Prohibió además la venta de barbijos N95, reservados para equipos de salud

Coronavirus: el gobierno porteño obliga a cubrirse boca y nariz en espacios públicos

Una resolución conjunta de Salud, Economía y Vicejefatura porteña fue emitida la noche del domingo y corre a partir de las 0 horas del miércoles 15.
Imagen: Bernardino Avila

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decretó este domingo el uso obligatorio de "elementos de protección que cubran la boca, la nariz y el mentón" en medios de transporte, comercios y oficinas públicas, con el propósito de evitar la propagación del coronavirus. Mediante una resolución firmada en forma conjunta por el Ministerio de Salud, el de Desarrollo Económico y Producción, el vicejefe de Gobierno (y ministro de Seguridad y Justicia) y la Jefatura de Gabinete porteños, se estableció el uso obligatorio de barbijos.

Por medio de la resolución, identicada como RESFC-2020-15-GCABA-MJGGC, se establece "el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte público en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", señala uno de los puntos del decreto.

La resolución, que entrará en vigencia "a partir de las cero horas (00:00 hs.) del día 15 de abril de 2020", recomienda el uso de elementos de protección "en cualquier otro ámbito o lugar diferente a los expresamente establecidos".

"Prohíbese la comercialización, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de barbijos N95 a cualquier persona que no acredite ser profesional o personal del servicio de salud y a las personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio", precisa uno de los artículos del decreto.

En ese sentido, aclara que es "necesario limitar la comercialización de barbijos N95, de modo tal que sólo puedan ser adquiridos por profesionales y personal del sistema de salud o por personas jurídicas que tengan por objeto la prestación de ese servicio".

"Para el resultado que pretende obtenerse con aquellas medidas resulta suficiente la utilización de cualquier elemento que, actuando como un elemento de protección realizado con cualquier tipo de material incluso de manera casera o cualquier accesorio o vestimenta que cumpla tal fin, pero que cubra la boca, la nariz y el mentón", precisa el texto.

Además, establece que "el/la que omita el cumplimiento de las normas relacionadas con la prevención de las enfermedades transmisibles o no proceda a la desinfección y/o destrucción de agentes transmisores, es sancionado/a con multa de quinientas (500) a tres mil setecientas (3.700) unidades fijas y/o clausura y/o inhabilitación".

Según se indicó en el decreto, la medida se dispuso dado que "una de las principales características del coronavirus COVID-19 es su alta capacidad de transmisibilidad y de contagio, la que está presente aún en personas que se han contagiado COVID-19 pero son asintomáticas".

En Argentina, Catamarca fue la primera provincia en establecer el uso obligatorio del barbijo, disposición que rige desde el 27 de marzo. Desde el lunes 6, se sumaron a normas y recomendaciones similares las provincias de Misiones, La Rioja y Jujuy , mientras que en Santiago del Estero y Salta, la medida de obligatoriedad entrará en vigencia a partir del lunes 13 de abril. A su vez, en la provincia de Chaco, Gustavo Martínez, intendente de Resistencia, dictó este jueves una resolución que establece el uso obligatorio de barbijo o mascarilla no sólo para las personas que transiten o permanezcan en espacios públicos sino también para aquellas que presten servicios en locales o puestos de trabajo exceptuados del aislamiento obligatorio.

En la provincia de Buenos Aires, el intendente de Zárate decretó el 6 el uso obligatorio del barbijo para circular en la vía pública, y el jueves por la mañana el municipio de Tigre anunció que se suma a la iniciativa: “Quienes no cumplan la medida serán sancionados de acuerdo al artículo 24 del Código Contravencional del Partido de Tigre”, señala el decreto. Durante la primera semana de vigencia de la norma no se efectuaran sanciones.

Hasta anoche los gobiernos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires no habían apuntado al uso obligatorio de las mascarillas, barbijos o protectores faciales, pero el Ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, había advertivo que "cada vez va a ser más obligatorio el uso del tapabocas y en algún momento vamos a tener que decir que hay que taparse la boca de manera definitiva". Según afirmó, esto tiene que ver con que “cuando la persona sale de su casa, no puede prever el distanciamiento con los otros”. Anoche, el gobierno porteño decidió disponer la obligatoriedad.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ