El gabinete económico definió una inminente moratoria y los ejes del presupuesto 2021 

Alivio impositivo y creación de empleo

Encabezado por Alberto Fernández, el gabinete económico definió que la inversión pública será prioritaria en la estrategia de recuperación post pandemia.
Reunión del gabinete económico en OlivosReunión del gabinete económico en OlivosReunión del gabinete económico en OlivosReunión del gabinete económico en OlivosReunión del gabinete económico en Olivos
Reunión del gabinete económico en Olivos 
Imagen: NA

El presidente Alberto Fernández encabezó esta vez la reunión de gabinete económico, junto a los ministros de las carteras más sensibles. El Gobierno tiene un pie puesto en responder a la crisis económica sin precedentes del coronavirus, por lo que fue un tema de conversación las medidas inminentes, entre las que se destaca una amplia moratoria . El proyecto ingresará en los próximos días a la Cámara de Diputados. 

Por otro lado, el oficialismo tiene otro pie en la post pandemia. Desde Jefatura de Gabinete le enviaron al Congreso un primer avance del Presupuesto 2021. Entre los principales objetivos se destaca la creación de empleo, a través de planes de obra pública y una reforma tributaria. Sin proyecciones de números, anticipa que la “inversión pública será prioritaria” y pone el foco en la energía, el agro y la tecnología.

Inminente

Pese a que no es lo habitual, el presidente encabezó la reunión de gabinete económico, que esta vez no fue en Casa Rosada, sino en la Quinta de Olivos. Allí estuvieron el Jefe de Gabinete (Santiago Cafiero), los ministros de Economía (Martín Guzmán), Producción (Matías Kulfas), Trabajo (Claudio Moroni) y los titulares del Banco Central (Miguel Pesce) y AFIP (Mercedes Marcó del Pont).

Se trata de una semana clave: este miércoles comenzó la cuarentena más estricta en el AMBA, la zona más productiva del país, y se difundieron los peores datos históricos de actividad económica. Hay dos medidas que serán inminentes: la definición del programa ATP, mediante el cual el Estado volverá a pagar por tercera vez los salarios del sector privado. Todavía quedan dos días de inscripción y ya se anotaron 240 mil empresas, que representan a 2,3 millones de trabajadores.

Por el otro lado, una nueva moratoria, en la que pueda ingresar cualquier tipo de empresa y de persona, para refinanciar deudas acumuladas y así poder recuperarse en la "nueva normalidad". Según pudo saber este diario, en la reunión del martes entre el diputado Sergio Massa y los jefes de bloques se definió que ingresará un proyecto en los próximos días, que fue trabajado con AFIP.

Además, quedaron en estudiar herramientas para atender a los sectores críticos, como el turismo y el entretenimiento, y el desarrollo de líneas de créditos para que las pymes puedan retomar los niveles de producción. Formaron parte del temario las transferencias a las provincias y también, la prórroga de precios máximos con algunas subas de precios, debido a los “acomodamientos en los costos de las materias primas”.

2021

Este martes, el Ministerio de Economía le envió a Jefatura de Gabinete un avance del proyecto de presupuesto 2021, que fue luego remitido al Congreso. Se trata del primero que diseña la administración del Frente de Todos, debido a que actualmente utilizan una prórroga del presupuesto 2019.

“El objetivo para el próximo ejercicio fiscal será consolidar una estructura productiva que asegure el empleo formal y contribuya al bienestar económico, enfatizando la administración de la situación de emergencia provocada por la pandemia, y las políticas que permitan la recuperación económica y social de nuestro país”, resume el llamado Informe de Avance, de 58 páginas. A partir de esta semana, seguirá trabajándolo Cafiero en reuniones con todos los ministros, y antes del 15 de septiembre, el proyecto de ley deberá ser remitido al Congreso.

Para la creación de empleo, con un “mercado laboral con altos niveles de informalidad”, se pondrá el foco en dos aspectos. “La inversión pública en infraestructura será una herramienta prioritaria del Estado”, dice el documento, por el “rol que juega como acelerador de la inversión privada”. El punto de partida es bajo: en 2019, el sector público registró el gasto de capital más bajo desde 2004.

La otra medida clave será una reforma tributaria, con un sistema tributario “más progresivo”, pero a la vez más “simple, moderna y eficaz”. El Ministerio de Economía mantuvo diversas reuniones hasta el momento con expertos en la materia. En los últimos cuatro años, los ingresos tributarios pasaron de representar el 18,7 por ciento del PBI al 15,9 por ciento. Además, los impuestos más regresivos pasaron de representar el 47 por ciento de los ingresos totales al 54 por ciento. 

El Gobierno considera que se necesita una “intervención activa” del Estado. Se dará “especial impulso” a las pymes, a través de mantener bajas tasas de interés para fomentar el crédito. El Banco Central tendrá dos desafíos: los “excedentes monetarios” generados por la crisis del coronavirus, y mantener un régimen de flotación del tipo de cambio, que evite fluctuaciones y a la vez atrasos recurrentes.

El primer paso para “recuperar la estabilidad” será “normalizar” la relación financiera con los acreedores. Los sectores donde se prestará especial atención serán el energético, la industrialización de materias primas, la ciencia y la tecnología, el turismo, y el agro. Este año se espera la segunda mayor cosecha de la historia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ