Alberto Fernández con intendentes del Conurbano bonaerense

Ayuda económica y contención social

El presidente habló por teleconferencia con 30 jefes comunales. Les garantizó ayuda económica, algunas obras públicas y más camas hospitalarias. Les pidió que controlen precios y el respeto a la cuarentena.
El presidente Alberto Fernández mantuvo una extensa teleconferencia con  intendentes bonaerenses.El presidente Alberto Fernández mantuvo una extensa teleconferencia con  intendentes bonaerenses.El presidente Alberto Fernández mantuvo una extensa teleconferencia con  intendentes bonaerenses.El presidente Alberto Fernández mantuvo una extensa teleconferencia con  intendentes bonaerenses.El presidente Alberto Fernández mantuvo una extensa teleconferencia con  intendentes bonaerenses.
El presidente Alberto Fernández mantuvo una extensa teleconferencia con  intendentes bonaerenses. 

El Conurbano bonaerense es tal vez la zona más crítica en cuanto a las consecuencias, sociales y económicas, de la pandemia del Coronavirus y bajo ese contexto se desarrolló la reunión entre el presidente Alberto Fernández y 30 intendentes bonaerenses, oficialistas y opositores. El Presidente no sólo les describió las acciones sanitarias que está llevando adelante, como la compra de respiradores y reactivos, sino que también habló de las medidas económicas que se toman para contener la crisis. En ese sentido les reiteró la disposición de una ayuda económica para el municipio que lo necesite, la generación de pequeñas obras públicas para ayudar a la economía local pero también les pidió que colaboren de manera activa en el control de los precios y de la cuarentena.

Casi cuatro hora duró la teleconferencia que hizo Fernández acompañado del gobernador Axel Kicillof, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, el titular del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello y el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta. Cada uno de los jefes comunales tuvo cinco minutos para relatar la situación territorial y, también, deslizar sus reclamos y/o pedidos. Hablaron casi todos, incluido los opositores.

El Presidente se preocupó en reiterar la necesidad de coordinar todas las actividades que se desarrollan en cuanto a la contención del contagio del coronavirus que incluyó la seguridad, el incremento de camas hospitalarias y hasta la vacunación por la gripe. En cuanto a la cuestión económica, Fernández adelantó los detalles del programa para ayudar a las Pymes, que alcanza a los 380 mil millones de pesos, la posibilidad de auxiliar a los intendentes para el pago de salarios y les contó el acuerdo que se está alcanzando con los grandes súpermercados para que realicen descuentos a las tarjetas AlimentAR que, como anunciaron, se recargarán de manera semanal. También habló el Presidente de la realización de "pequeñas obras públicas" en diferentes municipios que servirá para revitalizar un poco la actividad económica. Les avisó que pronto tendrán novedades con la cantidad de respiradores que se distribuirán y les contó que compraron toda la producción de las tres fábricas que hay en el país. 

La mayoría de los intendentes consideraron importante la posibilidad de la ayuda para el pago de sueldos. Algunos tienen las cuentas ordenadas pero la estrepitosa caída de la recaudación les anticipa problemas en uno o dos meses más. Una de los municipios que se encuentra ya en problemas es el de Moreno y su jefa comunal, Mariel Fernández le pidió al Presidente ayuda con Aportes del Tesoro Nacional (ATN). A su turno, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, dio cuenta de la contención que está llevando adelante en 113 Puntos Solidarios, como los denominó, y donde se distribuyen comida para los sectores más vulnerables. Por su lado, Fernando Gray de Esteban Echeverría quien relató el avance de la terminación del hospital del Bicentenario que les permitirá tener más camas para atender a enfermos del Covid-19.

También hubo una queja de los intendentes sobre el costo del alumbrado público que se incrementó de manera desmesurada durante el gobierno de Mauricio Macri. Sobre ese punto se refirió el intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien reiteró su respaldo a Fernández y luego hizo un mea culpa al reconocer que el costo del alumbrado público es parte de la compleja herencia que dejó su primo. 

Durante la teleconferencia el Presidente también se refirió a los despidos y al decreto con el que busca impedirlos (ver nota aparte). Les dijo que no puede concebir que en este contexto se despida y que su crítica no fue generalizada sino que estuvo un destinatario, dijo en obvia referencia al titular de Techint, Paolo Rocca. También tuvo un momento para cuestionar los cacerolazos que sectores de la oposición están promoviendo. "Hay equipos de trolls que volvieron a funcionar y todos saben de quien estoy hablando", dijo el Presidente. Todos entendieron que se trataba del ex jefe de Gabinete Marcos Peña. Ninguno de los intendentes de la oposición dijo nada.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ