los nombres propios, somos concientes de que el modelo de seguridad de Santa Fe tiene que tener la mirada de especialistas como Saín, que ha hecho un gran trabajo con la Policía de Seguridad Aeroportuaria y con el Organismos de Investigaciones. Pero si es él es el hombre, lo deber decidir Perotti.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ