La frontera oficial con Bolivia quedó vedada 

Cerraron el paso internacional de Salvador Mazza

Lo decidió el presidente Alberto Fernández, a pedido del gobernador Gustavo Sáenz. También se definió que el Ejército realice ejercicios de entrenamiento para dar apoyo a la Gendarmería en el control de las fronteras.

El gobernador Gustavo Sáenz anunció exultante la decisión del presidente Alberto Fernández de cerrar el paso internacional de Salvador Mazza por 30 días, el único que unía a la Argentina con Bolivia de manera oficial desde que se inició la cuarentena en Argentina, el 20 de marzo pasado.  “Gracias a él y al ministro del Interior @wadodecorrido por escuchar nuestro pedido y cuidar la salud y la vida de los salteños!”, sostuvo en su cuenta de Twitter el gobernador tras dar a conocer la decisión presidencial. 

Desde el Ministerio del Interior de la Nación, a cargo de Wado de Pedro, se explicó que en realidad la decisión había sido directa del presidente Alberto Fernández, por lo que si bien la Dirección de Migraciones es una entidad dependiente de esta cartera, no se pudieron dar mayores precisiones de la decisión presidencial.

En tanto el secretario general de la gobernación, Matías Posadas, sostuvo que es a fin de "colaborar con tareas preventivas" en el marco de la pandemia del COVID.

Con el cierre de este paso quedan cuatro cruces internacionales habilitados, según información del Ministerio del Interior: Paso de los Libres/Uruguayana (ubicado en Corrientes, y que une con la República Federativa de Brasil); Gualeguaychu/Fray Bentos (en Entre Ríos, que comunica con República Oriental del Uruguay); y Cristo Redentor y Paso San Sebastián (en Mendoza, que comunica con la República de Chile).

Ya en marzo, cuando se inició la cuarentena, la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) dependiente del Ministerio del Interior, habilitó los cinco pasos fronterizos terrestres entre las 8 y 16 “permitiendo el ingreso por día y por paso de hasta 500 personas”, indica el sitio oficial. Estos pasos limítrofes estaban habilitados para vehículos y ómnibus.

En principio, el pedido del gobernador Sáenz fue ante la situación de la Covid-19 en la frontera, pues algunos sectores de los departamentos (equivalentes a provincias) bolivianos que limitan con Argentina comenzaron a ser considerados de alto riesgo. Hasta el momento, según lo publicado por medios de comunicación, se registraban 25.493 contagiados de coronavirus y 820 muertos en todo el país. Si bien el sistema de salud de Bolivia se muestra colapsado, los números son mucho menores a los de Brasil, donde se indica que ya son 51.271 los muertos y 1.106.470 los contagiados, o de Chile, donde hay 4.502 muertos y 246.504 contagiados.

Apoyo del Ejército

La antesala del anuncio presidencial fue la información que dio Sáenz pasado el mediodía de este martes, cuando desde la Nación se decidió autorizar “la presencia de efectivos del Ejército Argentino en la frontera de nuestra provincia”. El gobernador afirmó que esta fue otra respuesta a su insistente gestión para que el Ejército vaya a la frontera con Bolivia. “Hay una situación de angustia, especialmente las comunidades de Salvador Mazza, Aguas Blancas y Los Toldos”, había explicado el mandatario salteño al referirse a la difícil situación sanitaria de Bolivia, cuyo sistema de salud pareciera estar sobrepasado por la pandemia. “Cuando está en riesgo la salud, no podemos dudar”, sostuvo el gobernador.

La frontera seca entre Salvador Mazza y San José de Pocitos-Yacuiba (pueblo y ciudad fronterizos de Bolivia) tiene 22 kilómetros. Se suman más frontera internacional y pasos ilegales en el departamento Rivadavia, en donde los controles continúan exiguos y el sistema de salud está sin posibilidades de afrontar una pandemia. El médico y ex titular de la Dirección de Enfermedades Transmisibles por Vectores, Mario Zaidenberg, había indicado a Salta/12 durante el fin de semana que la mejor manera de controlar la situación de la pandemia en la frontera es acordar líneas de acción entre ambos países.

“Es instrucción y adiestramiento”

Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación se informó oficialmente que en el marco del Operativo Integración Norte, que dispone el adiestramiento (2018-2020), el Ejército Argentino brindará apoyo logístico a Gendarmería en Profesor Salvador Mazza exclusivamente. Este consistirá “principalmente en el patrullaje diurno y nocturno de la zona con helicópteros”.

El teniente coronel Alberto Trejo, jefe de la Guarnición Militar Tartagal, ciudad cabecera de San Martín, departamento al cual pertenece Salvador Mazza , dijo a Salta/12 que durante el fin de semana se hicieron los preparativos para contar con el personal desplegado en ese pueblo, y estimó que en principio se trata de 200 uniformados. Agregó que la determinación es que el personal será “de apoyo” de la Gendarmería, que será la fuerza que determine los lugares de actuación de los militares.

“Lo que vamos a hacer es instrucción y adiestramiento”, afirmó al sostener que de ninguna manera se tratará de actividades de seguridad interior. Entre los ejercicios de entrenamiento se incluyen aquellos que involucran operaciones militares como el patrullaje, ejercicios de marcha a pie, entre otros.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ