La pandemia del Covid-19 y el inminente halving de Bitcoin arman un escenario propicio

Coronavirus y otra oportunidad de entrar a las criptomonedas

¿Querías invertir en bitcoins pero te resultaba demasiado caro? Con el precio en baja, te contamos cómo comprar tus criptos.
El Covid-19 resultó una pesadilla logística y económica que abrió las puertas de acceso al mundo cripto a menor valor.El Covid-19 resultó una pesadilla logística y económica que abrió las puertas de acceso al mundo cripto a menor valor.El Covid-19 resultó una pesadilla logística y económica que abrió las puertas de acceso al mundo cripto a menor valor.El Covid-19 resultó una pesadilla logística y económica que abrió las puertas de acceso al mundo cripto a menor valor.El Covid-19 resultó una pesadilla logística y económica que abrió las puertas de acceso al mundo cripto a menor valor.
El Covid-19 resultó una pesadilla logística y económica que abrió las puertas de acceso al mundo cripto a menor valor. 
Imagen: Juan Pablo Cambariere

La crisis mundial desatada por la epidemia de coronavirus Covid-19 golpeó todos lo aspectos de una economía globalizada casi en su totalidad. La interdependencia que genera un mercado internacional de este tipo, enhebrado entre varios países e industrias, se convirtió en una pesadilla logística, industrial y social. Y el mercado financiero global no fue la excepción: entre el lunes 9 y el jueves 12 de marzo, Wall Street reportó una caída por un total de 500 mil millones de dólares. En un mercado donde todos los inversores salieron a quemar sus activos a cambio de efectivo, Bitcoin y otras criptomonedas no fueron la excepción. Pero pese a las apariencias, esto abrió una posibilidad interesante para quienes quieran sumarse al mundo cripto.

Las acciones de las empresas más importantes del mundo se desplomaron y los inversores salieron a vender con tal de obtener efectivo a cambio, sin importar el nivel de pérdidas asumido. La reserva federal de Estados Unidos anunció que inyectará 1,5 billones de dólares en crédito durante los próximos tres meses para contener la situación. En la misma dirección, las criptomonedas y en particular Bitcoin sufrieron una caída importantísima, siendo la de ayer la más pronunciada: este jueves negro la principal criptomoneda perdió el 50 por ciento de su valor y tocó un piso de 3800 dólares. Ya al cierre de este artículo la moneda se había recuperado un poco y cotizaba en una franja entre los 5000 y los 5500 dólares.

En primer lugar, el precio vuelve a tocar un piso como en abril de 2019, lo cual abre una ventana para los inversores que querían entrar pero veían el activo muy caro: hace apenas un mes estaba cerca de los 10 mil dólares. Por otro lado, cerca del 18 de mayo de este año, la cantidad de bitcoins que se darán como recompensa a los mineros se reducirá a la mitad y pasará de 12.5 a 6.25 por bloque minado. Este evento conocido como halving ya ocurrió en otras oportunidades y el resultado fue, en el largo plazo, un mercado alcista. Por lo tanto, esta combinación de precio bajo más un halving cerca puede ser una buena oportunidad para los que quieran probar comprar Bitcoin, esperar unos meses y vender en un escenario alcista. Cabe recordar que cada bitcoin se puede dividir en 100 millones de partes, por lo cual se puede comprar casi cualquier suma de la criptomoneda, no es necesario comprar uno entero.  

Cómo comprar criptomonedas online

La forma más sencilla de comprar criptomonedas es a través de un broker, es decir alguna de las plataformas de compra-venta que funcionan como casas de cambio digitales aunque, en vez de vender dólares, euros o reales, venden criptos. En Argentina hay tres servicios confiables: Ripio , Satoshi Tango y Bitex . Para usarlas hay que ser mayor de 18 años, registrarse y validar la identidad con un proceso que incluye sacarse una selfie, cargar imágenes del DNI, verificar un email y un teléfono. El alta puede demorar hasta 48 horas.

Una vez que el perfil está verificado hay que cargar dinero a la cuenta por transferencia o MercadoPago, o en efectivo en locales de cobro de servicios como RapiPago o PagoFácil. Ripio ofrece a la venta Bitcoin, Ether y Dai; Satoshi Tango tiene Bitcoin, Bitcoin Cash, Ether y Litecoin; y Bitex solo Bitcoin. El mínimo para operar está alrededor de los $1000. Y estas plataformas también funcionan como billeteras, lo que permite dejar el valor en cripto guardado ahí si no se tiene mucha experiencia o planes concretos.

Aunque es el más sencillo y rápido, este sistema tiene dos contras. Por un lado se pierde el anonimato, ya que se nos requieren toda nuestra información personal. Y por el otro hay cierta pérdida del control sobre las cripto al dejarlas en manos de terceros, aunque se resuelve si una vez compradas las transferimos a una billetera propia. Con los criptobrokers, si bien ganamos facilidad a la hora de comprar, también perdemos algunas de las características más atractivas del mundo cripto.

Compra de cripto de usuario a usuario

El otro método que existe es comprarle directamente a otro usuario. Existe más de una forma de encontrar un vendedor. Una de las más destacadas es LocalBitcoins , una página que conecta usuarios que quieren comprar y vender, para que hagan el negocio fuera de la plataforma. Además, cada usuario cuenta con un sistema de reputación para evitar problemas. Desde hace un tiempo, a raíz de un cambio de normativa, LocalBitcoins les exige a sus usuarios someterse a un proceso de verificación. De esta forma, la plataforma perdió su costado más interesante.

Otra forma es meterse en grupos de Facebook como Bitcoin Argentina, que funciona como canal para acercar compradores y vendedores. El grupo es cerrado y tiene una moderación bastante fuerte, y sus usuarios lo usan además como canal de consultas sobre criptomonedas en general. También en Telegram existen otros grupos como Crypto P2P.

Si bien la compra-venta de usuario a usuario conserva el anonimato y el control sobre nuestras criptos, estas operaciones pueden ser un poco más riesgosas al no conocer a la contraparte y no saber de sus intenciones. Por eso, siempre se recomienda hacer este tipo de transacciones en lugares públicos, dónde es más difícil que pueda suceder un robo o algo por el estilo. Además, tené en cuenta siempre que las transacciones de Bitcoin son irreversibles y públicas, por lo cual una vez realizada la misma tenemos una seguridad total de que el activo digital pasó a ser nuestro.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ