El embajador en China cruzó fuerte al secretario de Energía 
Guelar acusa a Lopetegui de bloquear el plan nuclear 
Mientras formalmente se avanzaba en un acuerdo para  hacer una central nuclear con China, la secretaría de Energía lo frenaba. "Ahora entiendo dónde estaba el bloqueo", dice Guelar tras conocer declaraciones de Lopetegui a Página/12.

"Desmiento categóricamente al señor Lopetegui!!!!". Así, con cuatro signos de admiración al final, el embajador argentino en China, Diego Ramito Guelar, le salió al cruce al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, quien en diálogo con un periodista de Página/12 definió que no le ve sentido a que Argentina avance con la construcción de una nueva central nuclear. "Endeudarse en cinco mil o seis mil millones de dólares para construir una nueva central nuclear no tiene sentido", dijo en ese reportaje, publicado por este diario esta semana. Incluso, descalificó las negociaciones o acuerdos con China por una nueva central nuclear. Al respecto, Lopetegui respondió: "Yo descubrí algo este año, antes pensaba que la generación a gas, hidroeléctrica y nuclear eran distintas fuentes de energía, pero ahora me di cuenta que no es así. Son cultos, son religiones, entonces si vos hablás con los sacerdotes de lo nuclear, lo único que hay en la vida es lo nuclear". A estas expresiones fue que Guelar salió al cruce en su cuenta de twitter: "Durante cuatro años tuve instrucciones directas del presidente Macri de avanzar con Atucha IV con China. Ahora entiendo dónde estaba el bloqueo...".  

El artículo de Página/12, citado por Guelar en su twitter, fue publicado este lunes bajo el título "los reactores nucleares que nunca se quisieron construir", cuyo autor, Fernando Krakowiak, refleja los dichos de Lopetegui, en un mano a mano reciente. "Yo no construiría nuevas centrales nucleares en Argentina. Lo nuclear es puro costo de capital. Además, son proyectos que sabés cuando empiezan pero no cuándo terminan ni cuánto terminan costando", respondió a la consulta de por qué no incluía la negociación con China para una nueva central nuclear al hacer un balance de su gestión. 

Lopetegui, incluso, se extendió en consideraciones sobre quienes abogan por el desarrollo nuclear, entre los que incluyó a su propio subsecretario de Energía Nuclear. "Si vos hablás con los sacerdotes de lo nuclear, lo único que hay en la vida es lo nuclear", dijo, y agregó de su subsecretario, Julián Gadano: "Es uno de los principales sacerdotes. Es el cardenal".  

A la "desmentida categórica" que lanzó Guelar por twitter en las primeras horas de este miércoles (hora de Buenos Aires), sugiriendo además un "bloqueo" al avance de las negociaciones con China por parte de Lopetegui, el embajador agregó argumentos ya a media mañana de este mismo miércoles: "Lo que no tiene ninguna seriedad es que el señor Lopetegui niegue en declaraciones periodísticas negociaciones que fueron conducidas personalmente por el presidente Macri, cuyo interlocutor directo era el presidente de la República Popular de China, Xi Jinping". "La negociación nuclear fue tema prioritario en nuestra agenda bilateral", completó minutos después.

Gustavo Lopetegui fue vicejefe de Gabinete en la primera etapa del gobierno de Macri, formando el núcleo de allegados al presidente a la hora de tomar decisiones claves, junto a Marcos Peña y Mario Quintana. En su actividad privada previa, llegó a ser CEO de la compañía aérea LAN, y ya en el gobierno muchas veces se le endilgó haber intervenido o incidido en decisiones de política aeronáutica que favorecieron a la firma a la que antes representaba. Tras ser desplazado de su cargo en la Jefatura, en septiembre de 2018 fue designado coordinador del gabinete económico. El 28 de diciembre del mismo año, tras una breve y frustrante gestión de Javier Iguacel al frente de la secretaría de Energía, se designó a Lopetegui en su reemplazo.

Tales condiciones dan la pauta de que se trató de un hombre clave en la gestión de Macri y, por tanto, de una opinión de peso dentro de la política del poder ejecutivo. La revelación de las diferencias con el representante argentino nada menos que en una de las dos principales potencias mundiales, China, y en un área tan sensible como la planificación energética, muestra al desnudo el irresponsable manejo tanto de la planificación estratégica como de las relaciones internacionales

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ