El debate entre Nación y Ciudad por la transferencia de recursos a la provincia de Buenos Aires

Qué es la ley de Coparticipación Federal

El principal objetivo de la norma, aprobada en 1988, es eliminar las enormes asimetrías regionales que existen en Argentina. De cada 100 pesos que percibe el país por impuestos, 80 provienen de Nación, 15 de las provincias y 5 de los municipios.
Imagen: Télam

¿Quién hace el esfuerzo para financiar a la provincia de Buenos Aires? ¿Nación o Ciudad? Ese es el debate que gira en torno a los recursos que recibirá el distrito gobernado por Axel Kicillof para fortalecer el área de Seguridad. La discusión también puso sobre la mesa el esquema de distribución de la ley de coparticipación federal, aunque en realidad los fondos en cuestión provienen del Tesoro Nacional y no de este régimen, del cual Ciudad no forma parte.  

Lo primero que hay que aclarar es que en Argentina la función de recaudar está volcada, en gran medida, en el Estado nacional. De cada 100 pesos que percibe el país por impuestos, 80 provienen de Nación, 15 de las provincias y 5 de los municipios. Sin embargo, el gasto y la inversión están descentralizados en las 23 provincias, la Ciudad y los más de 2.200 municipios que tienen necesidades por encima de lo que recaudan.

En ese esquema, existen impuestos coparticipables, como I.V.A. y Ganacias, en donde el 56,66 por ciento de lo recaudado está dirigido a las provincias. "Uno de los objetivos principales de un sistema de coparticipación, y más en Argentina donde existen enormes asimetrías regionales, es morigerar los desequilibrios y asegurar un conjunto de bienes y servicios, en cantidad, calidad y accesibilidad para todos los habitantes", explicó a Página/12 el economista Martín Mangas, investigador de la Universidad Nacional de General Sarmiento. 

En contraposición a lo que plantea Juntos por el Cambio, los recursos que irán destinados al territorio bonaerense, no le pertenecen a la Ciudad sino a la Nación. Esto se explica por la sencilla razón de que el distrito porteño no integra el régimen de coparticipación. “Cuando se sancionó la ley en 1988, no existía como Ciudad Autónoma, era un territorio nacional. Por lo tanto, Nación no le saca coparticipación al Estado porteño, sino que le quita recursos que le pertenecen al propio Estado nacional”, detalló Mangas.

En 2016, a pocos días de asumir, el ex presidente Mauricio Macri tomó la misma medida que hoy está en discusión, pero a la inversa. Utilizó una parte de los recursos nacionales para transferirlo al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, con la excusa del traspaso de la policía federal. En ese entonces, aumentó las transferencias de 1,4 a 3,75 puntos. Ahora, el gobierno de Alberto Fernández va a redireccionar un punto de esos fondos para financiar el fortalecimiento de la policía bonaerense.

Esquema de coparticipación

El sistema tiene tres ejes. En primer lugar, la masa coparticipable, cuánto se pone a disposición para repartir. En segundo lugar, la distribución primaria, cuánto se queda Nación y cuánto las provincias. Y, por último, la distribución secundaria, qué porcentaje le corresponde a cada una de las provincias.

Las transferencias por coparticipación tienen un peso relativo muy importante en el presupuesto provincial. Como señala un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en promedio, alcanzan el 71,3 por ciento del total, aunque hay algunas con mayor dependencia como Formosa y La Rioja, donde más del 90 por ciento de los ingresos son por coparticipación. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, el peso de la coparticipación representa solo un 26,68 por ciento.

La ley fue sancionada en enero de 1988, durante el gobierno de Raúl Alfonsín. Era un régimen transitorio que surgió como respuesta a las demandas de distintas provincias que requerían mayores presupuestos. Si bien desde que entró vigencia ha sido emparchada por todos los gobiernos, nunca tuvo una profunda reforma dado que para ser aprobada necesita una mayoría especial de las dos Cámaras del Congreso y un aval de todas las provincias. “Es más difícil reformar la ley de coparticipación que la Constitución Nacional. Por eso nunca se pudo reformar”, concluye Mangas.

Distribución.

Buenos Aires: 19,93 puntos, 

Santa Fe: 9,28 p.p.

Córdoba: 9,22 p.p.

Chaco: 5,18 p.p.

Entre Ríos: 5,07 p.p.

Mendoza: 4,33 p.p.

Santiago del Estero: 4,29 p.p.

Tucumán: 4,94 p.p. 

Salta: 3,98 p.p.

Santa Cruz: 1,38 p.p.

San Luis: 2,37 p.p.

San Juan: 3,51 p.p.

Río Negro: 2,62 p.p.

Neuquén: 1,54 p.p.

Misiones: 3,43 p.p.

La Rioja: 2,15 p.p. 

La Pampa: 1,95 p.p.

Jujuy: 2,95 p.p. 

Formosa: 3,78 p.p.

Corrientes: 3,86 p.p.

Catamarca: 2,86 p.p.

Chubut: 1,38 p.p. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ