Dura reacción del gobierno

Facebook bloqueó a los medios de comunicación en Australia por un proyecto que le obligaría a pagar por publicar las noticias

A partir de este jueves, Facebook bloqueó las páginas de noticias de medios de comunicación australianos. La empresa de tecnología tomó esta decisión en respuesta a un proyecto de ley que cuenta con media sanción y que propone que Facebook y Alphabet -cuya principal filial es Google- deberán pagar a las empresas de noticias por el contenido que se publica en sus plataformas. El gobierno de Australia criticó la medida de Facebook y advirtió que no cederá ante la presión.

A través de un comunicado, la empresa que encabeza Mark Zuckerberg señaló que existen “desacuerdos fundamentales” sobre la ley que la Cámara de Representantes y que llegará la semana que viene al Senado y que, por esa razón, decidió "restringir la capacidad de los editores y el resto de las personas en Australia para compartir o leer contenidos noticiosos producidos por medios australianos o internacionales".

Es decir, todas las noticias producidas por medios australianos quedarán vetadas en Facebook y, además, aquellas producidas por medios de afuera de Australia no serán visibles para los usuarios de ese país. Si se entra a la página de Facebook de cualquier medio australiano aparece la leyenda “Aún no hay publicaciones”.

La reacción del gobierno de Australia

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, publicó un comunicado en repudio a la decisión de la empresa tecnológica. "Las acciones de Facebook de retirar la amistad a Australia, cortando información esencial de servicios de salud y de emergencia han sido tan arrogantes como decepcionantes (...) No seremos intimidados por grandes empresas tecnológicas que intentan presionar a nuestro Parlamento", criticó el primer ministro en un comunicado publicado en su perfil de Facebook.

Morrison advirtió que el bloqueo confirma “la preocupación que un número creciente de países están expresando sobre el comportamiento de las grandes empresas tecnológicas que creen que son más grandes que los gobiernos y que las normas no les atañen". "Puede que estén cambiando el mundo, pero eso no significa que lo gobiernen", afirmó.

"Facebook necesita pensar con mucho cuidado sobre lo que esto significa para su reputación y prestigio (...) En este momento, cuando ya existen dudas sobre la credibilidad de la información en Facebook, es algo que obviamente deben de considerar", dijo al canal público ABC el ministro de Comunicación, Paul Fletcher.

En la misma línea, Josh Frydenberg, ministro del Tesoro y considerado número dos del gobierno, calificó la decisión de Facebook de "equivocada", "innecesaria" y "excesiva", y aseguró que "daña su reputación" en Australia.

Durante una conferencia de prensa, Frydenberg indicó que mantuvo una conversación "constructiva" con el presidente y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien a su vez "planteó algunas cuestiones" respecto al código de negociación impulsado por el gobierno.

Qué establece el proyecto de ley

El proyecto de ley, impulsado por la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC, por sus siglas en inglés) obligaría a Alphabet (Google) y Facebook a pagar a los medios de comunicación por usar su contenido en sus buscadores y plataformas sociales. El precio a pagar no dependería solo de la capacidad de negociación de cada medio con las empresas tecnológicas, sino que iría a un arbitraje externo si no hubiera acuerdo.

Por su parte, William Easton, gerente de Facebook para Australia y Nueva Zelanda, sostuvo que la ley falla en reconocer la naturaleza de la relación entre la plataforma y los medios. “Al contrario de lo que algunos sugirieron, Facebook no roba contenido noticioso. Los medios eligen publicar sus notas en Facebook porque encuentran nuevos lectores, consiguen suscriptores y mejoran sus ingresos. Las organizaciones de noticias no usarían Facebook si no contribuyera a su rentabilidad”, aseguró.

Asimismo, la plataforma sostiene que Facebook Journalism Project brinda recursos para que los medios puedan innovar en materia digital y que “ayudó a los editores australianos” a ganar alrededor de 407 millones de dólares australianos (261 millones de euros) el año pasado a través de las referencias en su plataforma.

La posición de Google

Contrario a Facebook, Google encontró una solución aparentemente más conciliadora. Este miércoles, la empresa del buscador cerró un acuerdo con News Corp, la empresa del magnate Rupert Murdoch, dueña de periódicos como The Times, The Sun, The Wall Street Journal y The New York Post y de buena parte de los medios australianos como The Australian, Sky News y news.com.au.

Según el acuerdo, Alphabet pagará una cifra de dinero que aún se desconoce por un período de tres años por mostrar el contenido de los medios de comunicación de News Corp en la sección de noticias de su buscador.

El buscador también llegó recientemente a otro acuerdo similar con 121 empresas editoras de Francia y en los últimos tiempos ha cerrado contratos particulares con editores de Argentina, Brasil, Alemania y Reino Unido.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ