Anunciaron que este lunes enviarán la acusación al Senado

Los demócratas apuran el juicio a Donald Trump

Imagen: AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos enviará el lunes próximo al Senado la acusación contra el expresidente Donald Trump, lo que dará inicio a su juicio político por "incitar a la insurrección" durante el reciente ataque de cientos de sus partidarios contra el Congreso.

En una intervención en el Senado, el jefe de la bancada demócrata, Charles Schumer, dijo que la presidenta de la Cámara de Representantes, la también demócrata Nancy Pelosi, (foto) lo notificó del envío el lunes de la acusación contra Trump.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnnel, propuso ayer aplazar el juicio a febrero con el argumento de darle tiempo a Trump para preparar su defensa, pero el anuncio de hoy parece indicar que comenzará la semana próxima.

De acuerdo con las reglas del Congreso, la entrega de la acusación implica que el proceso comenzará a las 13 del día siguiente, es decir, el martes.

De todos modos, el cronograma aún no está claro: Schumer y McConnell todavía están discutiendo tanto la fecha como la duración del inicio del proceso, explicó el líder demócrata durante una comparecencia recogida por el sitio The Hill.

“Que nadie se confunda, va a haber un juicio en el Senado de Estados Unidos, donde va a haber una votación sobre si el (ex)presidente es condenado o no", declaró Schumer.

Pelosi fue más concreta y afirmó que el aplazamiento a febrero es innecesario: "Somos respetuosos con el poder constitucional del Senado sobre el juicio y siempre estamos atentos a la equidad del proceso, pero el (ex)presidente y nuestros responsables tuvieron el mismo tiempo para prepararse, y nuestros responsables están listos".

"El artículo de acusación contra Trump por incitación a la insurrección será entregado al Senado el lunes 25 de enero", confirmó.

En un comunicado, el republicano McConnnel, planteó unos tiempos más flexibles para el proceso que los habituales, comenzando con una primera fase tras la recepción de la acusación.

Luego de eso, el Senado daría al equipo de abogados del exmandatario y a los "fiscales" de la Cámara de Representantes -encargados de defender la imputación ante la Cámara alta- dos semanas para preparase.

Los testimonios comenzarían, de llegar a un acuerdo en torno a esto, recién a mediados de febrero.

La Cámara Baja aprobó la semana pasada la acusación contra Trump
por haber incitado a una multitud de sus seguidores que el 6 de enero atacó el Capitolio mientras los legisladores certificaban el triunfo electoral del presidente Joe Biden, que asumió esta semana.

Para sentenciar al exmandatario, es necesario que voten a favor dos tercios de los senadores, lo que implica que 17 republicanos deberían sumarse a los 50 escaños que tienen los demócratas, algo improbable hasta ahora.  Algunos legisladores republicanos incluso sostienen que es inconstitucional iniciar juicio político a un expresidente.

Si Trump es declarado culpable, no será destituido del cargo que ya dejó, pero quedaría inhabilitado para buscar un lugar en la Casa Blanca nuevamente en 2024.

Una demora del proceso podría ser bien recibida por algunos líderes demócratas, ya que daría al Senado más tiempo para confirmar a los nominados por Biden para cargos clave del gabinete y debatir una nueva ley de ayuda económica por el coronavirus.

"Nos enfrentamos en este momento a un período de múltiples crisis, y lo que vamos a necesitar es poder actuar en múltiples frentes", dijo en ese sentido Brian Deese, flamante director del Consejo Económico Nacional, cuando los periodistas en la Casa Blanca le preguntaron si el juicio político a Trump podría afectar el debate por un paquete de estímulo económico.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ