Se acordó que serán llevadas de a una para su mantenimiento

Vecinos de Orán impidieron el retiro de dos ambulancias del hospital 

Durante unas tres horas trabajadores del nosocomio y pobladores de la ciudad norteña bloquearon la salida de los vehículos que, según el Ministerio de Salud, los llevaban a la capital para su mantenimiento. 

La noticia de que se llevarían dos ambulancias de alta complejidad que pertenecen al área operativa de Orán generó tensión entre trabajadores de la salud y pobladores de la ciudad cabecera de ese departamento, y las personas que habían ido a retirarlas. Ayer, por al menos tres horas los trabajadores retuvieron los vehículos. Apenas se difundió la situación pobladores de la ciudad norteña empezaron a llegar para apoyar a los manifestantes y plegarse a la exigencia de que las ambulancias debían quedar para el área operativa.

Tras horas de tensión que, según el titular del SAMEC en Salta, Fabián Argüello, involucró agresiones a los trabajadores que fueron a retirar los vehículos, se firmó un acta acuerdo. Desde el Hospital oranense San Vicente de Paul se indicó ayer que “se reprogramó el traslado de las dos ambulancias a la Ciudad de Salta para el correspondiente service y equipamiento” de estos vehículos.

Cada vez que se llevan algo, no vuelve”, dijo a Salta/12 el médico Jorge Gomila, quien se sentó delante de una de las ambulancias para evitar que se la llevaran. El médico, quien hace 32 años trabaja en el Hospital de Orán, contó que en 1988, cuando era residente, se llevaron la máquina de plasma que permitía el sistema de donación de sangre. “Y la máquina nunca más volvió”, ratificó. Durante la pandemia, la falta de esta herramienta fue uno de los conflictos que generó enojos entre los pobladores del norte provincial.

Gomila añadió otra experiencia, aseguró que sucedió lo mismo con una autobomba de Bomberos que estaba en Orán: “La llevaron y no volvió más”.

Antes de llegar al acuerdo, el titular del SAMEC había explicado que la idea era poder trasladar las ambulancias de Orán a la ciudad de Salta para realizar el mantenimiento del equipamiento sanitario y poder acondicionarlas de la mejor manera. 

“Son ambulancias que compró la provincia el año pasado y estuvieron sin chequeo en la parte médica desde que fueron enviadas”, dijo. Para retirarlas, cuatro personas del SAMEC viajaron desde la Salta Capital a Orán en una camioneta de este organismo. Arguello afirmó que los trabajadores trasladados fueron agredidos y la camioneta a cargo de su traslado, dañada. “Esto nos hace reevaluar los trabajos en el lugar”, agregó el funcionario sin explayarse mucho más en qué podía consistir la reevaluación. Las bases del SAMEC en Orán y Tartagal, esta última cabecera del departamento San Martín, están en construcción.

Argüello negó de plano que el traslado tenga por objetivo quitar parte del parque automotor al área operativa de Orán. Las tareas de mantenimiento por ambulancia, según el funcionario, demora al menos tres días.

En tanto, en un comunicado oficial el Hospital de Orán sostuvo que “el traslado (de las ambulancias) no responde a una merma o quita de nuestro parque automotor, sino, todo lo contrario, a un mejor equipamiento ante el momento que se avecina”. Se confirmó que el ministro de Salud, Juan José Esteban, fue quien coordinó que las ambulancias “serán enviadas una a la vez, de manera tal que no se interrumpa el normal funcionamiento de la emergencia y derivaciones”.

Posibles explicaciones

La tensión solo puede entenderse por distintos antecedentes que no solo hay en Orán, sino también en toda la provincia sobre el traslado de ambulancias que nunca vuelven al lugar de origen donde debían prestar servicio. Una situación similar sucedió en centros de Salud más pequeños del norte provincial más vulnerable. Esos lugares son además los más alejados de instituciones sanitarias de mayor complejidad. En más de una ocasión las movilizaciones en lugares recónditos de la provincia se mantuvieron por días para conseguir una respuesta a peticiones de atención de la salud.

En Orán, que es el área operativa que a su vez debe dar respuesta a algunos de estos lugares, se cuenta con una población de 150 mil personas a cargo que residen en el departamento. A ellos se sumansegún lo indicado en un informe de la Auditoría General de la Provincia de 2016, “pacientes derivados de los Municipios de Aguas Blancas, Embarcación y sur de Bolivia, por tratarse del centro hospitalario de referencia del Departamento”.

Con la pandemia la situación se complicó. Orán fue uno de los departamentos que más sufrió el embiste de la covid-19 no solo por la cantidad de pacientes que contrajeron la enfermedad, sino la falta de respuestas para proveer los insumos sanitarios necesarios en el momento más complicado. 

Incluso hubo un reclamo firme de los trabajadores del Hospital al gobernador Gustavo Sáenz durante la visita que realizó a mitad de año. En aquellos momentos se denunciaba que no había personal suficiente para las guardias ni una organización adecuada para evitar el contagio de la covid dentro el Hospital. Además, los pobladores oranenses, como los del departamento San Martín, sufrieron el cierre del camino a la capital salteña cuando precisaban ingresar por temas de salud. Ante ello, algunos trabajadores que ayer decidieron garantizar que las ambulancias vuelvan solicitaron que los "entiendan, porque estamos demasiado susceptibles”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ