Efectivos armados entraron al ENAM de Banfield
Otra vez policías en una escuela
Agentes de la Bonaerense ingresaron al Normal Antonio Mentruyt para perseguir a dos chicos a los que acusaban por un supuesto robo. Intentaron arrestar a un alumno. “Ninguno tenía placa de identificación”, denunció una docente. En las últimas semanas se registraron episodios similares en la Universidad Nacional de Jujuy y en el Mariano Acosta de Capital.

Seis policías bonaerenses ingresaron armados a la Escuela Nacional Antonio Mentruyt y persiguieron por los pasillos a dos chicos a los que acusaban por un supuesto delito. Intentaron detener a un alumno del colegio, pero la resistencia de estudiantes y docentes lo impidió.

Verónica, docente de la escuela, contó a la radio Megafón de la Universidad Nacional de Lanús lo ocurrido en el lugar. “Veo pasar corriendo a un chico, atrás de él una de las preceptoras de la escuela y atrás veo a tres policías que tenían armas”, narró. “Ninguno tenía placa con identificación con el nombre, pero eran de la Bonaerense”, añadió.

Relató que vio que la policía perseguía a dos chicos que ingresaron corriendo a la escuela, pero luego observó que otros tres uniformados tenían apresado a otro adolescente -alumno del colegio-. “Veo a uno de los chicos tirado en el piso, rodeado de policías que lo amedrentaban, que se lo querían llevar”, explicó y dijo que la intervención de los docentes y estudiantes impidió que lo trasladaran cuando ya lo habían subido al patrullero.

El estudiante detenido contó a la agencia de noticias AnRed cómo comenzó la persecución: “La policía de la nada nos empezó a disparar y nos persiguió. Corrí hasta un kiosko cercano y me escondí ahí, porque tenía miedo, nos dispararon no sabía qué hacer. A mis amigos los perdí, no se para que lado fueron. Yo fui a la casa de mi tío y al llegar a la calle Uriarte me detienen dos policías , me revisan, me preguntan que andaba haciendo, luego viene otro policía (que era el que nos disparó) y comienza a amenazar de que si no revelaba el nombre de todos mis compañeros, yo iba a sufrir en la cárcel y que por mí apariencia física iba a ser ‘pollo’ en la cárcel, que me iban a hacer hablar por la fuerza, me subieron al patrullero y a rastrear a mis compañeros”.

Relató que luego lo llevaron al ENAM en busca de los otros dos chicos, pero debieron retirarse ante la resistencia de la comunidad educativa. “Todos mis compañeros y profesores se pusieron frente a los patrulleros para evitar que me lleven”, completó.

En las últimas semanas se registraron episodios similares con fuerzas de seguridad en establecimientos educativos:

  • El 13 de abril la policía de Jujuy realizó un operativo violento e ilegal en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de esa provincia mientras los alumnos del Centro de Estudiantes realizaban un asado. La excusa para esa violación a la autonomía universitaria fue una llamada de vecinos que se quejaban de "ruidos molestos".
  • El 21 de abril efectivos de la Policía de la Ciudad estuvieron en la puerta del Colegio Mariano Acosta y amedrentaron a maestros y estudiantes en medio de una clase pública sobre el conflicto por la paritaria nacional docente.
  • El 10 de mayo un grupo de policías sin identificación realizaron requisas a estudiantes en la puerta de un colegio en San Martín. Cuando un profesor los filmó e intentó intervenir fue detenido y trasladado a una comisaría.