Movimientos populares y sindicales se movilizaron en solidaridad con Lula
“Abajo el golpe” fue el grito de San Pablo
En diversas ciudades de Brasil hubo marchas en repudio a la condena del juez Moro contra el ex mandatario. San Pablo, Brasilia, Belo Horizonte fueron algunas de ellas. Fuerte reacción de los dirigentes del PT.
En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles.En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles.En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles.En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles.En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles.
En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles. 

La sentencia a prisión contra Luiz Inácio Lula Da Silva despertó la inmediata solidaridad con el ex mandatario de un amplio abanico de organizaciones. Según el sitio web Resumen Latinoamericano, movimientos populares y centrales sindicales, nucleados en el Frente Brasil Popular, convocaron manifestaciones en diversas ciudades del país: San Pablo, Brasilia, Salvador, Belo Horizonte, São José do Rio Preto y Maringá, fueron algunas de ellas. La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, señaló ayer, luego de conocerse la pena, que el ex presidente brasileño Silva fue condenado sin pruebas en un acto al que calificó de vergonzoso. 

En San Pablo, cientos de simpatizantes del ex presidente brasileño salieron a protestar a las calles. Sus seguidores se volcaron a la Avenida Paulista, en el corazón de la metrópoli financiera de Brasil y cuna política de Lula, según mostraron imágenes del canal de televisión Globo News. Pero también detractores del ex jefe de Estado de 71 años salieron a las calles en la ciudad más grande del país para apoyar la lucha contra la corrupción, informó esa emisora. 

Las manifestaciones transcurrieron inicialmente de forma pacífica. Frente al Museo de Arte, tradicional punto de manifestaciones en la ciudad, los manifestantes proclamaron consignas como “¡Abajo el golpe!”, “Abajo el fascismo!”, “¡Abajo las prisiones arbitrarias!”. En São José do Rio Preto, en el estado de San Pablo, los movimientos organizaron un acto por la tarde y los manifestantes se reunieron en la terminal de micros, en el centro de la ciudad.  

En Brasilia, el “Acto de la militancia en solidaridad al compañero Lula”, ocurrió en el auditorio de la Central Única de Trabajadores (CUT). En el Nordeste del país, en la ciudad de Salvador, la convocatoria a las protestas, que tuvieron lugar por la tarde en el Campo da Pólvora, reclamó la presencia de todos los partidos de izquierda, centrales sindicales, sindicatos, militantes, movimientos sociales y populares frente al foro Rui Barbosa para el Acto de solidaridad en defensa del ex presidente Lula.

En tanto que en Maringá, ciudad del estado de Paraná, al sur del país, la manifestación ocurrió también por la tarde y tuvo llegó a la sede de la Justicia Federal.

Encuentros para articular protestas en solidaridad con Lula también fueron organizados en la ciudad de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, en el auditorio de la Asamblea Legislativa. En la reunión, los movimientos organizan una amplia manifestación nacional para hoy. Otras ciudades donde hubo movilizaciones fueron Cuiabá, la capital de Mato Grosso, en un acto llamado por la Central Única de los Trabajadores (CUT), que también convocó a una protesta en la capital de Ceará para hoy en la sede de la central. Además, se realizaron actos en Salvador, capital del estado de Bahía, gobernado por el Partido de los Trabajadores, y en Brasilia.

Por su parte, Gleisi Hoffmann señaló que Sergio Moro “complació a los medios de comunicación y a la opinión pública que se formó contra Lula. ¡Condenó sin pruebas! Vergonzoso”, disparó la presidenta del PT en un mensaje divulgado en las redes sociales. El senador Lindbergh Farias, jefe del grupo del PT en la Cámara alta, sostuvo que el ex mandatario es objeto de una persecución política e hizo un llamado a la militancia para salir en defensa del carismático líder, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010. “No esperen de nosotros pasividad en este momento”, señaló Farias. 

El PT ya anunció, aunque Lula todavía no lo confirmó, que su máximo líder es su única opción como candidato a la presidencia en las elecciones de 2018.