El español dio dos vueltas de campana, pero siguió su marcha

El espectacular vuelco de Fernando Alonso en el Rally Dakar

La Toyota de Fernando Alonso muestra los rastros del vuelco.La Toyota de Fernando Alonso muestra los rastros del vuelco.La Toyota de Fernando Alonso muestra los rastros del vuelco.La Toyota de Fernando Alonso muestra los rastros del vuelco.La Toyota de Fernando Alonso muestra los rastros del vuelco.
La Toyota de Fernando Alonso muestra los rastros del vuelco. 
Imagen: AFP

El español Fernando Alonso protagonizó este miércoles un espectacular vuelco en el inicio de la décima etapa del Rally Dakar, pero a pesar de dar dos vueltas de campana y romper el parabrisas y un brazo de suspensión de su Toyota, el dos veces campeón de Fórmula 1 completó el recorrido y se mantiene décimo cuarto en la clasificación general.

Cuando apenas se había recorrido un kilómetro de la etapa entre Haradh y Shubaytah, Alonso llegó demasiado rápido a una duna y su auto volcó, dio dos vueltas completas y cayó con las cuatro ruedas sobre la arena, lo que le permitió al astuariano reiniciar su marcha de forma inmediata. Sin embargo, la rotura del parabrisa y otros daños en el auto lo obligaron a detenerse para hacer reparaciones que le demandaron cerca de una hora.

Alonso explicó que el error que cometió se produjo por sus ganas de ganar la etapa, después de haber sido segundo en la octava. "Salí fuerte. Hoy era un día que quería ganar la carrera, me gusta intentar las cosas, se puede fallar, pero lo que no se puede es no intentarlo", explicó el ex piloto de Ferrari y McLaren.

"Esta es una carrera dura y te lo demuestra cada día, pero no nos rendimos. No hemos venido a pasear, salimos a la carrera, intentamos hacer buenos tiempos, ganar etapas y hacerlo bien que es lo que nos gusta hacer", comentó Alonso al terminar la etapa.

El asturiano consideró que, a pesar de todo, fue un buen día porque solo perdió una hora y pudo llegar al campamento del final de la etapa antes del anochecer para poder reparar el 4x4 con las piezas que traiga el camión de asistencia.

De la reparación deberán encargarse tanto él como su copiloto Marc Coma ya que la décima etapa es la maratón, donde los competidores no disponen de mecánicos para hacer las reparaciones necesarias.

La etapa del miércoles fue ganada por Carlos Sainz, con su MINI, que se consolidó como líder de la clasificación general, con más de 18 minutos sobre Nasser Al-Attiyah (Toyota) y Stephane Peterhansel. El argentino Orlando Terranova fue octavo en la jornada del miércoles y se mantiene quinto en la general.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ