Los pusieron en fila y les dieron garrotazos 

Denuncian que la Infantería golpeó a detenidos en Orán 

Familiares de cuatro personas que cumplen prisión preventiva en el ex Cuerpo Femenino de la Policía pidieron que se investiguen las agresiones. 

El abogado Hernán Mascietti y familiares denunciaron penalmente que detenidos con prisión preventiva alojados en el ex Cuerpo de Policía Femenino, ubicado al lado de la Comisaría 20 en la ciudad de Orán, fueron atacados por miembros de la Brigada de Infantería, a raíz de un disturbio. Los hechos ocurrieron el martes último, y recién tras las denuncias los cuatro detenidos fueron revisados por médicos del Ministerio Público Fiscal. 

Mascietti denunció ayer en la Fiscalía de Derechos Humanos de Orán “apremios ilegales, vejaciones” y “severidades” cometidos por miembros de la Infantería de la Policía de Salta. 

Relató que el 23 de junio a partir de las 16.27 “comenzó a recibir mensajes y llamadas por teléfono de parte de familiares de los detenidos Claudio David Alvarez, Pablo Emanuel Tapia, Ramón Arnaldo Díaz y Jairo Rivero, que los textos recibidos decían ‘Infantería los machucó a garrotazos a los detenidos de la Comisaría 20’, ‘están con los brazos quebrados y las costillas también’”. También decían que no los querían llevar al Hospital San Vicente de Paul para que los atendieran. 

Mascietti habló con la esposa de Rivero, quien afirmó por dichos de su marido que la represión había sido a la hora de la recreación, a las 16, “cuando llegó Infantería haciéndoles recostar en el piso boca abajo y los masacró a golpes con bastones. Que quedaron muchas manchas de sangre en el piso, que la salpicadura de sangre de unos detenidos manchaban la ropa de los otros”.

El mismo relato repitió la madre o familiar del detenido Ramón Arnaldo Díaz, quien le decía que “no podía caminar por sufrir mucho dolor en su tobillo, el que creía que lo tenía fracturado”.

Olga, madre de Tapia, le contó que "su hijo está convencido de que tiene las costillas fracturadas a raíz de los golpes”. Amancia Montes, madre de Alvarez, detalló que "su hijo refiere muchos dolores, temiendo por su vida si no lo revisa un médico”.

Mascietti solicitó que “se investiguen los hechos de torturas y que todos los detenidos alojados en las celdas del ex Cuerpo Femenino de la Comisaría 20 reciban atención médica por los golpes y heridas referidas. Que se actúe de oficio porque el delito de torturas es de instancia pública”.

La concubina de Tapia, quien se encuentra detenido desde hace unos cuatro meses realizó una denuncia penal ayer en la Fiscalía Penal 1 de Orán. Relató que anteayer, alrededor de las 17, cuando fue a dejar la comida para su pareja, éste le avisó a los gritos por un ventanilla que "habían tenido problemas". Ayer era día de visitas en el lugar de detención y pudo verlo. Le contó que cuando la Infantería entró "los detenidos del edificio de la Comisaría Nº 20 (DUR-2) para evitar problemas ingresaron a sus celdas", pero como él está alojado al lado no pudo encerrarse y quedó en el patio, donde "Infantería lo confundió con los que se agarraron a pelear, y fue que recibió por parte de dichos efectivos golpes con las cachiporras en diferentes partes del cuerpo, acotando que pudo ver que presenta hematomas en la cara, más precisamente labio inferior, maxilar derecho, hombro derecho, abdomen lado derecho y antebrazo derecho”.

Ángela Torres, esposa de Rivero, también hizo una denuncia penal. Igual que en el caso anterior, se enteró de la agresión al llevarle la comida al atardecer del martes último. Y ayer en la visita su marido le contó que hubo una pelea entre internos de la Comisaría 20, que entró Infantería, igual que Tapia, tuvo que quedarse en el patio y ahí “empezó a recibir por parte de dichos efectivos garrotazos con esas varitas que tienen, en diferentes partes del cuerpo, a la vez que le pegaban en la punta del pie en sus partes íntimas, que por todo el hecho resultó con lesiones, hematomas”. 

Hasta el mediodía de ayer los familiares insistían para que los detenidos golpeados fueran asistidos por un médico. Eso recién se logró una vez que se hicieron las denuncias penales, informó Mascietti a Salta/12. 

Por otro lado, la Policía no dio información alguna sobre la intervención de Infantería en el lugar de detención. 

Ayer las denuncias llegaron a la Mesa de Derechos Humanos de Salta (integrada por distintas organizaciones de derechos humanos), que se reunirá hoy al mediodía con el presidente de la Cámara de Diputados, Esteban Amat. Este será uno de los temas que se expondrán, además de otra lista de abusos policiales cometidos desde que se inició la cuarentena y desde que el gobierno provincial emitió el decreto 255, que faculta a la Policía a actuar como juez y a aplicar detenciones de hasta 60 días, sin otorgar ningún derecho de defensa. Además, está previsto que el próximo viernes vaya a la Legislatura el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ