Habrá protocolos que no incluyen cuarentena

Coronavirus: la ciudad de Buenos Aires reabre el turismo

Será a partir del fin de semana largo que va del 5 al 8 de diciembre para quienes lleguen por vía terrestre y desde el 15 para quienes lo hagan por vía aérea. 

El Gobierno porteño anunció este viernes la reapertura del turismo nacional e internacional. Será a partir del fin de semana largo que va del 5 al 8 de diciembre para quienes lleguen por vía terrestre y desde el 15 para quienes lo hagan por vía aérea. El plan contempla un protocolo que no incluye cuarentena pero sí diversas instancias de testeo de los visitantes, quienes podrán ingresar a la ciudad por cualquier medio de transporte. Los turistas que lleguen del extranjero deberán someterse a un test cuyo costo será de 2.500 pesos. En el caso de los argentinos que regresen al país y tienen como destino la Ciudad, el test será cubierto por la cobertura médica que tengan. El jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, sostuvo durante una videoconferencia con la prensa para presentar las medidas que quiere llevarle a la ciudadanía "la tranquilidad de que tenemos un sistema de testeos para cada turista que llegue a la Ciudad".

El anuncio fue realizado por la mañana en una conferencia virtual en la que estuvieron presentes, además del Jefe de Gabinete, el secretario de Transporte porteño, Juan José Méndez, el presidente del Ente de Turismo, Gonzalo Robredo, el secretario General de Relaciones Internacionales, Fernando Straface, y el subsecretario de Planificación Sanitaria Daniel Ferrante.

Según explicaron, las medidas fueron adoptadas en coordinación con el Gobierno nacional y contemplan el testeo obligatorio de los turistas, y sólo incluyen el aislamiento en caso de que el test resulte positivo. Para esto, la Ciudad habilitará distintos puntos de testeo en la ciudad, además de montar operativos en la terminal Dellepiane, a la que arriban los micros de larga distancia, ya que la estación de Retiro está cerrada por obras, y en el aeropuerto de Ezeiza, desde donde operan todos los vuelos porque el Aeroparque Jorge Newbery permanece cerrado por trabajos de ampliación.

Turistas internacionales

Actualmente, están habilitados los arribos provenientes de Chile, Brasil, Bolivia y Paraguay exclusivamente por vía aérea. Los turistas de Uruguay pueden ingresar por vía aérea y fluvial. En estos casos, los turistas deberán presentar una declaración jurada online, realizar un test en origen con 72 horas de anticipación (requisito del Gobierno Nacional), contar con un seguro médico con cobertura covid-19. Y realizar un test al arribo en Ezeiza o en la estación fluvial cuyo costo es será de 2.500 pesos. Luego del testeo, los turistas internacionales podrán continuar su viaje y no deberán esperar el resultado en el aeropuerto. Luego de 12 horas, se le informará al visitante el resultado del test.

Turistas nacionales y residentes que regresan

Los turistas nacionales y residentes que regresen podrán ingresar a la Ciudad en micro (terminal Dellepiane), tren o vehículo particular, o bien por vía aérea a través de Ezeiza. En todos los casos deberán presentar una declaración jurada online. Los visitantes nacionales y residentes de la Ciudad (que hayan viajado dentro del país) que lleguen por vía aérea deberán realizar un test al arribo en Ezeiza que será cubierto por su cobertura médica. Los que lleguen en micro, serán testeados al arribo a Dellepiane. Los que lleguen en auto particular o tren deberán realizar el test dentro de las 24 horas en cualquiera de los puntos de testeo habilitados por el Gobierno porteño. Los menores de 12 años estarán exentos del testeo. Y el test será gratuito para personas con discapacidad, jubilados y personas que reciben asistencia estatal.

Al igual que los turistas extranjeros, una vez realizados los testeos, que serán en todos los casos de saliva, podrán ingresar a la Ciudad sin necesidad de esperar el resultado, que le será informado luego de 12 horas. Solamente deberán aislarse en caso de resultar positivo o ser contacto estrecho.

Según informaron desde el Gobierno porteño, en octubre pasado la Ciudad obtuvo el sello de destino seguro del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) que garantiza que cumple con todos los protocolos sanitarios y de seguridad para recibir visitantes. E indicaron respecto a la importancia que tiene el turismo para la ciudad que en 2019 a Buenos Aires llegaron 2,9 millones de turistas internacionales, que gastaron 1.839 millones de dólares, y 6,9 millones de turistas nacionales, que dejaron 645 millones de dólares.

Entre las propuestas turísticas para el verano, la Ciudad está promocionando una agenda variada de actividades al aires libre en los patios y terrazas de la Usina del Arte, el Centro Cultural Recoleta, el Centro Cultural 25 de Mayo, museos al aire libre, autocines, obras de teatro en anfiteatros, turismo en barrios y recorridos por la Reserva ecológica Costanera Sur.

En este sentido, Straface sostuvo que "Buenos Aires tiene el sello internacional de destino seguro, que ya están obteniendo también muchos hoteles. Además, esta política nos permitirá trabajar en conjunto con los principales destinos de todo el país para generar circuitos cuidados, dado que muchos de los turistas que ingresan a la Argentina primero visitan Buenos Aires y luego recorren otras ciudades”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ