El padre de "Bocacha" Orellano cuestiona al fiscal

Sin imputados en nueve meses

La familia cree que no hay interés en saber cómo murió el joven que fue hallado en el río tras ir a bailar al boliche Ming
Edgardo Orellano siente que la justicia se le ríe en la caraEdgardo Orellano siente que la justicia se le ríe en la caraEdgardo Orellano siente que la justicia se le ríe en la caraEdgardo Orellano siente que la justicia se le ríe en la caraEdgardo Orellano siente que la justicia se le ríe en la cara
Edgardo Orellano siente que la justicia se le ríe en la cara 

El padre de Carlos "Bocacha" Orellano, el joven que fue a bailar al boliche Ming y cuyo cuerpo apareció después flotando en el río, denunció ayer que a nueve meses del hecho no hay ningún imputado en la causa que investiga el fiscal Patricio Saldutti. "Se nos ríen en la cara", dice Orellano en referencia a la falta de imputados: "Desde hace nueves meses nos toman el pelo". En ese marco, muestra una captura de WhatsApp de una persona llamada Gabriel Nicolossi, que custodiaba el boliche junto a Carina Gómez la noche del 23 de febrero. "Se ríe frente a la exigencia de justicia y dice que está muy seguro que nadie lo va a imputar", dice el padre de la víctima.

--¿Porqué habría que imputarlo a Nicolossi? --preguntó Rosario/12

--Bueno porque junto a la oficial Gómez estaban ese día de custodia adicional y fueron los últimos en tener contacto con Carlitos, según sus propias declaraciones. Ellos dos son policías y ella dice haber visto que un pibe se había caído al agua. Es más cuando nosotros estábamos en la comisaría segunda al día siguiente de la desaparición pidiendo que por favor la policía actúe y haga algo, después de más de 30 horas en las que estaba desaparecido, el oficial Nicolossi estaba adentro sacándonos fotos. No sé qué hacía porque es de la policía motorizada. No sé que hacía en la comisaría segunda sacándole foto a los familiares para mandárselas a la mujer. "Mira quiénes están acá", le decía a la mujer. Pero además Nicolossi se contradijo en varias declaraciones y es un funcionario público, es un policía no puede contradecirse, ni mentir. Él mismo declaró que tuvo que mentir , los dos policías entorpecieron la causa porque desviaron la causa hacia otro lado. Mintieron siempre. 

--¿Por qué usted tiene toda esa información?

--Porque el fiscal Patricio Saldutti no tuvo otra opción que darnos acceso al expediente hace solo dos meses, y le entregó a nuestro abogado Salvador Vera dos discos rígidos de un tera cada uno, después de siete meses en los que decían que no nos podían dar nada por la pandemia del coronavirus. Esa información estaba para ser analizada, porque había grabaciones de mensajes, filmaciones, mensajes. Nos llevó mucho tiempo estudiarla. Ahí encontramos los videos de las cámaras de seguridad que decían que no funcionaban y sí funcionaron. Está todo en esos discos rígidos. Yo creo que el fiscal no se dio cuenta lo que nos estaba dando. Después nosotros lo abrimos en casa y encontramos conversaciones muy comprometedoras y mensajes muy comprometedores, también fotos. Encontramos un montón de pruebas y se lo llevamos al fiscal, pero Saldutti todavía no imputa a nadie porque dice que espera la prueba del plancton , de las diatomeas, esa prueba que se frustró en el Instituto Médico Legal de Rosario, porque contaminaron la muestra. Este estudio permitiría saber si cayó muerto o vivo a las aguas, pero como lo hicieron mal, ahora hay que hacer una exhumación nueva. Me van a profanar el cuerpo de mi hijo de nuevo y cortarle una pierna, me van a dejar un pedacito de mi hijo ¿y a mí quién me paga todo ese daño? Mi esposa está con  tratamiento psiquiátrico. ¿Quién paga todo esto? Lo único que lo puede pagar es una prisión perpetua para todos. Yo no quiero plata, quiero que se pudran en la cárcel. Pero al contrario se nos ríen cuando le decimos que se va a hacer justicia. 

--¿Cuál es la clave de este crimen, Orellano? --preguntó este diario.

--Para mí,  la clave está en este señor que nadie lo nombra y que se llama Guillermo Woelflin, que es el supuesto dueño de boliche o un testaferro, no sé qué es pero en un audio del teléfono de él, que habla con un tercero y que supongo que creyeron que la habían borrado, alguien le dice "Che Guillote qué problema vamos a tener, si el pibe cayó afuera te van a querer escrachar el boliche igual, porque los familiares están relocos. Ahora, sí es el pibe que metimos para dentro, estamos al horno. Vos sabes que también me preocupa Guillote que con todo este lío capaz que mañana van y te investiguen el boliche y vas a tener que sacar eso de ahí. Hacé una cosa, pone todo en cajas de vino, búscate la chata o el auto y llévate eso". "Y dónde lo llevo", preguntó Guillote. "Que sé yo, llévatelo a tu casa", le dice su interlocutor. "Bueno, hago como el año pasado", responde Guillermo. Este audio lo tenía el fiscal desde el primer día y no hizo nada.

--¿Por qué piensa que no hicieron nada?

--Porque el jefe de homicidios Adrian Spelta era el abogado de Los Monos, y los abogados de ellos son los que sacaron en libertad al Viejo Cantero. Spelta se mete en todo, fue él el que hizo hincapié en que no entrara nuestra perito de parte de la autopsia Virginia Creimer . De ahí en más nunca más lo vi a Spelta.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ