Kevin Avallay, de 19, le disparó a su novia, Tamara Olguín, de 16, en San Luis
Femicidio de una embarazada
La policía, alertada por un vecino, que oyó un disparo, encontró a la chica en la casa de su novio con un disparo en la cabeza. Tamara, con cuatro meses de gestación, murió a las pocas horas. El joven fue detenido.
La policía recoge pruebas en la casa de Kevin, donde fue muerta Tamara.La policía recoge pruebas en la casa de Kevin, donde fue muerta Tamara.La policía recoge pruebas en la casa de Kevin, donde fue muerta Tamara.La policía recoge pruebas en la casa de Kevin, donde fue muerta Tamara.La policía recoge pruebas en la casa de Kevin, donde fue muerta Tamara.
La policía recoge pruebas en la casa de Kevin, donde fue muerta Tamara. 
Imagen: Telediariodigital.com.ar

Una adolescente de 16 años que estaba embarazada de cuatro meses fue asesinada de un balazo en la cabeza por su novio en una casa de la ciudad puntana de Villa Mercedes.

Se trata de Tamara Olguín, quien fue baleada en una casa de la calle Comandante Videla al 1600, del barrio kilómetro 4 en la zona oeste de la ciudad de Villa Mercedes, a unos 100 kilómetros de la capital de la provincia de San Luis. Por el crimen fue detenido su novio de 19 años, llamado Kevin Samuel Avallay.  La víctima estuvo internada en terapia intensiva en el Policlínico Regional Juan Domingo Perón hasta las 21.45 del lunes, cuando finalmente falleció.

Según los investigadores, el hecho ocurrió cuando Tamara concurrió a la casa donde vive Kevin junto a su padre, quien en ese momento no se encontraba. Un vecino llamó a las 18 al teléfono de emergencias policiales para advertir que había oído un disparo de arma de fuego. Cuando los policías llegaron a la vivienda, encontraron a la joven con un disparo con posible orificio de ingreso a la altura de la sien y probable salida cerca de la frente. Su novio quedó inmediatamente detenido a disposición del Juzgado del Crimen 2 de esa 2da. Circunscripción Judicial, imputado preventivamente por “averiguación de aborto seguido de homicidio calificado”.

En el lugar del hecho, los oficiales de policía secuestraron un revólver calibre .32. Al momento de ser detenido, el joven dijo que disparó accidentalmente contra su novia porque “estaban jugando”, aunque su testimonio debe ser ratificado ante la Justicia.

Según confirmó el comisario mayor Oscar Contrera, jefe de la Unidad Regional II, cerca de la medianoche comenzaron los peritajes. Le realizaron el dermotest a Kevin y a Tamara, durante la autopsia. Además le extrajeron el proyectil que quedó alojado en la cabeza de la adolescente de 16 años, para compararlo con el arma que secuestraron.

“Se me escapó” fue lo único que le dijo Kevin a los policías que lo arrestaron.  Fue llevado en principio a la comisaría Nº 11, que intervino en el caso, pero durante la noche lo trasladaron a otra dependencia policial que quedó en secreto para su seguridad, y está con una estricta custodia policial. Hoy por la tarde será llevado a declarar ante la jueza Mirtha Ucelay.  Además hay una guardia policial permanente en el domicilio donde ocurrió el ataque, para preservar la escena del crimen y para contener una eventual pueblada.

Tamara falleció cerca de las 21.40 y una hora antes falleció el feto, que estaba en su cuarto mes de gestación, por lo que la causa quedó caratulada como “Aborto seguido de homicidio calificado”. Hasta el momento no encontraron una denuncia de Tamara contra Kevin por violencia, aunque algunos vecinos aseguran que era maltratada.

Allegados a la víctima confirman el maltrato y lo corroboran con el Facebook de Tamara, cuyo último posteo público dedicado a su novio Kevin es “Perdón por no ser la chica que esperas”. Una semana antes del femicidio, Tamara había publicado en la red: “Mi rey sos todo lo que tengo gracias por todo lo que haces por mí y perdón por tan poco, perdón por no ser la chica que esperas pero te amo con mi vida mi rey espero nunca perderte y bueno con ansias esperando a nuestro hermoso [email protected] te amo mi vida”.

En esa red social, los insultos hacia Kevin no tardaron en aparecer, incluso hay personas que postean publicaciones anteriores del agresor donde alardeaba de la posesión de un arma: “Yo tengo mi tamborcito lleno para los giles que se portan mal y la Policía…”.

A través de un comunicado, la Secretaría de la Mujer #NiUnaMenos repudió el femicidio y se solidarizó con los familiares de la adolescente asesinada y se puso a disposición para las tareas de contención. El texto difundido por ese organismo concluye: “Ante el lamentable femicidio ocurrido, que produce conmoción en toda la comunidad y que enluta a toda la provincia, resulta necesario expresar el absoluto repudio a cualquier hecho de violencia que tenga lugar en todas las esferas de nuestra vida cotidiana.

La lucha contra la violencia de género es un compromiso que debemos asumir hombres y mujeres a la par”.

El lunes por la tarde, un equipo interdisciplinario se acercó al Hospital Juan Domingo Perón, al área de Terapia Intensiva, para apoyar a los familiares de la víctima.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ