La Fiscalía trabaja "todas las hipótesis" del caso Trasante

Cruce entre querella y fiscales

Ciudad Futura cuestionó el desarrollo de la investigación e insistió en la represalia narco contra el ex concejal como móvil del crimen.
El fiscal Gastón Ávila es uno de los que lleva adelante la investigación.El fiscal Gastón Ávila es uno de los que lleva adelante la investigación.El fiscal Gastón Ávila es uno de los que lleva adelante la investigación.El fiscal Gastón Ávila es uno de los que lleva adelante la investigación.El fiscal Gastón Ávila es uno de los que lleva adelante la investigación.
El fiscal Gastón Ávila es uno de los que lleva adelante la investigación. 
Imagen: Sebastián Granata

Tras imputar a tres "partícipes necesarios" por el crimen del exconcejal Eduardo Trasante, el fiscal Gastón Ávila dijo ayer que "no está descartado" un móvil vinculado a la narcocriminalidad, pero reiteró que se "abre una nueva línea" tras la aparición de imágenes ventiladas en la audiencia del jueves. "Puede ser un motivo, puede ser para desviar la investigación. Estamos obligados a investigar", agregó el fiscal Matías Edery sobre las fotos de carteles escritos a mano con los textos "x violador" y "nunca más vas a violar a una mujer", hallados en el celular de un acusado, junto con fotos de la casa de Trasante, como parte de lo que consideran tareas de logística previas al homicidio del 14 de julio. Edery señaló que se investigan "varias hipótesis", y que "no hay elementos" relacionados con la función política de Trasante. Desde Ciudad Futura, cuestionaron: "Se difundió información que los fiscales eludieron darle a la querella todo este tiempo. Tras meses de un amesetamiento, ayer (por el jueves) la fiscalía hizo conocer a los medios carteles que ni siquiera fueron valorados como elemento de prueba; mucho menos como potencial móvil del crimen".

La investigación por el crimen de Trasante ya tiene a cinco personas imputadas. El jueves fueron acusados el líder narco Julio Andrés Rodríguez Granthon, alias el Peruano, Alejo "Patón" Leiva y Facundo López, por su "aporte indispensable" en el "plan criminal". De la evidencia que dieron los fiscales surgió un dato que fue atacado por la querella, en relación a las imágenes de carteles que no fueron dejados en el lugar del hecho, ni nombraban a Trasante. Tampoco fueron valorados por la Fiscalía en la audiencia. 

Tras ello, ayer Ávila dijo en LT8 que “aún no está descartado un asunto relacionado con la narcocriminalidad”. Y remarcó que se "abre una nueva línea" tras la aparición de las fotos, como "elementos objetivos que no podemos dejar de mostrar. No hicimos valoraciones subjetivas, pero debíamos dar a conocer toda la evidencia que tenemos".

Edery, en tanto, dijo a Radio2: "Vamos a solicitar informes a Ciudad Futura para que nos ilustre sobre el tema", en relación al antecedente de la denuncia por acoso no judicializada que llevó a la salida de Trasante del Concejo, hace dos años. La querella respondió: "No litigamos por la prensa", e indicaron que no hay un pedido formal sobre aquel suceso que "no configuraba delito", en el que "se aplicó el protocolo de género como debía ser". 

Ciudad Futura cuestionó que "se difundió información que la fiscalía escondió celosamente a la querella". Y señalaron: "En estos 3 meses se investigó incesantemente a la víctima y su entorno: no encontraron nada. Se robaron el celular de Carolina (la viuda) del lugar del hecho: no se hizo nada. Se intentó plantar un testigo falso: no pasó nada. Tras meses de un amesetamiento considerable, (la causa) cobró ayer un elocuente giro después de que la fiscalía haga conocer a los medios unos carteles que ni siquiera fueron valorados como elemento de prueba, ni mucho menos como potencial móvil del crimen. Esto, por una razón: no se sostiene en ningún otro elemento incorporado a la causa, y contrasta formidablemente con la imputación como partícipe del crimen de Rodríguez Granthom".

En ese contexto, aseguraron que "es inverosímil que los carteles puedan siquiera acercarse al móvil del hecho. Entre Rodríguez Granthom, narco con un peso importantísimo en Rosario (imputado por su participación como arquitecto del homicidio) y los carteles que aparecieron en el celular de otro de los imputados, hay una distancia demasiado grande. Este crimen que nunca dudamos que constituye un mensaje mafioso contra la democracia, que sumó entre sus imputados al mayor proveedor de cocaína de máxima pureza de la ciudad, que se presume fue ordenado por este último desde la cárcel de Piñero con un ofrecimiento de 500.000 pesos para sus ejecutores, ha dilapidado meses de investigación, focalizando en la víctima y su entorno. No es lo más aconsejable retomar ese camino, menos cuando enfrente tenemos como imputado a un líder criminal de envergadura", lanzaron. 

Al mismo tiempo, se manifestaron "preocupados por la actuación de los fiscales" y reclamaron "acceso a toda la información de la causa". 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ