El Presidente repudió el ataque a los turistas ingleses
Alberto Fernández: "Seamos inflexibles frente al delito"

El presidente Alberto Fernández repudio el ataque sufrido ayer por un grupo de turistas ingleses a metros del Hotel Faena, en el barrio de Puerto Madero. Como consecuencia del intento de robo de dos motochorros, un hombre murió de un balazo y su hijo resultó herido.

Al respecto, Fernández señaló que se trató de un "hecho atroz" que no se debe "tolerar", por lo que pidió ser "inflexibles frente al delito".

El hecho ocurrió alrededor de las 11 de ayer, a metros del hotel Faena, situado en Marta Salotti 445, cuando una familia de turistas ingleses fueron interceptados por al menos dos asaltantes que circulaban en moto y tenían otro vehículo de apoyo. Las víctimas se habrían resistido al robo y terminaron siendo baleados; recibieron los primeros auxilios por parte de efectivos de Prefectura que estaban en la zona y llamaron a una ambulancia.

El hombre de 35 años recibió un balazo que le había entrado por la axila derecha y le había alcanzado el tórax. Murió alrededor de las dos de la tarde. La otra víctima, de 28 años, sufrió una herida de bala en el muslo, y si bien está internado se encuentra fuera de peligro.

"Debemos ser severos, no podemos tolerar esto. Tenemos que buscar a los responsables y hacerlos pagar con el rigor de la Justicia", dijo Alberto Fernández en declaraciones radiales. Agregó: "El argumento sociológico de por qué ocurre el crimen puede ser cierto, tan cierto como que el que delinque debe ser castigado y punto. No tenemos que tener dudas. No debemos tener dudas".

En otro pasaje de la entrevista realizada por Radio Mitre afirmó que el asalto a los turistas ingleses "ha sido un hecho atroz" y señaló que espera que "rápidamente se los encuentre y luego se los juzgue y condene".

También se refirió a la gestión de Patricia Bullrich al frente de la cartera de seguridad: "El delito en la Argentina no ha mermado a pesar de las estadísticas de Patricia Bullrich", enfatizó.

"Yo pido que en este tiempo también los argentinos nos pongamos de pie y seamos inflexibles frente al delito; después, obviamente, cuando la Argentina mejore, la economía se recupere y la igualdad funcione, todo eso va a hacer que el delito caiga", manifestó.

Fernández consideró que "todo el que está en la calle puede sentirse inseguro con razón" y que aunque él "ahora es un privilegiado", circula "permanentemente por la calle caminando o en el auto".

"En el problema de la inseguridad las principales víctimas son los pobres, los que menos tienen, los que se toman un tren o el colectivo, los que caminan por las calles, los otros andan en un auto, van de un garaje a otro, y el riesgo lo minimizan por esa posibilidad que tienen", concluyó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ