Testimonios de los detenidos durante la violenta represión del viernes
"Empiecen a contestar o van a estar desaparecidos"
"La mayoría de los detenidos éramos personas laterales a los disturbios, necesitaban mostrar presos", coincidieron. También denunciaron las amenazas y la violencia con la que fueron detenidos.
Imagen: Pablo Piovano

"Nos parecía ilógico estar detenidos, la única forma en que se entiende es que necesitaban presos para mostrar o lo que sea que el Gobierno quiere mostrar con la represión", describió su sensación Ezequiel Medone, reportero gráfico de DTL Comunicación Populr!, medio que integra la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA). Medone, quien fue detenido junto a su colega Juan Mourenza, resaltó que "salieron a cazar personas que estábamos ahí haciendo distintas cosas, algunos registrando, otros manifestando", aseguró. Otro joven denunció que fue "levantado" al salir de su trabajo y que en el camión celular de la policía lo amenazaron junto a otros detenidos:  "'Empiecen a contestar o van a estar desaparecidos también'".

Medone repasó que entre los que estaban detenidos con él además de su colega de DTL, "había un fotógrafo de ATE (Carlos Guerra), otro de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra) y otra compañera fotógrada (Paula Barriga)".

"Al macrismo le sirve la foto grandilocuente del operativo policial, pero no tanto las particularidades del operativo, por eso tanto camarógrafo y periodista detenido", analizó el integrante de la RNMA. 

El reportero gráfico, en diálogo con el programa Enredando las Mañanas de la RNMA, también recordó que entre los detenidos "hubo gente que fue a ayudar a quienes estaban heridos y quedaron presos; gente que salía de trabajar" y advirtió la coincidencia de que las detenciones hayan sido bajo la figura de "intimidación pública", "la misma carátula por la que se realizaron la semana pasada 11 allanamientos en Córdoba capital" a organizaciones sociales y políticas que habían participado de la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil.  

Medone lamentó las declaraciones del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien justificó el violento operativo esta mañana y recordó que "la mayoría de los detenidos éramos personas laterales a los disturbios". "Lo que buscan es hacer número de la seguridad, como hacen con las requisas en los colectivos. Es preocupante", denunció.  

El caso de un joven detenido a la salida de su trabajo en San Telmo, se difundió poco después de la liberación de los detenidos. Al salir de su trabajo, se encontró con el operativo policial sobre la calle Defensa: "En un momento agarraron a un periodista, se fueron todos con las cámaras a querer separar y ahí la Policía me tiró gas pimienta en la cara y me levantaron".

"Yo salía del trabajo con la ropa que tengo ahora. No fui a tirar nada y nos imputaron que tiramos molotov, piedras; que tuvimos resistencia a la autoridad, nos trataron como chorros, como terroristas", señaló. "Soy analista de seguridad informática. Trabajo en San Telmo, cuando salgo voy por Defensa hasta el subte A, ahí me encontré con los disturbios y la Policía empezó a levantar gente que nada que ver", relató el joven. Y cerró su testimonio con otra grave denuncia del mal trato policial: "Cuando estábamos arriba del camión, empezaron a preguntar nombre y apellido y decían: 'Empiecen a contestar o van a estar desaparecidos también'".

 

 

Pablo Llonto, abogado de otro de los detenidos, también informó que el joven que representa declaró ante el juez Martínez de Giorgi la misma amenaza por parte de una uniformada: "Cállense porque pueden ser los próximos desaparecidos". La situación, según quedó asentado en el expediente, ocurrió cuando la Policía trasladaba a varios detenidos y uno de ellos pidió a los gritos que le quitaron las esposas porque lo estaban lastimando.  

Llonto señaló que el caso de su representado revela las mismas discrepancias acerca del lugar, la hora y el motivo de la detención presentado por la Policía y lo ocurrido en la noche del viernes con tantos otros casos. "La acusación dice que se lo detuvo en inmediaciones de la Casa Rosada, pero fue detenido en Diagonal Norte, cerca de 9 de Julio".

El joven estaba alejado del lugar donde se produjeron los disturbios y fue detenido al intervenir frente a otra detención.  "Se le acercó a un policía y le pidió que no le tiraran gas pimienta a otra persona. En ese momento, se le tiran encima", describió el abogado.