La abuela de Micaela García tras el femicidio de su nieta

“Quiero que la recuerden como una luchadora”

Graciela Lescano reivindicó la militancia política de la joven de 21 años. "Se preocupaba por los demás, buscando cómo revertir las cosas”, destacó.
Micaela García tenía 21 años y militaba en la JP Evita.Micaela García tenía 21 años y militaba en la JP Evita.Micaela García tenía 21 años y militaba en la JP Evita.Micaela García tenía 21 años y militaba en la JP Evita.Micaela García tenía 21 años y militaba en la JP Evita.
Micaela García tenía 21 años y militaba en la JP Evita. 

Graciela Lescano, la abuela de Micaela García, la joven entrerriana de 21 años asesinada hace una semana, recordó a la joven como “una líder nata”, y una militante que “siempre tuvo muy en claro lo que quería”.

En diálogo con FM La Patriada, contó que “cuando Micaela me dijo que empezaba a militar en la JP Evita sentí mucho orgullo. Ella siempre tuvo muy en claro lo que quería”. Aseguró que “no sabíamos la dimensión que tenía, eso recién lo vemos ahora. Si bien siempre fue muy comunicativa con la familia, no estábamos tan al tanto”.

La joven desapreció el 1 de abril tras ir a un boliche en Gualeguay y su cuerpo apareció una semana más tarde en las afueras de esa ciudad entrerriana. Por el hecho está detenido Sebastián Wagner, un violador en libertad condicional, y el dueño de la gomería donde trabajaba, y en el que apareció el auto que merodeaba a Micaela, según se ve en las cámaras de seguridad del boliche al que había ido la chica. El femicidio reactivó el reclamo contra la violencia de género.

Graciela Lescano agregó que “Micaela abría el camino a mucha gente para salir delante en el barrio, enseñando a leer y escribir, que con sus propias manos estudien y progresen, y a la gente eso le llama la atención, la fuerza que tenía. No paraba nunca, no tenía tiempo para otras cosas, se preocupaba por los demás, buscando cómo revertir las cosas”.

Consultada sobre si la familia recibió algún tipo de asistencia gubernamental, aseguró que “eso es algo que pasa por mi hija y mi yerno. El teléfono no ha parado de sonar desde que Micaela desapareció. Sé que de la gobernación hubo apoyo”.

Finalmente, exhortó a recordar a su nieta como “una luchadora, una chica sana, con una enorme claridad de pensamiento. Era un ser humano único”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ