Ante la crecida del Pilcomayo

Comunidades de Santa Victoria Este cortaron la ruta por ayuda 

Lo iniciaron este domingo sobre la ruta provincial 54. Especialistas afirman que las aguas no sobrepasarán los límites y ya están bajando.

Pobladores de las comunidades La Gracia, La Estrella, Cuatro de Diciembre, Emanuel y Misión La Paz, en jurisdicción de Santa Victoria Este (en el departamento Rivadavia), iniciaron este domingo un corte sobre la ruta provincial 54. Lo hicieron ante la crecida del río Pilcomayo dado que temen que las aguas aíslen a La Estrella.

Así lo indicó Gervasio Barbier, referente wichi en Misión La Paz, localidad que linda con Paraguay. Barbier indicó que están preocupados por el incremento del caudal de agua del Pilcomayo dado que había llegado a 6,70 metros a la altura de esta localidad. Afirmó que la cuenca alta, situada en Villamontes, Bolivia, “seguía creciendo”.

Las comunidades reclaman asistencia con insumos médicos, dado que en la salita de Misión La Paz “no hay remedios”, dijo Barbier a Salta/12. Una de las necesidades imperiosas en caso de la crecida del río sumada a las lluvias es el suero antiofídico porque la corriente suele arrastrar serpientes venenosas. 

Barbier afirmó que a causa de esta creciente la comunidad Las Vertientes (de donde es uno de los ocho niños fallecidos en la zona por causas evitables), se encuentra aislada y por lo tanto precisan asistencia.

Criticó además que los equipos de especialistas que envía el gobierno provincial y llegan a las comunidades lo hagan sin contar con insumo alguno.

En bajante

Luis María de la Cruz, del Sistema de Alerta del Pilcomayo, indicó que el río no llegó a la altura indicada por Barbier aunque reconoció que el pico de creciente fue de 6,58 metros entre las 14.30 y 15.15 de este domingo. “Ahora está en bajante”, afirmó al hacer referencia a la altura del río a las 17.15, cuando era de 6,51 metros. Sostuvo que la altura se había amesetado, por lo que esperaba que las aguas empezaran a bajar.

No es una creciente excepcional. Los desbordes que hay están dentro de lo esperado y no causarán catástrofes. Van a inundar algunos lugares pero estamos hablando de desbordes de carácter normal”, explicó el especialista. Afirmó que se mejoraron las alcantarillas y por ahora están funcionando sin mayores problemas por lo que se interpreta que se está ante una situación normal, sin riesgos de inundación para la población.

El Bermejo va inundando   

Al sudoeste (tomando como referencia Santa Victoria Este), en la cuenca del Bermejo, pobladores de distintos lugares dieron cuenta de las dificultades que están atravesando por los desbordes del río, que, igual que el Pilcomayo, nace en territorio boliviano.

El agua estaba alcanzando ayer a viviendas de las comunidades del pueblo wichi Misión Salim y Padre Lozano, en jurisdicción del municipio de Embarcación, en el departamento San Martín. 

A esa zona llegaron este domingo donaciones enviadas por particulares, algunas de las cuales fueron distribuidas en la comunidad wichi Misión Chaqueña

Asimismo, ayer se informó también que las aguas comenzaron a avanzar en caminos y pasos ubicados en la baja cuenca del Bermejo, en la zona del pueblo de Hickman, y si bien todavía no se reportaron personas aisladas, se informó que el paraje La Golondrina quedó rodeado por el agua. 

Siguiendo el derrotero del Bermejo, más abajo, en jurisdicción del municipio de Rivadavia, en la parte sur del departamento homónimo, el referente Dalmiro Acosta informó que la creciente continúa, y su comunidad y paraje "San Felipe, está cada vez más rodeado de agua". Por su ubicación, esta zona recibe días después los efectos de la creciente en la alta cuenca. 

A San Felipe y La Esperanza llegó ayer por vía área la asistencia alimentaria del gobierno provincial

Se informó que en cada comunidad se entregaron 50 módulos, que en consideración de los referentes comunitarios, resultaron insuficientes para atender las necesidades de las personas de esa zona. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ