Con Adam Driver, Annette Bening
"Reporte clasificado": torturas y secuestros a cargo de la CIA
El film pertenece a esa clase de películas que dejan a la vista las ignominias del sistema político estadounidense, a la vez que realzan el coraje individual de muchos de sus ciudadanos. 

REPORTE CLASIFICADO 6 PUNTOS

EE.UU., 2019

Dirección y guion: Scott Z. Burns

Duración: 119 minutos

Intérpretes: Adam Driver, Annette Bening, Jon Hamm, Maura Tierney, Sarah Goldberg, Ted Levine.


Debut en la dirección de Scott Z. Burns --guionista de El ultimátum Bourne y varias de las últimas de Steven Soderbergh--, Reporte clasificado es una de esas películas que dejan a la vista las ignominias del sistema político estadounidense, a la vez que realzan el coraje individual de muchos de sus ciudadanos. La trama focaliza en la investigación sobre torturas y secuestros a cargo de la CIA, que una comisión del Senado realizó después del atentado del 11-09-01. Encarada en principio por un quijote gris, que durante más de una década soporta ninguneos, espionaje y aprietes, en última instancia el grupo de los “buenos” se reforzará, para dar la batalla final en el Congreso.

La investigación es llevada adelante por Dan Jones, empleado joven e idealista, recién ingresado al Senado (Adam Driver), que encabeza una comisión integrada por tres miembros del Partido Republicano y tres del Demócrata. Los republicanos se van pronto y más adelante desertará también una integrante del lado propio, con lo cual Dan termina quedando prácticamente solo. De la investigación va surgiendo lo que ya se conoce: “submarinos”, encadenamientos, enemas y otras “técnicas de interrogación mejoradas”, practicadas sobre presuntos miembros de Al Qaeda, que no siempre lo son. Todo apunta a lo que dos psicólogos- asesores denominan “impotencia provocada”, que consiste en la completa pérdida de voluntad por parte del detenido. Jones reporta a la Senadora Dianne Feinstein, a cargo de la Comisión de Inteligencia del Senado (Annette Bening). A quien, por muy demócrata que sea, no le hace ninguna gracias tener que denunciar al ex Presidente Bush, al Vice Dick Cheney y de ahí para abajo. A medida que la investigación avance, sucesivos directores de la CIA mostrarán su inquietud.

La narración se organiza en un presente que transcurre entre 2003 y 2014, con una línea de tiempo literal que se inscribe en la pantalla, señalando cada hito. De allí y a medida que van surgiendo de la investigación, la reconstrucción de los episodios de secuestro y tortura a cargo de la CIA, en centros de detención clandestinos, ubicados en distintos puntos del globo. No muy carismática, la película se parece un poco al húmedo sótano sin ventanas, de paredes desnudas, donde el protagonista lleva adelante su investigación. Tal vez intencionalmente, tal vez no, a Reporte Clasificado le falta el factor thriller, ése que acelera pulsaciones, acentúa paranoias y transmite la sensación de pequeñez ante el poder del Complejo Industrial-Militar. El opus 1 de Scott Z. Burns es un film expositivo, que recién en la última parte gana algo de inquietud (ya que no tensión) merced a algunos reacomodamientos no del todo esperados, combinados con el surgimiento de laderos no previstos. Como todo film de alta política, Reporte clasificado cuenta con un reparto considerable, del que disfrutarán sobre todo los fans de las series. Empezando por Jon Hamm, pero incluyendo también a Maura Tierney, Michael C. Hall (protagonista de Dexter), Sarah Goldberg (de la genial Barry) y Matthew Rhys (de la no menos genial The Americans).


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ