Se complementa con el Plan Procrear 2020

Cómo es el Plan Nacional de Suelo Urbano 

El proyecto busca vincular la política de suelo con el desarrollo territorial. Entre los beneficios a los que apunta, se destaca la posibilidad de ampliar la accesibilidad de las familias al suelo urbano en cada lugar del país. Los requisitos necesarios para solicitar el financiamiento. 

El Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, presentó este mediodía junto a la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa y el ministro de Interior, Eduardo de Pedro, el Plan Nacional de Suelo Urbano, en la Sala Norte de Casa de Gobierno. El proyecto se implementará en todo el país.

El Plan Nacional de Suelo Urbano busca vincular la política de suelo con el desarrollo territorial, con el objetivo de lograr ciudades compactas, equitativas y accesibles. El objetivo de esta iniciativa es incidir en una adecuada regulación del mercado del suelo, mediante la implementación de instrumentos que garanticen que los municipios aprovechen la valorización inmobiliaria que genera la normativa urbanística, las habilitaciones para desarrollar suelo urbano y/o mayor edificabilidad, así como las obras públicas, para promover soluciones habitacionales y el arraigo de la población. Este plan se combina con el Plan Procrear , que también tiene como una de las líneas la producción de suelo urbano para que familias de distintas localidades del país puedan acceder a un terreno.

Cuatro líneas de acción

El Plan está dividido en cuatro ejes de ejecución: El Programa Nacional de Producción de Suelo; el Programa Nacional de Capacitación y Asistencia Técnica; la Mesa Intersectorial de Políticas de Suelo; y el Observatorio Nacional de Acceso al Suelo. 

En diálogo con Página/12, el Director Nacional de Políticas de Suelo del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat , Juan Ignacio Duarte, explicó que “el Programa Nacional de Producción de Suelo financia la ejecución de obras de infraestructura e inclusive la adquisición de suelo por parte de municipios y provincias, para después desarrollar y transformar esas tierra que se compran como una fracción de tierra sin urbanizar en lotes urbanizados”.

“Se busca aumentar la oferta de suelo urbanizado de calidad, que al venderlo a valores por debajo de los valores de mercado, permite el acceso de familias que hoy en día no pueden acceder porque un terreno en el mercado tiene un valor que es muy alto para las ingresos familias”, agregó.

1) Programa Nacional de Producción de Suelo: Busca la generación de lotes con servicios para ampliar el acceso a suelo urbanizado y la promoción de la creación de bancos de tierra a nivel municipal y provincial. Las redes de infraestructura pasibles de ser financiadas son las siguientes: accesibilidad vial y peatonal, desagües pluviales, agua corriente, desagües cloacales, energía eléctrica, alumbrado público, gas natural, forestación urbana, señalización urbana y paradores de transporte público.

"Vamos a poner mucho énfasis en que los municipios generen sus propios bancos de tierras, que haya mecanismos para adquirir, urbanizar y adjudicar la tierra y recuperar el costo que se invirtió en eso para seguir alimentando la rueda de generación de suelo”, indicó Duarte.

2) Programa Nacional de Capacitación y Asistencia Técnica: Apunta a la capacitación de técnicos y funcionarios de la Administración Pública para mejorar las capacidades de los gobiernos locales y provinciales en la aplicación de políticas de suelo, así como brindar asistencia técnica a gobiernos locales y provinciales para implementar políticas que mejoren el acceso al suelo de la población. 

3) Mesa Intersectorial de Políticas de Suelo: Está destinada a la creación de un ámbito participativo de debate compuesto por el sector público, privado, organizaciones gremiales, universidades y organizaciones civiles que, a través de instancias participativas, enriquezcan los contenidos mínimos de la política nacional de suelo y contribuyan a promover marcos legales y políticas públicas para lograr un crecimiento adecuado de las áreas urbanas y la protección de los cordones periurbanos.

4) Observatorio Nacional de Acceso al Suelo: Se constituirá como un ámbito de obtención, procesamiento, análisis y seguimiento de datos acerca de la situación de acceso al suelo en todo el territorio nacional y de la situación del mercado de suelo, información que constituirá un insumo fundamental para el diseño, la ejecución y la evaluación y monitoreo de las políticas y programas implementados. El Observatorio contará con dos líneas de trabajo: el Registro Territorial de Suelo Apto para Programas Habitacionales y Proyectos Urbanos; y el Observatorio Nacional de Precios del Suelo.

Desarrollar políticas de suelo para una política de hábitat

El financiamiento de infraestructura en tierras de municipios y provincias del Plan Nacional de Suelo Urbano tiene como objetivo que, una vez que los lotes estén urbanizados, la prioridad sea que ese suelo se destine a la construcción de un barrio de viviendas con alguno de los programas del Ministerio o con programas provinciales o municipales de viviendas. 

"Si no hay recursos o no hay cupo en ese momento para construir viviendas por un plan estatal, los municipios y las provincias lo pueden adjudicar directamente a las familias que accedan a un terreno al que hoy no podrían acceder porque los valores de mercado están muy por arriba. Después esa familia puede resolver la construcción de la vivienda con un crédito Procrear o algún otro crédito hipotecario o con construcción propia. La familia se beneficia porque va a haber una mayor oferta de suelo urbanizado", describió Duarte.

En este esquema, el funcionario remarcó que el Estado "no pretende ganar dinero con la producción, sino recuperar lo invertido", es por eso que los valores se ubican por debajo de los de mercado. "Se genera una materia prima indispensable para que se puedan construir viviendas. Es combinar un programa virtuoso como el Procrear para generar suelo urbano", remarcó.

Entre los beneficios a los que apunta, se destaca la posibilidad de ampliar la accesibilidad de las familias al suelo urbano en cada lugar del país. Asimismo, busca mejora las capacidades de la política de hábitat, al generar suelo para construir viviendas de manera anticipada a las necesidades. Este plan se complementa con el Procrear, generando suelo para viviendas, desarrollos urbanísticos y habitacionales. Por otro lado, impulsa acuerdos entre el Estado y propietarios de suelo para desarrollar suelo urbanizado de calidad, a través de convenios urbanísticos. Por último, promueve el arraigo en cada localidad y pueblo del país.

En cuanto a la reactivación económica, la línea de Programa Nacional de Producción de Suelo estima la generación de 40 empleo directos durante 1 años por cada 100 lotes producidos. Una vez finalizadas las obras del loteo, se suman los empleos que genera la construcción de viviendas.

"Es muy importante transformar suelo rústico en suelo urbanizado porque genera empleo. Pero sobretodo la generación de empleo viene después, cuando arriba del suelo urbanizado se empiezan a construir viviendas. La construcción es una industria que rápidamente genera mucho empleo a medida que se reactiva. Nuestro objetivo es generar las bases para después construir viviendas", enfatizó el funcionario.

Requisitos del Programa Nacional de Producción de Suelo

Quienes pueden solicitar financiamiento en el Programa de Producción de Suelo son los organismos provinciales o municipales responsables de la ejecución de proyectos urbanísticos y habitacionales, organismos e instituciones públicas financieras provinciales y/o municipales, fondos fiduciarios o entes del sector público provincial y municipal, que deberan presentar los documentos detallados en la web oficial del Ministerio. El suelo debe ser propiedad de un ente público y en ningún caso se solicitará transferir su propiedad al Estado Nacional por la contribución en el financiamiento.

A través del Plan, se podrán financiar solicitudes para la generación de lotes con servicios, cumpliendo con las exigencias de infraestructura mínima del Programa y la requerida por las normas urbanísticas vigentes, pudiendo incluir en el financiamiento la adquisición de suelo -si los solicitantes no disponen de suelo apto para urbanizar-, siempre con la intervención del Tribunal de Tasaciones de la Nación.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ