De esto se habla
En la Universidad de Santiago del Estero se llevará a cabo este fin de semana un congreso sobre abuso sexual infantil. Soy entrevista a los organizadores que decidieron hablar de las infancias trans de una vez por todas en este contexto.
Imagen: Sebastián Freire

Cómo se aborda una problemática invisibilizada como el Abuso Sexual Infantil, cómo superar la negación de este tema por parte de los poderes fácticos y qué hacer para incluir en la agenda los casos de niñxs LGBTTIQ abusados y en peligro de serlo son algunos de los desafíos que plantean la militante trans Luisa Lucía Paz y el investigador queer Dr. Jorge López. Ambos propusieron organizar el Congreso Nacional contra el Abuso Sexual Infantil (ASI), el viernes 18 y sábado 19 de agosto, en el Universidad de la provincia.

¿Cómo nace la idea de este Congreso en Santiago del Estero?

Jorge López: La idea de este Congreso surgió a partir de las conclusiones del 1° Congreso Nacional de Educación Sexual Inclusiva y Construcción de Nueva Ciudadanía, que se hizo el 12 y 13 de mayo del presente año. El Abuso Sexual Infantil es una de las terribles y lamentables realidades que se invisibilizan en nuestra sociedad porque tocan al tejido más conservador como lo es la institución familia. Esto se agrava cuando el abuso es hacia algún niñx de la población LGBTIQ: siempre se lo justifica como un acto correctivo o terapéutico.

¿Qué aspectos consideran importante desarrollar?

Luisa Paz: En algunas oportunidades, cuando no teníamos respuestas para nosotros mismos sobre determinadas situaciones de violencia/abuso, nos quedamos siempre con respuestas pendientes y muchas veces con culpas y confusiones. Es importante poner en discusión todas las intituciones a las que pueden acudir los niñxs que sufren abuso sexual infantil. Ver cómo están preparadas para recibirlos, para educar en prevención.

Jorge López: Nuestra idea es justamente encontrar puntos en común entre la ley y la práctica. Nos interesaría echar luz sobre cuáles son los dispositivos que interfieren ante el abuso: ¿Es la cultura? ¿Es la sociedad? ¿Cuál es la responsabilidad de determinados espacios instuticionales?

¿Cuál es su aporte en este Congreso, desde su mirada queer?

Jorge López: Vimos que cuando se habla de abuso nunca se nombra a las infancias transqueer. Ni siquiera figura en agenda de muchas organizaciones, al menos esa es la experiencia que vivimos con Luisa al recorrer todo el territorio de Santiago Del Estero, otras provincias argentinas y el exterior también: nadie habla sobre el abuso infantil directamente en relación a la población LGBTIQ, probablemente por el tabú de pensar infancias dentro de la sigla.

Luisa Paz: A pesar de tener un abanico interesante de pactos, acuerdos internacionales, convenios, leyes específicas, protocolos de abordaje, etcétera, el abuso sexual infantil sigue de alguna manera poniendo más vulnerable a ese niño o niña que no responde a lo que se espera que sea una infancia cis, normal, hétero, etc. Basta con asistir a congresos, jornadas, conferencias, charlas sobre niñez para observar que el abuso contra las infancias transqueer ni se mencionan como títulos.

¿Quiénes apoyan la realización de este congreso?

Luisa Paz: Cuando le comentamos la idea al Defensor del Niño de Santiago del Estero Dr Luis Horacio Santucho, él nos contactó con la Lic Daniela Lezcano de la Campaña Federal “Yo No Miento”, con los Drs. Carlos Rozanski y Enrique Stola y con “Madres Protectoras” de varias provincias de la Argentina.

Jorge López: También se sumó a la organización el Gobierno de la Provincia de Santiago del Estero, que siempre apoya a las iniciativas de las organizaciones LGBTIQA, a tráves de la Secretaria de DDHH el Prof Hugo Figueroa, La Subsecretaria y Dirección de la Niñez, adolescencia y flia de SDE y el Ministerio de Justicia de la Provincia , a cargo del Dr Ricardo Daives.

Luisa Paz: Asimismo, la Universidad de Santiago del Estero y en particular la Facultad de Ciencias Exactas, su Decano Ing. Héctor Paz, quien acompaña incondicionalmente a DIVAS y ATTTA, sedes de Santiago del Estero. No me quiero olvidar que desde los Valles Calchaquíes se sumo la religiosa María Soledad Del Río, de la Red “Aqui y Ahora a Tu Lado”, que trabaja en coordinación con Unicef. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ