Un homicidio conmovió a la zona de Mendoza al 4600

Seis puñaladas por la escritura

Norberto Fabián Iunnisi, de 45 años, fue asesinado por tres personas que llegaron en moto a su vivienda. Hay un detenido.
El fiscal Adrián Spelta confirmó la hipótesis de crimen en ocasión de roboEl fiscal Adrián Spelta confirmó la hipótesis de crimen en ocasión de roboEl fiscal Adrián Spelta confirmó la hipótesis de crimen en ocasión de roboEl fiscal Adrián Spelta confirmó la hipótesis de crimen en ocasión de roboEl fiscal Adrián Spelta confirmó la hipótesis de crimen en ocasión de robo
El fiscal Adrián Spelta confirmó la hipótesis de crimen en ocasión de robo 
Imagen: gentileza Diario La Capital

El cuerpo de Norberto Fabián Iunnisi, de 45 años, fue hallado en el interior de la casa de pasillo donde vivía, en Mendoza al 4600, con seis puñaladas. "Me lo mataron", salió a gritar la madre a la vereda, pasadas las 8.30 de ayer. La hermana de la víctima aseguró por esas horas que fue para "robarle la escritura de una casa" y agregó que conocen a los atacantes, quienes llegaron y se dieron a la fuga en una moto. Tres personas estuvieron hablando con la víctima en la puerta y luego entraron. Eran las 8.06. El fiscal Adrián Spelta confirmó que las hipótesis más fuertes conducen a que se trató de un crimen en circunstancias de un intento de robo y en relación con una casa que Fabián tenía alquilada en zona norte a una persona que a su vez la subalquilaba. Un hombre que podría tener relación con el caso fue detenido sobre el mediodía, con una moto similar a la que se usó en el lugar.

La congoja de familiares y allegados de Fabián se hizo sentir ayer en la cuadra de Mendoza y Pascual Rosas, donde pasadas las 9 de la mañana se llenó de gente y personal designado a la investigación del caso, luego de que vecinos escucharan el grito desgarrador de su madre, que pedía que alguien llamara una ambulancia, tras lograr salir del baño, donde la habían encerrado.

Las primeras informaciones dieron cuenta de que Fabián mantuvo una conversación con tres personas en la puerta de la casa, con quienes había acordado un encuentro en relación a la escritura de la vivienda de zona norte. Luego entraron, la madre de la víctima fue obligada a entrar al baño, escuchó una discusión y luego se hizo silencio. Cuando pudo salir se encontró con su hijo sin vida, ensangrentado, en la cocina. "Se trata de un hecho de robo, porque ante la negativa del morador de entregar los elementos solicitados se lo agrede y se provoca la muerte con un arma blanca y golpes. La madre nos dijo que le pedían una escritura de la única propiedad que él tenía, que es en zona norte", dijo el fiscal, aunque aclaró que no se llevaron el documento, ya que "ni siquiera alcanzaron a verlo". 

Poco antes de las 13, sumó que "se hicieron allanamientos (en la zona del barrio Casiano Casas, donde la víctima tenía la propiedad en cuestión) y se aprehendió a una persona que podría tener vinculación con el hecho, con una moto similar a la que fue usada", dijo, aunque no dio más detalles, ya que tenía datos por corroborar. La vivienda  estaba "alquilada a una persona y ésta la había subalquilado a un tercero", aclaró.  

Spelta sumó que las personas involucradas son dos varones y una mujer. "Entiendo que presumiblemente los conocía. Él les permitió el ingreso, porque habían acordado un encuentro por el tema de la escritura, pero como lo que tenía era una copia empiezan las agresiones. Hay otros elementos que me llevaron a una orden de allanamiento y se pudo hacer la detención", que según trascendió minutos después, fue en Rauch y Netri. "También hay que averiguar para qué querían la escritura, porque con solo poseerla no se traslada el dominio de una propiedad", agregó el fiscal.

Desde los primeros momentos en el lugar, el representante del Ministerio Público de la Acusación relevó las cámaras de seguridad de la zona, ya que en la misma cuadra hay una entidad bancaria y una concesionaria de autos. Las imágenes permitieron establecer horarios y características de la moto y las personas.

En esa calle, los vecinos no salían de la congoja. "Nos cuidaba a todos. Miraba a los que iban a hacer mandados y acompañaba a tirar a la basura al que tenía miedo. Cuidaba más al otro que a él", comentó una vecina de Echesortu en Canal 3.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ