El este de Formosa, sur, centro y este de Chaco, norte de Corrientes, el sur, centro y oeste de Santiago del Estero y sur de Misiones están bajo alerta naranja por tormentas y fuertes vientos que irán en la noche del jueves de 35 a 50 kilómetros con ráfagas de entre 70 y hasta 90 kilómetros. Así lo informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). 

En tanto, continúan bajo alerta amarilla algunas en su totalidad y otras parcialmente las provincias de Córdoba, San Luis, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Salta, además de la Ciudad de Buenos Aires.

Según el SMN, una de las provincias más afectadas será Santiago del Estero donde habrá tormentas, algunas localmente fuertes, pudiendo estar acompañadas de intensas ráfagas, caída de granizo, importante actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos períodos.  Se esperan valores de precipitación acumulada entre 30 y 70 milímetros pudiendo ser superados de forma puntual, mientras que los vientos serán de entre 50 y 70 kilómetros del sector sur con velocidades de entre 50 y 70 kilómetros y ráfagas que podrán superar los 90.

El viento intenso en la zona central de la Argentina va a continuar hasta al final del jueves. A partir de las últimas horas de hoy y mañana a la mañana comenzará a disminuir su velocidad.

Recomendaciones en CABA

En la zona de Capital Federal, el frente está llegando con ráfagas de viento cercanas a los 60 kilómetros por hora. En el noreste, entre la noche de hoy y mañana a la mañana se generarán tormentas eléctricas.

En ese sentido, las autoridades recomendaron no colocar macetas ni sillas de plástico y retirar las colocadas en ventanas o balcones que, por acción del viento, puedan ser arrastradas al vacío provocando en su caída consecuencias lamentables.

También hay que tener cuidado con tendederos y todo elemento que pueda provocar riesgos a terceros y asegurar los elementos que se encuentren en obras de construcción, tales como chapas, ladrillos, tirantes, etcétera. 

Además, en caso de lluvias intensas no hay que sacar los residuos domiciliarios para evitar que se tapen los sumideros, al tiempo que se recomienda evitar trasladarse a zonas arboladas. Para los automovilistas se recomienda extremar las medidas de seguridad al conducir un vehículo y recordar que el viento puede desestabilizar el vehículo ante maniobras bruscas.