Vidas por los márgenes  

Mientras escucho la melodía de Estrellita por el cuarteto de Charlie Parker, combinando vientos, cuerdas y percusión de modo sublime, pienso en las vidas por los márgenes.

En los bordes de la sociedad alienante fructifican también las formas de resistencia a la seducción de mercantilizarlo todo.

Charlie Parker, su rebeldía creativa, el arte de la improvisación y la espontaneidad. Rompiendo todos los moldes de lo establecido, brindando matices, sin esquematismos, tan diversos cada vez como la vida misma, sin sometimiento a las imposturas de moral burguesa.

Por su parte, Paul Auster, como nos relata en sus memorias A salto de mata, rechazando los privilegios de una vida acomodada y tomando partido explícito por los humillados y ofendidos por la hipócrita sociedad capitalista.

Partícipe activo en las revueltas juveniles de fines de los años 60 en la Universidad de Columbia. Impulsando proyectos contra culturales. Rehusándose a combatir en la guerra de Vietnam. Rechazando el belicismo y nacionalismo.

Practicando la solidaridad y el apoyo mutuo.

Vidas rebeldes. Transitando por los márgenes, buscando el verdadero sentido de la existencia.

 

Carlos A. Solero

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ