Protectores solares a precios exorbitantes: aumentos del 100% en un año
Protegerse del sol, un privilegio demasiado caro
El aumentó superó el 400% en cuatro años. Pese a que es recomendado para prevenir el cancer de piel, es considerado un artículo "estético", no está incluido en el PMO y este año fue excluído de Precios Cuidados.

Los protectores solares aumentaron al menos 400 por ciento en los últimos 4 años, y sólo en el último año, el precio se duplicó. El costo en el supermercado puede superar hasta los 900 pesos. Pese a ser exhibidos como artículos “estéticos” o de “cuidado personal”, usarlo es una de las mejores formas de prevenir el cáncer de piel, según la Sociedad Argentina de Dermatología. El consumo de este artículo no está incluido en el plan médico obligatorio (PMO), por lo que no está cubierto por ninguna prepaga ni obra social. Desde este año, tampoco se incluyó en el programa de Precios Cuidados.

Precios descuidados

Los protectores solares no fueron incluidos en el último listado de precios cuidados, renovado en septiembre. En el acuerdo del programa realizado por el gobierno anterior, en octubre de 2015, había productos de primera línea. El pote de Nivea de 200 mililitros, factor 15, costaba 96 pesos. En la actualidad, el valor de mercado puede llegar hasta 465 pesos, según datos de la aplicación Precios Claros. Esto significa que aumentó 384 por ciento en 4 años. El mismo artículo, pero con factor 30, costaba 104 pesos en 2015, y en la actualidad puede alcanzar los 530 pesos, una suba del 408 por ciento.

“El protector Nivea también fue incluido en el listado de precios cuidados de enero de 2017, pero luego se discontinuó y se incluyeron sólo productos de segundas marcas”, indicó a PáginaI12 Eva Sacco, economista e investigadora del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Los valores de las pantallas en los distintos programas de Precios Cuidados fueron provistos por CEPA.

En diciembre de 2017 se incluyó el protector en pomo marca Cocoa Beach, de 200 mililitros, factor 15, a 90 pesos. En la actualidad, cuesta 260 pesos, una suba del 191 por ciento en dos años. El mismo producto pero factor 30, costaba 100 pesos en 2017 como parte del listado de precios cuidados, y en la actualidad el valor es de 335, una suba del 236 por ciento en dos años. En el caso del pomo Cocoa Beach pero con factor 45, pasó de 138 pesos a 497, una suba del 260 por ciento. Cabe aclarar que las tres comparaciones realizadas, si bien muestra variaciones abultadas, podrían ser mayores, dado que los precios de venta actuales son para productos de 130 mililitros, es decir, de menor tamaño que los que se vendían hace dos años, que eran de 200 ML.

En diciembre de 2018 sólo se incluyó una versión al programa, y fue el protector en pomo Cocoa Beach de 130 mililitros, a un precio de 175 pesos. En la actualidad, se lo puede encontrar por 335 pesos, un incremento del 91 por ciento en solo un año. Con la renovación del programa en septiembre, no fue incluido ningún protector. “El caso testigo de las pantallas solares es representativo de lo que sucedió en otros rubros, donde se reemplazó un producto de primera marca por otro de segunda marca, y finalmente la salida total. Los precios terminan siendo mayores y el aumento, muy por encima de la inflación”, opinó Sacco.

En un supermercado, los protectores más caros pueden alcanzar hasta los 900 pesos. Entre los valores más altos se encuentran el protector Dermaglos botella factor 50 (250 ml) a 733 pesos; el Dermaglos spray factor 50 (170 gr) a 893 pesos; la loción Hawaiian Tropic para bebes factor 80 en pomo (240 ml) a 919 pesos. Esto lo ubica como uno de los productos más caros del supermercado, sólo superado por algunos rubros, como las bebidas alcohólicas.

Los valores antes mencionados corresponden a supermercados. En el caso de las farmacias, en un año el precio subió 85 por ciento, según informó a este diario Marcelo Peretta, doctor en farmacia y miembro del sindicato de farmacéuticos y bioquímicos. “Durante el año los precios se mantienen porque quedan partidas del año anterior, y en septiembre aparecen las nuevas listas con aumento”, agregó Peretta.

¿Estética o salud?

"Las estadísticas muestran que un protector bien usado disminuye los riesgos del cáncer de piel", afirmó Andrés Politi, médico dermatólogo de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD). Esta semana la SAD lleva a cabo una campaña nacional de prevención de esta enfermedad. En los afiches, que pueden encontrarse en la vía pública, explican que el cáncer de piel “es el más común de los cánceres en el ser humano”. La campaña afirma que en los últimos 30 años más gente desarrolló un cáncer de piel antes que cualquier otro tipo de cáncer. 

A pesar de la importancia que la medicina le atribuye al protector solar, este no se encuentra en el Plan Médico Obligatorio (PMO) que establece la Superintendencia de Servicios de Salud, en donde incluye una canasta básica de cobertura de cumplimiento obligatorio para obras sociales y prepagas. "Estamos preocupadísimos por los precios", dijo Politi. "Hay una subutilización en el uso del protector y en parte es por lo que vale", agregó. 

Este año, el diputado radical Fabio Quetglas presentó un proyecto de ley ante el Congreso para que los protectores solares sean incluidos como parte de la cobertura de las obras sociales. “Estos productos tienen que dejar de tener un criterio estético para tener un criterio sanitario, representan una necesidad de salud y son caros para la mayoría de la población”, dijo Quetglas a PáginaI12. “Fui acusado de querer aumentar el gasto del Estado con esta medida, pero financiar el acceso a la protección implica menor gasto que tratar el cáncer de piel en hospitales públicos”, justificó. El proyecto aún no fue tratado y seguirá vigente el año que viene. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ