Colón venció a Defensa y Justicia, en su primera victoria de local
El mediodía le sienta muy bien
El conjunto dirigido por Domínguez marcó la diferencia en el primer tiempo y luego eligió la vía del contragolpe para ampliar el marcador ante un Halcón que mostró mucha voluntad pero pocos recursos ofensivos y que se quedó sin DT por la renuncia de Nelson Vivas.
Bernardi festeja su gol, que llegó cuando Colón rompió el asedio al que lo sometía Defensa.Bernardi festeja su gol, que llegó cuando Colón rompió el asedio al que lo sometía Defensa.Bernardi festeja su gol, que llegó cuando Colón rompió el asedio al que lo sometía Defensa.Bernardi festeja su gol, que llegó cuando Colón rompió el asedio al que lo sometía Defensa.Bernardi festeja su gol, que llegó cuando Colón rompió el asedio al que lo sometía Defensa.
Bernardi festeja su gol, que llegó cuando Colón rompió el asedio al que lo sometía Defensa. 

Colón se impuso ayer a la mañana por 3-1 a Defensa y Justicia, mantuvo el invicto y logró su primera sonrisa como local en la Superliga. Los goles de Conti, Bernardi y Guanca le permitieron al cuadro santafesino llegar a los 8 puntos, mientras que el Halcón de Varela –Castellani marcó el descuento– cosechó su segunda caída en fila.

El partido arrancó electrizante. Apenas pasaron minutos para que las chances de gol comenzaran a llegar para ambos equipos. A los 8 avisó el local, a través de un potente disparo de Chancalay que Arias sacó al corner. A la salida de ese tiro de esquina, el preciso centro de Guanca encontró el solitario cabezazo de Conti, quien la colocó sobre un palo para convertir el 1 a 0.

El tanto del Sabalero no modifico la tónica del partido aunque sí obligó a la visita a adelantarse. Sin embargo, los de Vivas se mostraron imprecisos y chocaron permanentemente contra la defensa de un Colón bien plantado y listo para el contragolpe y con la pelota parada como arma principal. Recién a los 41, Defensa estuvo cerca de la igualdad, con un desborde y centro de Rius que Márquez llegó para peinar desviado desde el área chica. Un minuto más tarde la fórmula volvió a repetirse, esta vez con Rivero mandando el centro para que Rius conecte de cabeza.

El arranque del complemento entregó una imagen muy similar a la del final del primer tiempo, con el Halcón decidido a empatar y adelantándose en el terreno, sobre un Sabalero que eligió ceder protagonismo, replegarse sobre su propia área y contragolpear. Precisamente, por esa vía el local estuvo a punto de extender su diferencia a los 54, cuando a la salida de una pelota parada, Chancalay quedó en soledad y sacó un fuerte zurdazo que reventó el palo derecho del indefenso Arias.

Después de los quince minutos, Colón logró salir del asedio y entonces el partido se hizo de ida y vuelta. Pero el que primero golpeó fue el Sabalero, estirando la ventaja a 2-0 luego de una gran acción colectiva que comandó Guanca y que definió Bernardi, tras pase de Leguizamón.

Cuando parecía que el partido terminaría con ese resuelto, una pelota  detenida le permitió a los de Vivas encontrar el descuento, con un cabezazo de Castellani, y volver a meterse en partido de cara al tramo final. Fue por más la visita, pero le faltó volumen de juego y dejó espacios, que Colón aprovechó para hacer inalcanzable la diferencia con el tercer gol, señalado por Guanca, tras la asistencia del ingresado Vera.