Alberto Fernández mantuvo una teleconferencia con los gobernadores

El Presidente confirmó la tercera cuota del IFE

Finalmente se le pagará de nuevo a los 9 millones de beneficiarios, tal como pedían los gobernadores. El paquete incluye más fondos para ATN y ayuda para las deudas. 
Alberto Fernández y sus ministros en teleconferencia con los gobernadores.Alberto Fernández y sus ministros en teleconferencia con los gobernadores.Alberto Fernández y sus ministros en teleconferencia con los gobernadores.Alberto Fernández y sus ministros en teleconferencia con los gobernadores.Alberto Fernández y sus ministros en teleconferencia con los gobernadores.
Alberto Fernández y sus ministros en teleconferencia con los gobernadores. 

En un encuentro virtual desde Olivos, el presidente Alberto Fernández les anunció a los gobernadores un importante paquete de ayuda para paliar los efectos de la pandemia en la economía. El IFE finalmente tendrá una tercera cuota para todo el país y no sólo para las zonas en cuarentena estricta, como se había adelantado. Además, se distribuirán otros 10 mil millones de pesos en ATN y se les brindará colaboración a todas las provincias para que puedan renegociar sus deudas. "Vamos a organizar el horizonte del país y ahí los necesito a ustedes para potenciar las economías regionales, tenemos que trabajar rápidamente para poner en marcha la economía argentina", les pidió el Presidente a los gobernadores. Los jefes provinciales le agradecieron la ayuda, prometieron acompañamiento en el Congreso y expresaron su respaldo a la oferta argentina de reestructuración de la deuda.

Días atrás, en el anuncio del endurecimiento de la cuarentena, Fernández había explicado que la tercera cuota del IFE se otorgaría para las personas que vivieran "en el AMBA, Chaco y alguna otra zona que entendamos que necesita". Los gobernadores se habían alarmado ante esta posibilidad porque decían que si bien la actividad en sus provincias iba camino a normalizarse todavía faltaba mucho para eso y que buena parte de la población necesitaba los 10 mil pesos del IFE para subsistir. Ante la insistencia de los reclamos, el Gobierno resolvió finalmente extender el beneficio y volver a pagar una cuota completa a los 9 millones de beneficiarios, dato que quedó oficializado en el encuentro de ayer.

"El IFE significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza, es una herramienta de emergencia que no vamos a poder darlo siempre", les aclaró el Presidente a los gobernadores. No es para menos, cada pago representa unos 90 mil millones de pesos. "El IFE tuvo un impacto muy positivo en las provincias para reactivar el consumo, es un impacto directo que alivia los ingresos familiares", añadió a su lado el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien aclaró no obstante que esta ayuda no suplantaba a la creación de trabajo, que debía ser la prioridad. "Hay que aprovechar este tiempo para reactivar todas las actividades que empiezan a generar empleo", insistió.

Al ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, le tocó el anuncio del refuerzo de 10 mil millones de pesos a las partidas de ATN que se reparten entre las provincias con dificultades. "Ya llevamos 45 mil millones de pesos en ATN. Y esto se complementa con el fondo fiduciario de desarrollo que firmamos en los últimos días con 15 provincias", comentó. Este fondo distribuye otros 60 mil millones de pesos. 

En la introducción, el Presidente adelantó su intención de que "todos los que gobiernan se enteren de lo que estamos haciendo con la deuda que heredamos". Por eso, luego el ministro de Economía, Martín Guzmán, se encargó de trazar un panorama. Consideró que la oferta presentada es una clara muestra de la intención del Gobierno de llegar a un acuerdo con los acreedores. "Es el máximo esfuerzo que puede hacer Argentina y cumplirlo, hemos ido hasta el límite", aseguró Guzmán. Dijo que la recepción había sido positiva de parte de jugadores clave del mercado financiero, lo mismo que desde el G-20, el Club de París y de la titular del FMI, Kristalina Georgieva. En tanto, evaluó que el comunicado de rechazo del fondo Blackrock estaba dentro de lo previsto de acuerdo a la postura que había mostrado durante las negociaciones. "No vamos a poner a Argentina de rodillas, es clave entender que ir mas allá nos dificultaría enormemente salir de la pandemia", afirmó el ministro. La idea es que las provincias endeudadas en dólares sigan una estrategia similar a la nacional.

También participó del encuentro el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien le pidió apoyo a los gobernadores para aprobar en el Congreso tres temas: la ampliación del Presupuesto en 400 mil millones de pesos (entre otras cosas, para la tercera cuota del IFE y la ampliación de ATN), la renegociación de la deuda bajo legislación local y la amplia moratoria impositiva que abarca desde monotributistas hasta industrias. Cuando les tocó hablar, los gobernadores de la oposición rápidamente dieron su consentimiento para los tres proyectos. El de los oficialistas -y no tanto- se podía descontar. 

También expresaron su respaldo a las medidas anunciadas que llevan alivio a las cuentas provinciales, que todavía necesitarán tiempo para empezar a notar los efectos de la reanudación de las actividades que se habían paralizado por la cuarentena. "Celebramos que el gobierno nacional haya extendido el IFE un mes más, beneficiando de manera directa a 738 mil cordobeses con esta medida", comentó en las redes el gobernador Juan Schiaretti. El gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, armó un hilo de agradecimientos tanto por el IFE, como por la continuidad de los ATP y por la prórroga de los préstamos tomados por la provincia con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. "Muchas gracias querido Alberto Fernández por las importantes medidas que nos comunicaste y por haber podido expresar nuestras inquietudes una vez más, en un diálogo siempre franco y constructivo", apoyó el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

El Presidente reiteró su agradecimiento a los gobernadores por el trabajo conjunto para enfrentar la pandemia y puso el caso del Chaco, que está recibiendo colaboración de parte de otras administraciones provinciales -que envían terapistas, médicos y material sanitario- que se encuentran en una situación más aliviada. "Eso es verdadero federalismo, así se construye un país integrado", elogió. Al momento de hablar, cada gobernador comentó en qué situación se encontraban sus distritos respecto al coronavirus y las últimas medidas que habían tomado. Fernández insistió que ahora era necesario que trabajaran juntos en la recuperación económica, con unos índices de caída que preocupan. "Ya nos estamos poniendo a trabajar para el día después de la pandemia. Vamos a organizar el horizonte del país y ahí los necesito a ustedes para potenciar las economías regionales", indicó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ