Ordenanza por la ley Micaela

Para les choferes

Luz Olazagoitía es la autora del proyecto. Luz Olazagoitía es la autora del proyecto. Luz Olazagoitía es la autora del proyecto. Luz Olazagoitía es la autora del proyecto. Luz Olazagoitía es la autora del proyecto. 
Luz Olazagoitía es la autora del proyecto.  

Con la idea de cesar situaciones de acosos y abusos en el sistema de Transporte Público de Pasajeros, la concejala Luz Olazagoitía presentó un proyecto de ordenanza para que la capacitación contemplada en la Ley Micaela, llegue a colectiveros, taxistas y remiseros. La semana pasada el caso de una chica de 19 años abusada y violentada por un chofer de la línea 132, movilizó una iniciativa que ya estaba siendo trabajada en el Palacio Vasallo, en el marco de la necesidad de crear espacios libres de violencias machistas. 

"Es un proyecto que está dentro del punteo de temas que queremos impulsar desde la Comisión de Feminismos. Claramente, dentro de lo que es el Transporte Público de Pasajeros hay varias cuestiones para trabajar", dijo la edila. "Sumado a ello, la semana pasada conocimos el caso de esta chica abusada y es terrible, nos sensibilizó muchísimo justamente porque es un espacio en el que todas indefectiblemente transitamos", planteó a este diario. "De todos modos, me da hasta pudor vincular el proyecto, que ya habíamos trabajado, con este hecho, porque entiendo que no alcanza, que queda corto frente a estas situaciones de tanto salvajismo. Pero entendíamos que desde los lugares que ocupamos tenemos que hacer este tipo de cosas para construir una sociedad libre de violencias", agregó sobre la iniciativa que fue acompañada por sus pares Caren Tepp y Jésica Pellegrini (de Ciudad Futura-FSP).

Si bien desde la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la municipalidad se adelantó que todo el personal recibirá capacitaciones en el marco de la normativa, para la edila del Frente Social y Popular sería importante que la idea quede "enmarcada en una ordenanza" que garantice la herramienta.

La propuesta insta a que la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad sea la autoridad de aplicación, por lo que deberá instrumentar el programa de capacitación para el personal, que -pese a que muchas mujeres se sumaron a brindar esos servicios-, en su mayoría está integrado por varones.

A través del proyecto de ordenanza, las edilas sostienen que “es imprescindible que todas las personas que van a desempeñar un rol en el Estado, sea en el cargo y jerarquía que sea, reciban capacitación sobre violencia de género”. En tanto, el programa será financiado con partidas del presupuesto ordinario destinado al área.

“La ley busca producir un impacto hacia el interior de las estructuras burocráticas, una toma de conciencia masiva de las y los agentes del Estado, acerca de la gravedad que significa una mujer muerta cada treinta horas en Argentina y la urgencia de un cambio para empezar a revertir esta realidad”, señalaron las edilas, en la presentación. Por lo que consideran que el proyecto de ordenanza “es imprescindible para los choferes, para generar las herramientas que posibiliten avanzar hacia un camino que ponga fin a la violencia machista”.

La Ley Micaela, que fue aprobada por el Congreso Nacional en diciembre de 2018, tiene como objetivo capacitar en temática de género y violencia contra las mujeres y disidencias sexuales, y sensibilizar a quienes integran los diferentes estamentos del Estado, a lo que se suma la adhesión de la provincia de Santa Fe a dicha ley nacional 27.499. La normativa lleva el nombre de Micaela García, la joven que fue víctima de femicidio en Gualeguay, en abril de 2017. 

Antecedentes. Según se indicó, el Concejo sancionó la ordenanza 9110 que crea el Programa de Capacitación y Formación en Violencia de Género para todos los trabajadores y trabajadoras de las Secretarías de Salud, Promoción Social y de Prevención y Seguridad Ciudadana, acerca de la Violencia de Género. La Intendencia avanzó en el decreto 396/19 que establece que para ingresar a la planta municipal y celebrar contratos de locación de servicios y de honorarios, así como de retribución a tercero y/o acuerdos de pasantías los particulares deben acreditar como condición excluyente que no se encuentran condenados y no poseen denuncia penal por violencia de género pendiente de resolución. 

Además, el 17 de octubre pasado el Concejo aprobó la Ordenanza Micaela (N° 9998) por iniciativa de Eduardo Toniolli y Norma López, junto a concejales y concejalas de distintos bloques.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ