Crisis sociosanitaria

Falleció una niña en Santa Victoria Este con un cuadro de desnutrición

La nena, de casi dos años, tenía una infección respiratoria agravada por un cuadro de desnutrición de nivel 1. Era de la misión wichi Santa María. Es el octavo chico que fallece en el año por causas evitables.

La crisis sociosanitaria en Salta volvió a sacudir con su peor versión, ayer por la tarde falleció una niña de un año y once meses como consecuencia de una infección respiratoria en el marco de un cuadro de desnutrición. El hecho se produjo en el Hospital de Santa Victoria Este. La nena era de la Comunidad wichi Santa María, a unos 22 kilómetros de esa localidad cabecera del departamento Rivadavia.

Según explicó a Salta/12 el gerente de hospital, el médico César Oviedo, la niña había sido detectada el jueves por la tarde durante los rastrillajes que se hacen en la zona. Tenía un cuadro febril y a primera vista no aparentaba estar desnutrida. 

Sin embargo, debido al cuadro médico que presentaba decidieron internarla, ahí se le hicieron los análisis y al pesarla dio que tenía 7,780 kilos, equivalente a un percentil 3, que representa un grado de desnutrición leve nivel 1, indicó Oviedo. 

Ya en el hospital su estado de salud tuvo una evolución favorable durante la noche del jueves y la mañana de ayer; sin embargo, al mediodía sufrió una descompensación que derivó en un paro cardíaco. El gerente del hospital destacó que inmediatamente se le hicieron ejercicios de reanimación cardiopulmonar avanzada del que participó el equipo médico de salud enviado por la Nación que se encontraba en el lugar. La nena fue intubada para hacerle aporte de mecánico de oxígeno, pero luego de intentar reanimarla durante una hora y media se la declaró fallecida. 

“Hasta ahora lo que tenemos es la historia clínica con la que ingresa, que dice que presenta un cuadro febril, en principio causado por una infección respiratoria y ahora tenemos que ver si con los análisis de laboratorio que se le hicieron se puede saber el motivo concreto del fallecimiento. Lo que sí puedo decir es que una persona, sea chica o grande, con algún grado de desnutrición no tiene la misma respuesta inmunológica que una persona bien nutrida”, advirtió Oviedo.

El médico señaló que se está realizando la pesquisa en los otros miembros del grupo familiar para detectar si alguno también presenta desnutrición. El grupo familiar acompañó a la nena en la internación. 

Además, el gerente lamentó las dificultades que están teniendo para poder desarrollar las tareas de rastrillajes, debido a las inclemencias climáticas y el estado de los caminos, que se suman a la ya de por sí difícil geografía de la zona, “eso hace que algunos días no podamos llegar a ciertos lugares ni con un vehículo doble tracción, o que nos demoremos mucho en hacerlo”, explicó. 

Octavo fallecimiento

Con esta nena, ya son ocho los casos de niños que murieron este año en el norte salteño por causas evitables, siete pertenecientes a comunidades wichi y seis de ellos con cuadros de desnutrición

Los departamentos de Rivadavia, San Martín y Orán fueron declarados por el gobierno provincial en emergencia sociosanitaria y desde la Nación enviaron recursos, profesionales y el Ejército para tratar de revertir ese dramático panorama.

Justamente, el jueves estuvo recorriendo el norte provincial el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, que se ilusionó en que habían podido “estabilizar una situación desesperante”. Sin embargo, este nuevo fallecimiento resultó un cachetazo a esa afirmación y una muestra de que la situación sigue siendo de extrema complejidad. 

De Santa María también era una mujer que falleció este año luego de dar a luz en su vivienda, cuando era trasladada al hospital. Según se informó oficialmente durante todo su embarazo no tuvo ningún control. 

La muerte de ayer provocó gran consternación entre los miembros de las comunidades indígenas de la zona. "Estamos cansados", lamentó entre llantos, el cacique Tito Constantino, de la Comunidad wichi Los Arenales, a seis kilómetros de Santa Victoria Este. "Yo lloro por la familia, por el padre, por la madre. Hay que ser fuerte, pero uno está... permanentemente... (hay) un montón de chicos desnutridos, tirados, y somos noticia, y la tapa nomás, la tapa nomás, pero en el hospital están con suero chicos de menos de un año. (...) Hasta los médicos lloran", describió. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ