Esperan que en dos semanas ya pueda estar operativo para combatir el coronavirus

El Maracaná se convertirá en hospital de campaña

El gobernador del estado de Río de Janeiro confirmó que se atenderán pacientes en el mítico Maracaná.El gobernador del estado de Río de Janeiro confirmó que se atenderán pacientes en el mítico Maracaná.El gobernador del estado de Río de Janeiro confirmó que se atenderán pacientes en el mítico Maracaná.El gobernador del estado de Río de Janeiro confirmó que se atenderán pacientes en el mítico Maracaná.El gobernador del estado de Río de Janeiro confirmó que se atenderán pacientes en el mítico Maracaná.
El gobernador del estado de Río de Janeiro confirmó que se atenderán pacientes en el mítico Maracaná. 
Imagen: AFP

El mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro, sede de las finales mundialistas de 1950 y 2014, se convertirá en un hospital de campaña para tratar a enfermos de coronavirus, confirmó este jueves el gobernador del estado, Wilson Witzel.

El gobierno regional espera que la instalación esté lista para recibir a pacientes en dos semanas, para cuando se espera un incremento del número de contagios por coronavirus en el país, donde ya se han registrado 57 muertos y 2.433 casos confirmados.

Con capacidad para unas 78.000 personas, el Maracaná es un símbolo en la historia del fútbol, fue sede de la final del Mundial de 2014 y el escenario de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de 2016. Fue también la sede de la Copa Mundo de 1950, testigo ese año del célebre 'Maracanazo' y en 1969 del milésimo gol del astro Edson Arantes do Nascimento Pelé.

Además de albergar los Juegos Panamericanos de 2007, el estadio carioca también recibió conciertos de conocidos artistas como Frank Sinatra, Madonna, Paul McCartney y The Rolling Stones.

Otros estadios de Brasil, como el Pacaembú de San Pablo, también abrirán sus puertas a los enfermos de Covid-19 de baja complejidad, con el fin de que los más graves puedan recibir atención sin problemas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de la red pública.

Otros clubes de fútbol, como el Corinthians, el San Pablo y el Santos ofrecieron también sus instalaciones para garantizar la atención médica ante la pandemia en caso de que sea necesario. El estado de San Pablo es el más afectado con los casos de Covid-19, con la capital paulista como epicentro.

El Estadio Olímpico Mangueirao, el mayor de la ciudad brasileña de Belén, por su parte, fue convertido en un albergue provisional para alojar a decenas de personas sin techo y que dormían en las calles, en una estrategia para reducir su vulnerabilidad al contagio del coronavirus.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ