El Gobierno descartó la colaboración de Naciones Unidas en el caso Maldonado
Marcha atrás a la supervisión internacional
A 42 días de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, el ministro de Justicia le informó al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas que no incorporarían a sus expertos a la investigación. De esa forma se desdijo sobre la promesa que le había hecho a la familia del joven desaparecido en Esquel en el marco del operativo represivo de Gendarmería.
Germán Garavano y Claudio Avruj junto a Patricia BullrichGermán Garavano y Claudio Avruj junto a Patricia BullrichGermán Garavano y Claudio Avruj junto a Patricia BullrichGermán Garavano y Claudio Avruj junto a Patricia BullrichGermán Garavano y Claudio Avruj junto a Patricia Bullrich
Germán Garavano y Claudio Avruj junto a Patricia Bullrich 
Imagen: Soledad Quiroga

A 42 días de la desaparición de Santiago Maldonado, el ministro de Justicia, Germán Garavano, decidió deshacer el compromiso que tomó con la familia Maldonado para que un grupo de expertos independientes de la ONU, a través de la Oficina Regional del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (Acnudh), "supervisen y colaboren con la investigación". El compromiso que tomó Garavano ante la abogada de la familia Verónica Heredia el 29 de agosto, se "descartó" durante una reunión en Casa Rosada con el comosionado de la Acnudh. 

El jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; compartieron la reunión en la Casa Rosada con Garavano para informarle al comisionado de la Acnudh, Amerigo Incalcaterra, que descartarían la asistencia para la investigación judicial como solicitó la familia de Santiago. 

La reunión ocurrió el 29 de agosto —a dos días de las masivas movilizaciones al cumplirse un mes de la desaparición del joven— en la sede de la de la Defensoría de Casación de la Provincia de Buenos Aires. La abogada Heredia le acercó un petitorio de tres puntos a Garavano en el que la familia pedía que se reconozca públicamente la desaparición forzada, que se garantice la participación de la querella en la investigación y que se convoque a los especialistas de la ONU para alcanzar una "investigación independiente, pronta y exhaustiva".

Garavano respondió poco después de la reunión con un comunicado oficial en el que, entre otros puntos, instruía a Avruj a pedir la colaboración de la Acnudh "para la conformación de un grupo de expertos independientes que supervisen y colaboren con la investigación". El documento oficial negó el primer pedido de la familia, reconocer públicamente la desaparición forzada. 

Con ese objetivo llegó esta tarde el comisionado Incalcaterra a la Casa Rosada, pero Peña, Garavano y Avruj le comunicaron que descartaban la participación de ese equipo en la investigación, aunque "seguiremos manteniendo un dialogo fluido con ellos". 

La versión oficial, difundida por la agencia Télam, es que para el Gobierno la investigación "se está encausando". Esa apreciación ocurre a 42 días de la desaparición y en días en los que el Gobierno decidiera presentar ante el juez Guido Otranto las declaraciones internas que algunos gendarmes dieron al Ministerio de Seguridad, información que estaba en manos del Poder Ejecutivo hace casi un mes. 

La decisión aparece también cuando la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, intenta desacreditar la investigación por "desaparición forzada" a partir de los resultados que se conocieron hoy sobre los cotejos de ADN. Los estudios difundidos hoy indican que no se encontró ADN coincidente con el de la familia Maldonado Santiago en los elementos allanados en los escuadrones de Gendarmería. Los allanamientos se realizaron diez días después de la desaparición del joven, sin información de los vehículos que habían participado en el operativo y sin que fueron preservados. 

Esas irregularidades fueron advertidas por la familia Maldonado desde antes y se sumaron a reclamos directos sobre el juez Otranto y la fiscal Silvina Ávila tras levantarse el secreto de sumario —a más de un mes de la desaparición—, que permitió el acceso a la causa por parte de las querellas. 

En tanto, el martes pasado, a través de un comunicado de prensa, la propia oficina de la Acnudh había expresado su preocupación por la "falta de progreso en las investigaciones que se están llevando a cabo" y pidió a las autoridades "realizar la investigación apegándose a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, en particular a la Convención para la protección de las personas contra las desapariciones forzadas".

"Fue una reunión muy cordial, pero se arribó a esa conclusión", dijeron desde Casa Rosada sobre la decisión de deshacer el compromiso tomado con la familia y desoir las recomendaciones de la Achnud, el Comité de las Naciones Unidas contra las desapariciones forzadas y la Comisión Interamerica de Derechos Humanos respecto de tomar "todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscar y localizar" a Santiago Maldonado. 

Comunicado oficial del Ministerio de Justicia en el que se comprometía a solicitar la colaboración de un grupo de expertos

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ