Provincia informó 21 nuevos contagios, 3 de ellos en Rosario

Más casos, y algunos festejan

Fiscalía y Municipalidad clausuraron dos locales y desbarataron fiestas con decenas de aprehendidos a los que se les formó causa.
Cero distanciamiento. Así atendían en la panchería clausurada.Cero distanciamiento. Así atendían en la panchería clausurada.Cero distanciamiento. Así atendían en la panchería clausurada.Cero distanciamiento. Así atendían en la panchería clausurada.Cero distanciamiento. Así atendían en la panchería clausurada.
Cero distanciamiento. Así atendían en la panchería clausurada. 
Imagen: Prensa Municipalidad de Rosario

En medio de la escalada de contagios que registra el país y la provincia de Santa Fe, con 21 nuevos casos reportados ayer, una de las noticias del fin de semana fueron las fiestas no autorizadas que obligaron a la intervención de autoridades municipales, policiales y la Unidad Especial de fiscales creada por la pandemia. Tan solo este domingo se intervinieron diversos encuentros ilícitos del que participaron gran cantidad de personas en las ciudades de Rosario, Capitán Bermúdez y en la capital provincial (dos fiestas de cumpleaños reunieron a 600 personas, ver aparte), y que derivó en detenciones, imputaciones penales y clausura de locales. 

Esta situación de relajamiento y desobediencia a disposiciones del distanciamiento se da en un contexto muy preocupante si se tiene en cuenta que el miércoles es 15 de julio, día que estaría comenzando la "etapa crítica para contener el avance del coronavirus", según las previsiones que hizo la ministra de Salud Sonia Martorano. Esa etapa crítica, según la funcionaria, se extenderá hasta el 15 de agosto al menos. Y los datos acompañan esa conjetura porque este domingo Santa Fe volvió a informar un número preocupante de contagios: 21 nuevos positivos, de los cuales 3 son de Rosario, 4 de Bombal, 3 de Zavalla, 3 de Granadero Baigorria, 3 de Melincué, 2 de Santa Isabel, 2 de Villa Constitución y 1 de la ciudad de Santa Fe. Como dato positivo, todos los casos tienen nexo epidemiológico con contagios ya registrados, excepto el de Santa Isabel que continúa siendo investigado.

Con respecto a las intervenciones policiales y controles en Rosario, la Unidad Especializada Covid-19 del Ministerio Público de la Acusación, a cargo del fiscal Gustavo Ponce Asahad, comenzó a trabajar desde temprano ya que en la madrugada de ayer se desmantelaron dos fiestas que se estaban realizando en la zona sur y en el centro de la ciudad, con música fuerte y gente bailando, que derivaron en un total de 59 detenciones.

La primera intervención se dio en barrio Agote, en un domicilio de calle Santa Fe al 3100, donde se aprehendieron a 16 personas –15 de nacionalidad brasileña y un argentino– por realizar una reunión privada sin respetar las normas sanitarias dictadas y excediendo el horario permitido. Por otro lado, cerca de las 4.50, en Buenos Aires al 4300 se constató una situación similar pero en este caso se trató de una reunión más masiva en la que se pasaba música electrónica, que terminó con la aprehensión de 43 personas, de los cuales 31 eran hombres y 12 mujeres.

En ambos casos, los participantes fueron trasladados a las respectivas comisarías, en donde se los fichó y se les formó una causa por incumplimiento de la cuarentena. Como se constató que ninguno registraba antecedentes penales, rápidamente recuperaron la libertad pero con un proceso penal abierto.

Paralelamente, el sábado la Secretaría de Control y Convivencia municipal procedió al cierre de dos locales comerciales por diversas irregularidades. De acuerdo a lo que confirmó la secretaria Carolina Labayrú, personal de las áreas de control intervinieron luego de recibir denuncias en relación al funcionamiento de un centro de estética ubicado en Marcos Paz al 3400, en donde encontraron un sauna sin habilitación y comprobaron que no se respetaba la distancia social dispuesta en el marco de la pandemia de Coronavirus. El otro local clausurado fue una panchería-hamburguería que mantenía un número de mesas superior a las permitidas por el protocolo y atendía sin ques e respetaran las normas de distanciamiento (ver foto).

Como para ver el nivel de preocupación y acción que hay sobre el tema, hoy a las 12.30 Ponce Asahad y Carolina Labayrú darán una conferencia de prensa desde el Centro de Justicia Penal para brindar detalles en relación a los procedimientos que vienen realizando en conjunto el Ministerio Público de la Acusación y la Municipalidad. 

Pero Rosario no fue la única ciudad en donde se registraron violaciones a las disposiciones provinciales y nacionales. En Capitán Bermúdez, la fiscalía de San Lorenzo debió intervenir en una fiesta que se desarrollaba en calle España al 200 de esa localidad, en la que fueron aprehendidas 40 personas, de las cuales 10 eran menores de edad -15 a 17 años- que fueron puestos a disposición del juzgado de menores en turno. En el caso de las personas mayores -entre 20 y 30 años-, como pasó en los dos hechos de Rosario, se las fichó, se les formó una causa por incumplimiento de cuarentena y como no presentaban antecedentes penales recuperaron la libertad con un proceso penal en curso.

Por otro lado, no son pocas las localidades santafesinas que están tomando medidas más restrictivas ante la aparición de nuevos casos, y no dudan en volver a fases previas de la cuarentena. En ese sentido, la comuna de Zavalla determinó ayer restringir las salidas recreativas y las reuniones familiares después de que se confirmaron los tres primeros casos positivos de covid-19 en esa localidad. De esta manera, tampoco se podrán realizar actividades al aire libre como caminatas, running y ciclismo. Además, resolvieron que los comercios permanecerán abiertos solamente en el horario de 9 a 12.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ