Continúan las quejas de pymes. Hasta el momento accedieron al financiamiento 91.322 firmas por un total de 140 mil millones de pesos

Los créditos con tasas del 24 por ciento seguirán hasta junio

Son préstamos para financiar el pago de salarios. Estará disponible también para los sueldos de abril, que se pagan en mayo, y para los de mayo, que se depositan en junio. Sigue la situación crítica con los cheques rechazados.
En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,9 por ciento en monto y 12,0 por ciento en transacciones.En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,9 por ciento en monto y 12,0 por ciento en transacciones.En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,9 por ciento en monto y 12,0 por ciento en transacciones.En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,9 por ciento en monto y 12,0 por ciento en transacciones.En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,9 por ciento en monto y 12,0 por ciento en transacciones.
En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,9 por ciento en monto y 12,0 por ciento en transacciones. 

Los créditos bancarios con tasas del 24 por ciento para que las pymes puedan financiar el pago de salarios estarán disponibles también para los sueldos de abril, que se pagan en mayo, y para los de mayo, que se depositan en junio

Al igual que la línea que se otorgó en marzo, las pequeñas y medianas empresas podrán solicitar el equivalente a una masa salarial. Pese a las trabas iniciales, hasta el momento accedieron al financiamiento 91.322 pymes. El 44 por ciento utilizó los fondos para el pago de sueldos, el 42 por ciento para capital de trabajo y el 13 por ciento para cheques diferidos.

No quedarán excluidas las compañías que formen parte del programa de asistencia estatal, cuyos trabajadores reciban el 50 por ciento del sueldo por parte del Estado. Por el contrario, el otro 50 por ciento podrán financiarlo con el crédito con tasa subsidiada del 24 por ciento anual. O en el caso de las empresas que se hayan suscripto al acuerdo UIA-CGT de suspensiones y rebajas, podrán solicitar préstamos por el 25 por ciento restante para completar el 75 por ciento de los salarios netos.

Desde el inicio del aislamiento, el 20 de marzo, la cantidad de préstamos bancarios al 24 por ciento fue de 140.634 millones de pesos. Todavía quedan pendientes de desembolsos otros 21.761 millones, para totalizar la línea dispuesta por el Banco Central. Las pymes utilizaron los recursos para capital de trabajo, por 70.965 millones (50 por ciento del total), el pago de salarios, por 42.373 millones (30 por ciento) y la cobertura de cheques diferidos, por 18.748 millones (13 por ciento), entre los principales destinos.

Bancos

Dentro de los 140 mil millones de créditos subsidiados otorgados, 25.776 millones de pesos se dieron con garantías estatales, por lo que pudieron así acceder otras 25 mil pymes. Los créditos cuentan con el respaldo del Fondo de Garantías Argentino (Fogar) que provee el Ministerio de Desarrollo Productivo. En mayo, para las empresas medianas se dará una garantía del 25 por ciento del capital otorgado por la entidad financiera. Para las micro y pequeñas, incluidos los monotributistas, el aval será del 100 por ciento del capital aprobado. La proyección es que se logrará colocar créditos por unos 220 mil millones de pesos.

Los créditos al 24 por ciento anual fueron la primera medida que impulsó el Gobierno para que se pudieran pagar los salarios de marzo, dado que un tercio de ese mes las empresas estuvieron en cuarentena. Luego el ministerio que conduce Matías Kulfas dispuso la garantía estatal. Pero las denuncias de empresarios por las trabas bancarias no cesaron. De hecho, en la última semana de abril, el Observatorio Pyme publicó un informe en el que dio cuenta que sólo el 25 por ciento había podido acceder a los créditos para los sueldos de marzo. El 50 por ciento dijo que no lo obtuvo porque seguía en análisis, no obtuvo garantía, el banco no tenía cupo crediticio o no pudieron entregar los balances a tiempo.

De los 140 mil millones desembolsados, los bancos de capital nacional explicaron el 42 por ciento. Las entidades nucleadas en la asociación de bancos públicos desembolsaron el 39 por ciento, donde se destacó el Banco Nación. Las entidades de capital extranjero desembolsaron el 29 por ciento.

Por su parte, el Banco Provincia informó que ya asistió a unas 7500 pymes por más de 20 mil millones de pesos, entre las líneas de préstamos del programa RePyME y la financiación especial por la emergencia sanitaria.  “Llegamos con soluciones efectivas a todos los sectores, desde el campo hasta las industrias culturales, para que la recuperación arranque cuanto antes”, aseguró el presidente de la entidad, Juan Cuattromo. De acuerdo con el análisis del perfil de los empresas, el 20 por ciento de los tomadores fueron nuevos clientes de Banco Provincia. Es decir que la entidad logró incorporar a su cartera unas 1500 PyMEs que no tenían productos contratados pero ahora eligieron vincularse a la banca pública por la nueva oferta crediticia.

Cheques rechazados

Una particularidad de la línea subsidiada a 24 por ciento es que las empresas la utilizaron para la cobertura de cheques emitidos antes de la cuarentena, lo que permitió reducir la mitad de la cartera de cheques rechazados por falta de fondos. En abril, el volumen promedio de cheques rechazados fue de 7,88 por ciento en monto y 11,99 por ciento en transacciones, según fuentes oficiales.

La cadena de pagos sigue en peligro. La información de cheques rechazados del Banco Central es un promedio, por lo que no muestra lo que ocurre en sectores críticos, como en la cadena textil y del calzado”, dijo a PáginaI12 Damián Regalini, miembro de la Mesa de Unidad Pyme. 

En tanto, Marcelo Fernández de Cgera dijo a este diario que los bancos rechazaron el 50 por ciento de los cheques diferidos durante abril. “De continuar la cuarentena, esto se va a incrementar”, anticipó. Junto a 80 cámaras empresarias solicitan desde hace un mes que los bancos tomen alguna medida por este tema, ya sea brindar créditos para cubrir cheques o un descubierto automático para cuando se acrediten. “Esto lleva a que haya más complicaciones a la hora de solicitar un crédito. Los más complicados hoy es el comercio, luego los proveedores, que son los mayoristas y la industria pyme”, enfatizó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ