Otro agravante contra los jóvenes

Crimen en Villa Gesell: la "jodita" de Ventura también perjudicó a los rugbiers

Imagen: Bernardino Avila

Otro de los elementos graves en contra del pedido de la defensa de que se beneficiara a los ocho imputados con un arresto domiciliario, fue la actitud que tuvieron los rugbiers cuando involucraron en el hecho al remero Pablo Ventura , quien por esa falsa denuncia en su contra estuvo cuatro días preso, sin tener absolutamente nada que ver en los hechos.

El juez David Mancinelli hizo la siguiente evaluación de lo que hicieron los detenidos, para vincular a su vecino de Zárate, al que más de una vez habían puesto en problemas. “Repárese en la actitud asumida al momento de producirse el allanamiento fiscal”, cuando mintieron para “perjudicar a una persona totalmente ajena con el propósito --estimo-- de mejorar su situación procesal”, ya que señalaron a Pablo como el supuesto autor material del crimen de Fernando Báez Sosa.

El juez Mancinelli sostuvo que existe un cúmulo de datos concretos que “me hacen presumir la existencia de riesgos procesales vigentes como la fuga (por las mentiras que dijeron ante los policías que los fueron a detener) y entorpecimiento probatorio”. Mientras tanto, la familia de Ventura analiza la posibilidad de accionar contra los detenidos en una causa por “calumnias e injurias” y contra el Estado por la detención de Pablo con un dato que fue dicho durante un operativo policial y que nunca fue señalado ante funcionario judicial alguno. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ