Quieren que el organismo cuelgue un pañuelo celeste al frente

Los antiderechos protestaron en el Inadi

La convocatoria antiderechos fue magra.La convocatoria antiderechos fue magra.La convocatoria antiderechos fue magra.La convocatoria antiderechos fue magra.La convocatoria antiderechos fue magra.
La convocatoria antiderechos fue magra. 
Imagen: Sandra Cartasso

En la tarde del lunes, un grupo de menos de 30 activistas antiderechos, organizados bajo el sello del "Partido Celeste" , se concentraron en la puerta de la sede del INADI para exigirle a su titular, Victoria Donda, que descuelgue de un balcón del edificio el pañuelo verde que se exhibe desde que asumió. “Nos sentimos discriminados, queremos que bajen el trapo verde o agreguen un pañuelo celeste”, afirmó Raúl Magnasco, referente del grupo antiderechos +Vida y presidente del Partido. Por su parte, Facundo Gauto, referente de la organización Somos Todo Vida, opinó que “está mal que un organismo que trabaja contra la discriminación discrimine a los que piensan distinto”.

A las cinco de la tarde, bajo la tormenta y con el Congreso de fondo, ocho personas con remeras y pañuelos celestes se refugiaban bajo el techo de la puerta del INADI, pertrechados de globos al tono. Algunos escribían en las paredes frases como "la vida no se debate, se defiende", mientras, en el balcón más alto, un pañuelo verde del tamaño de la ventana flameaba con el viento. En diálogo con este diario, Gauto lo señaló y afirmaba: "antes estaban en toda la fachada, hicimos una presentación y logramos que los sacaran, pero este sigue ahí". Porque el pañuelo había regresado al balcón, explicó, fue que el Partido Celeste realizó la convocatoria. "De la mano de Donda volvieron los pañuelos verdes al INADI, no vamos a tolerar esa discriminación", decía el comunicado de la convocatoria.

Alrededor de las seis, el número de convocados ya rozaba la treintena. Por Avenida de Mayo apareció una 4x4 Toyota Ram blanca, que estacionó frente al INADI. De allí descendió Magnasco, presidente del partido. Ante el aplauso de los que lo esperaban bajo la lluvia, ingresó al edificio con unas hojas bajo el brazo: "presentamos dos peticiones, una para que se baje el trapo verde y otra para que, en caso de no hacerlo, se cuelgue un pañuelo celeste para equiparar. Esto es un hecho discriminatorio, no se tiene en cuenta a una parte del país", detalló al salir del edificio. Gauto agregó que "no solo es discriminatorio, también es apología del delito de asesinato".

A esa hora, mientras los manifestantes tiraban los últimos petardos y golpeaban un redoblante al grito de "INADI discrimina", los empleados del Instituto comenzaron a salir del lugar, terminado el horario de trabajo. 

Informe: Santiago Brunetto.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ