Arrasador triunfo del MAS  

Terminó el escrutinio en Bolivia: Arce llegó al 55 por ciento de los votos  

Detrás de Arce quedaron los candidatos que respaldaron el golpe de Estado de 2019: Carlos Mesa obtuvo el 28,83 por ciento de los votos y Luis Fernando Camacho logró el 14 por ciento. El MAS también logró conservar la mayoría en ambas cámaras de la Asamblea legislativa.
Imagen: EFE

El escrutinio oficial de las elecciones presidenciales en Bolivia confirmó un impactante triunfo del binomio del Movimiento al Socialismo (MAS), integrado por Luis Arce como candidato a presidente y David Choquehuanca como vice. Con el 100 por ciento de las actas contabilizadas, el partido del exmandatario Evo Morales alcanzó el 55,1 por ciento de los votos. Detrás de Arce quedaron los candidatos que respaldaron el golpe de Estado de 2019 y al gobierno de facto de Jeanine Áñez: el partido de Carlos Mesa, Comunidad Ciudadana (CC), obtuvo el 28,83 por ciento y la alianza Creemos que encabezó Luis Fernando Camacho llegó al 14 por ciento de los votos. El MAS también mantuvo su mayoría en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional. El conteo definitivo se demoró cuatro días y medio.

26 puntos arriba

La victoria del partido de Morales fue más contundente que la de los comicios del año pasado anulados en medio de denuncias por un supuesto fraude. Estas acusaciones habían sido respaldadas por la Organización de Estados Americanos (OEA). En esa elección Morales, obligado después a renunciar, había obtenido poco más del 47 por ciento de los votos, mientras que Mesa había sacado el 36,51 por ciento del total. Durante la jornada del viernes el expresidente volvió a celebrar el triunfo en las redes sociales. “Es la victoria de un país que quiere estabilidad económica y paz. ¡Volvimos millones gracias al pueblo!”, escribió Morales en Twitter. También sostuvo que el triunfo es la mayor prueba de que no hubo fraude el año pasado. “Los que lo denunciaron tienen la obligación ética de retirar esas denuncias. Se debe poner en libertad a todas las personas injustamente encarceladas por este motivo”, sostuvo el exmandatario. El jueves el líder boliviano había pedido que el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, renuncie a su cargo. Además dijo que le iniciaría nuevas acciones legales. 

La toma del poder de Arce se producirá en una fecha a definir durante la primera quincena de noviembre. Lo que sí se estableció es que el vicepresidente electo Choquehuanca será el encargado de ponerle la banda presidencial. El exministro de Relaciones Exteriores en su carácter de vicepresidente también pasará a presidir la Asamblea Legislativa Plurinacional. “El presidente nato del Congreso será quien coloque la banda presidencial al presidente electo, ése ha sido permanentemente el protocolo. Así fue en el 2005, Álvaro García asumió la presidencia del Congreso y le colocó la banda a Evo Morales. Ahora será algo parecido", dijo uno de los líderes del MAS al diario boliviano Página SieteLa victoria de Arce ya fue reconocida por Mesa, por la presidenta de facto Jeanine Áñez y gran parte de la comunidad internacional. El ultraderechista Camacho dijo que esperaría al conteo definitivo. La OEA también calificó de claro y contundente el triunfo del MAS. 

Un total de 6.483.893 bolivianos asistieron a las urnas el domingo pasado. La participación electoral alcanzó el 88.4 por ciento, según el reporte del Tribunal Supremo Electoral publicado en su página oficial. Detrás de Arce, Mesa y Camacho, quedó el pastor evangélico Chi Hyun Chung con el 1,55 por ciento de los votos. En 2019 el candidato nacido en Corea del Sur había alcanzado el tercer puesto con un 8,78 por ciento del electorado. En el último lugar se ubicó el candidato Feliciano Mamani del Partido de Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL) con el 0,52 por ciento del total. Los votos válidos fueron el 95 por ciento, los blancos el 1,4 por ciento y los nulos el 3,5 por ciento.

Mayoría en la Asamblea

En la votación del domingo también se produjo la renovación de todos los miembros de la Asamblea legislativa. El partido de Morales logró conservar la mayoría en ambas cámaras, aunque perdió algunos escaños. En la Cámara Alta el MAS consiguió 21 senadores, pero hasta la elección del domingo pasado tenía 25. De esta manera tendrá los votos suficientes para alcanzar la mayoría simple, ya que la cámara cuenta con un total de 36 legisladores. Sin embargo necesitará consensuar con la oposición para llegar a los dos tercios necesarios, por ejemplo, para una reforma de la Constitución del Estado Plurinacional. El partido de Mesa tendrá 11 senadores y en tanto que Creemos tan sólo dos.

Pese a la impactante victoria el MAS perdió posiciones también en la Cámara baja ya que no pudo igualar la excelente performance de las elecciones de 2014. En esa ocasión el binomio Morales-García Linera había obtenido el 61.36 por ciento de los votos. Por este motivo en estos cinco años el binomio Arce-Choquehuanca deberá contar con 73 diputados, cuando actualmente el MAS tenía 88. A su vez, CC tendrá 41 miembros en la Cámara Baja, y Creemos 16. El recinto está compuesto por 130 diputados.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ