María Eugenia Iribarren encabezará la Fiscalía Regional

Una mujer para la transición

El fiscal general Jorge Baclini eligió por tres meses a quien estuvo a cargo de la Agencia de Criminalidad Organizada 
Iribarren fue fiscal de la causa de Los Monos y otras de similar complejidadIribarren fue fiscal de la causa de Los Monos y otras de similar complejidadIribarren fue fiscal de la causa de Los Monos y otras de similar complejidadIribarren fue fiscal de la causa de Los Monos y otras de similar complejidadIribarren fue fiscal de la causa de Los Monos y otras de similar complejidad
Iribarren fue fiscal de la causa de Los Monos y otras de similar complejidad 
Imagen: Andres Macera

María Eugenia Iribarren fue designada ayer como fiscal regional interina de Rosario, en reemplazo del imputado Patricio Serjal. La funcionaria judicial será la jefa de los fiscales de la segunda circunscripción por el término de tres meses, según la resolución del fiscal general Jorge Baclini. Será la primera fiscal regional en la provincia de Santa Fe. La decisión de Baclini establece que vencido el plazo inicial "se renovará o se llevará a cabo una rotación entre los fiscales de la referida circunscripción, hasta tanto se provea la cobertura definitiva de la vacante", mediante el llamado a concurso por parte del Ejecutivo provincial para ocupar el puesto en el que estuvo Serjal hasta que renunció para luego ser imputado y quedar en prisión preventiva , acusado del cobro de coimas a un capitalista de juego, junto al fiscal Gustavo Ponce Asahad y un empleado. Iribarren fue, hasta ayer, jefa de la Agencia de Delitos Complejos; también fue fiscal de Cámara en el antiguo sistema penal y fue parte de causas complejas como la asociación ilícita de la banda de Los Monos, el triple crimen de Villa Moreno y la desaparición de la sanlorencina Paula Perassi.

La designación de fiscal interina es una facultad que tiene la Fiscalía General hasta tanto se llame a concurso para cubrir el cargo. En este caso, se da tras la renuncia de Serjal, a quien los fiscales del MPA, entre ellos la propia Iribarren, le imputaron los delitos de cohecho agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y transmisión de datos reservados, falsedad ideológica de documento público, omisión de persecución de delitos y peculado, por lo que quedó en prisión preventiva el martes, por 90 días, según resolvió la jueza Eleonora Verón. La semana pasada había sido imputado en esa misma causa Ponce Asahad (también preso) y el empleado Nelson Ugolini. Se los acusa de recibir coimas del capitalista del juego Leonardo Peiti --imputado que declaró como arrepentido-- a cambio de transmitirle información reservada y no investigar hechos que podrían constituir delito de juego ilegal.

Baclini señaló días atrás que el cargo interino sería para una mujer y tomó varias entrevistas durante los últimos días. La resolución 286/20 indica que "desde la implementación del sistema penal acusatorio, en la provincia, la selección por parte del Poder Ejecutivo para ocupar el cargo de fiscales regionales fue siempre de hombres, lo que resulta una muestra más del techo de cristal al que se enfrentan las mujeres". Y agrega: "Si bien ésta no es una medida que pueda contrarrestar las desventajas del género para acceder a los cargos de jerarquías, entiendo que es una buena oportunidad para poner de resalto esta situación, con el convencimiento de que se debe avanzar por este camino, con medidas que refuercen el empoderamiento de la mujer dentro del Ministerio Público de la Acusación".

La trayectoria de la Iribarren es de 10 años como fiscal de primera instancia en el sistema penal que regía hasta 2014, 10 años de Fiscal en la Cámara Penal. En octubre de 2018 (luego de que finalizara el período de transición entre un sistema y otro) pasó al MPA como fiscal de Cámara y hasta ayer fue la jefa de la Agencia de Criminalidad Organizada. Participó en causas resonantes como el juicio a la banda narcocriminal Los Monos y el triple crimen de Villa Moreno, entre otras. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ