Remarcó que se siguen las recomendaciones de la OMS

Pedro Cahn: "Nadie es procuarentena, somos antimuerte y antidesastre humanitario"

El infectólogo e integrante del equipo que asesora al presidente Alberto Fernández rechazó las voces de quienes piden terminar con el aislamiento por el coronavirus. “En los lugares donde se pudo hacer el distanciamiento social el crecimiento es muy lento y en los que no se pudo realizar es mucho mayor”, recordó en referencia a los barrios vulnerables.

El infectólogo Pedro Cahn aseguró hoy que “nadie es procuarentena” pero sí “somos antimuerte y antidesastre humanitario”. Cuestionó a quienes se han manifestado públicamente en contra de esa medida al recordar que allí donde no se pudo cumplir con el distanciamiento social, por ejemplo, en los barrios populares, el crecimiento de casos de coronavirus “es mucho mayor”. “Es cierto los que dicen que estamos combatiendo una pandemia del siglo XXI con estrategias del siglo XVIII, lo que sucede es que en ausencia de una cura o una vacuna la mejor herramienta que tenemos es el distanciamiento social”, expresó.

“Argentina no inventó nada, no es una isla en el mundo donde la cuarentena no existe, sino que es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud”, aseguró el científico que integra el comité asesor del Gobierno nacional. “No soy fanático de la cuarentena, a todos nos complicó la vida, nadie es procuarentena, somos antimuerte y antidesastre humanitario ante una enfermedad de rápida transmisibilidad”, enfatizó.

En conversación con Radio10, el infectólogo respondió a quienes cuestionan las medidas de aislamiento social como estrategia sanitaria para ralentizar la curva de contagios del coronavirus. Dijo que “en los lugares donde se pudo hacer el distanciamiento social el crecimiento es muy lento y en los que no se pudo realizar es mucho mayor”. De este modo, puso como ejemplo lo que está ocurriendo en el Barrio Padre Mujica (ex Villa 31) de Retiro, en la villa 1- 11-14 del barrio porteño de Flores y algunos geriátricos de la Ciudad de Buenos Aires.

En relación a la situación de los barrios populares aseguró que “el menor problema que tenemos es si se actuó bien o se tardó 48 horas”, sino que lo principal son “las condiciones de vida de la gente, la falta de agua y el hacinamiento” y cuestionó la “muy injusta distribución del ingreso” que existe en la región.

"En la medida que podamos mantener el distanciamiento social a partir de mañana que se empiezan a liberalizar algunas actividades, va a empezar a volver gota a gota la actividad económica sin que perjudique la marcha de la epidemia y la integridad del sistema de salud", recalcó. Criticó también al gobierno de Mauricio Macri por no priorizar la salud “a tal punto que se degradó el Ministerio de Salud a Secretaría”.

Consultado por el modelo de aislamiento flexible que implementó Suecia, que fue uno de los temas que desarrolló el presidente Alberto Fernández en la conferencia de prensa que ofreció el viernes pasado, Cahn detalló que ese país europeo tiene “2.600 casos por millón de habitantes infectados de coronavirus, 319 por millón de muertes y Argentina sólo tiene 6”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ