Anuncio en el discurso presidencial
Alberto Fernández: "Estableceremos las bases de un gran pacto educativo nacional"
Jura del ministro de Educación, Nicolás Trotta.Jura del ministro de Educación, Nicolás Trotta.Jura del ministro de Educación, Nicolás Trotta.Jura del ministro de Educación, Nicolás Trotta.Jura del ministro de Educación, Nicolás Trotta.
Jura del ministro de Educación, Nicolás Trotta. 
Imagen: Sandra Cartasso

Un “gran pacto educativo nacional”, la universalización de la educación inicial y la extensión de la jornada educativa “para romper con las desigualdades de origen” fueron tres de los ejes que planteó en materia de educación el presidente Alberto Fernández en su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa este martes. El mandatario también anunció que priorizará la investigación científica ya que "ningún país puede desarrollarse sin generar conocimiento". Y  sostuvo que su gobierno va a reorientar el presupuesto de la publicidad oficial, entre otras cosas, para “publicar avisos en los medios que serán herramientas pedagógicas para mejorar el rendimiento educativo”, para lo cual convocará a medios periodísticos de todo el país a que sumen propuestas y trabajen junto a “docentes, científicos pedagogos y expertos en educación bajo la consigna de mejorar la calidad educativa”.

En su primer discurso como presidente, en el tramo dedicado a la educación, Fernández  anunció que durante su gobierno se establecerán "las bases de un gran Pacto Educativo Nacional, con todos los actores de la comunidad educativa y de la sociedad". También explicó que pondrán todos los “esfuerzos necesarios para universalizar la educación de la primera infancia, para que todas nuestras niñas y niños, desde los 45 días hasta los 5 años aprendan, jueguen y convivan en ese espacio fundamental para su futuro como personas y para nuestro futuro como nación que es la escuela”.

“No descansaremos hasta que un niño en una zona rural tenga el mismo acceso a una educación transformadora que una niña de un centro urbano, viva en el punto del país que viva. Hoy existen regiones en donde 3 de cada 10 chicos no comienzan su escolaridad antes de los 5 años y otras donde la mitad no lo hace antes de los 4”, agregó.

También remarcó que otra de las prioridades será “avanzar en la extensión de la jornada escolar, una iniciativa fundamental para romper las desigualdades de origen. Empezaremos por las escuelas a las que asisten niñas, niños y jóvenes de sectores que más necesitan del Estado, que ya no pueden esperar más”.

Sin embargo, señaló que “nada de esto será posible si no valorizamos a lo más importante de este sueño que tenemos entre manos: queremos que cada maestro y cada maestra deseen ser los educadores del futuro, el motor de cambio y transformación de nuestra sociedad. Mejorar las condiciones de trabajo y asegurar una formación inicial y permanente debe ser una prioridad”.

En este sentido, el presidente ya había dado un paso en esa dirección antes de asumir cuando se comprometió con los gremios docentes a restituir la paritaria nacional docente que Mauricio Macri había derogado por decreto en enero de 2018, pero que había dejado de funcionar en la práctica a fines de 2016.

En otro tramo del discurso valoró que "la Argentina se hizo valiosa cuando Alberdi y Sarmiento trabajaron para que la educación sea pública. Se hizo rica con la Reforma Universitaria. Se hizo más potente cuando el justicialismo declaró la gratuidad de la enseñanza universitaria".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ