Diálogo exclusivo tras la reducción de la sanción  

Kicker rompe el silencio: "Siento un alivio increíble"

Suspendido por arreglo de partidos en 2018, el tenista de Merlo podrá regresar al circuito el 23 de enero de 2021, cuatro meses antes de lo estipulado. 
Nicolás Kicker se entrena para volver al circuito en 2021.Nicolás Kicker se entrena para volver al circuito en 2021.Nicolás Kicker se entrena para volver al circuito en 2021.Nicolás Kicker se entrena para volver al circuito en 2021.Nicolás Kicker se entrena para volver al circuito en 2021.
Nicolás Kicker se entrena para volver al circuito en 2021. 
Imagen: Prensa Nicolás Kicker - Soledad Giménez

El desahogo se apodera del momento y el suplicio llega a su fin. Se acabó el calvario y comienza el camino de la esperanza. Sancionado en mayo de 2018 por la Unidad de Integridad del Tenis tras haber sido acusado por arreglo de partidos, Nicolás Kicker podrá volver a competir el 23 de enero de 2021. La suspensión original vencía el 24 de mayo del año próximo, pero el jugador de Merlo logró una reducción de cuatro meses y ya avizora un regreso cada vez más cercano.

“Siento un alivio increíble; estaba con mucha incertidumbre porque no sabía si me bajaban la sanción o no. Ahora ya tengo una fecha exacta para apuntar y puedo ponerme metas a corto y largo plazo”, contó Kicker en diálogo con Página/12. Después de una lucha de varios meses, en el entorno del ex 78° del mundo se percibe una sensación de tranquilidad.

Kicker fue acusado tras dejarse perder un partido de primera ronda en el Challenger de Barranquilla, en septiembre de 2015, cuando era 171° del ranking y atravesaba momentos de apremio económico en los circuitos menores, producto de la desigualdad de la que suelen aprovecharse las mafias de los apostadores. “En ese momento los jugadores son jóvenes, están vulnerables y viajan solos porque no alcanza la plata para llevar al entrenador”, le dijo el tenista a este medio.

Aquel encuentro, en el cayó 2-6, 6-2 y 7-5 ante el ecuatoriano Giovanni Lapentti, desató un procedimiento judicial por parte de la TIU que desembocó en la suspensión de tres años que inició el 24 de mayo de 2018: “El proceso de investigación fue muy largo y genera mucha incertidumbre; es horrible, no se lo deseo a nadie”.

En efecto, el curso de este tipo de casos es tan extenso y exhaustivo que Kicker recibió el castigo en el mejor momento de su carrera, cuando su nivel estaba en alza: venía de alcanzar la tercera rueda en el Abierto de Australia y en el Masters de Indian Wells; había debutado en el equipo argentino de Copa Davis; y, como 84° del mundo, se encontraba en París, a pocos días de jugar Roland Garros. “Todos cometemos errores, algunos más graves y otros no tanto. Pero la enseñanza más importante que me dejó todo esto es que hay que ir siempre con la verdad y hacernos cargo de esos errores”, se sinceró la Fiera de Merlo, quien a mediados de enero participó en un video realizado junto con la TIU en el que reconoce su culpabilidad. Si bien pensó en brindar charlas para que los más chicos no caigan en la tentación del arreglo de partidos, finalmente decidió dar aquel mensaje de concientización que también formó parte del camino rumbo a la reducción de la suspensión.

Todo este tiempo Kicker se mantuvo fuerte gracias al apoyo de su seno más íntimo: la familia y el equipo de trabajo. Padre de Bastian, de siete años, se sintió apuntalado en todo momento por sus entrenadores Juan Pablo Brzezicki y Juan Pablo Gándara; el preparador físico Estéban García Giménez; la licenciada en psicología deportiva Mariela García; y el abogado Diego García Saenz. Si bien no dejó de entrenarse en ningún momento, el tenista de 27 años también ocupó la cabeza en otras actividades.

-¿Cómo trabajaste la parte psicológica este tiempo?

-Me di cuenta de que hay una vida después del tenis. Disfruté al máximo todo este tiempo con mi hijo. Mi familia tiene un club privado (NdR: Kicker Klub Haus, en Merlo) y nos dedicamos a hacer bastantes reformas, por suerte quedó hermoso. Y también me puse a tomar clases de inglés, un idioma clave para transitar en el circuito.

-¿Cuál fue la clave para sostenerte?

-Siempre traté de tener la mente ocupada en varias cosas, como seguir con los entrenamientos o hacer las tareas del colegio con mi hijo. La clave es tener ganas, ponerse objetivos, y es muy importante el papel de la gente que te rodea: la familia, el equipo de trabajo, mis amigos, los seguidores. Todos juegan un rol muy importante en esos momentos.

-¿Cómo te acompañó la Asociación Argentina de Tenis en este proceso?

-Estoy muy agradecido por el apoyo de la AAT. Siempre estuvieron y me acompañaron Mariano Zabaleta (vicepresidente) y Gustavo Marcaccio (subcapitán del equipo de Copa Davis). Siempre me mandan mensajes, tuvimos varios almuerzos juntos y charlas muy lindas.

-¿De qué forma operan las mafias? ¿cómo se puede luchar contra este flagelo?

-Primero siempre tratan de tener contacto a través de las redes sociales. Hay que estar atentos. Se hacen pasar por sponsors, te van llevando en la conversación y te prometen mentiras. Ojalá tuviera la solución para este problema pero creo que es un tema muy delicado. Lo mejor es tener mucho cuidado con las personas que se te acercan, tanto por las redes sociales como personalmente. Y, sobre todo, hay que tener bien claros los valores de uno mismo y no dejarse engañar.

-¿Cómo te imaginás la reinserción en el circuito?

-Creo que va a ser un desafío hermoso para mí; por suerte este tiempo en el que estuve afuera del circuito pude entrenarme todos los días. Voy a volver mejor que antes.

-¿Y cuál es tu sueño?

-La meta que tengo es meterme entre los 30 mejores del mundo.

[email protected]

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ