Condenaron a Cristian Pilotti por el brutal ataque a su ex pareja en Arena Beach
El jurado popular vio violencia machista
Por primera vez en un juicio por jurados, la condena consideró el agravante por violencia de género, aunque la imputación inicial de “intento de femicidio” pasó a “lesiones” porque la víctima dijo que él no había intentado matarla.
Victoria Montenegro declaró que Pilotti no quiso matarla.Victoria Montenegro declaró que Pilotti no quiso matarla.Victoria Montenegro declaró que Pilotti no quiso matarla.Victoria Montenegro declaró que Pilotti no quiso matarla.Victoria Montenegro declaró que Pilotti no quiso matarla.
Victoria Montenegro declaró que Pilotti no quiso matarla. 
Imagen: Foto gentileza 10 ahora

Un jurado popular, compuesto por seis mujeres y seis hombres, declaró culpable a Cristian Pilotti por agredir a su expareja en un boliche. En el primer caso de violencia machista en un juicio por jurado en Mar del Plata, el fallo acentúa la pena del imputado por el agravante de violencia de género. En enero del año pasado, en una fiesta electrónica, Pilotti encontró a Victoria Montenegro bailando con una amiga y la golpeó hasta dejarla inconciente.

Tras seis horas de deliberación y en un fallo casi únanime –once a uno–, los ciudadanos convocados por la Justicia para conformar el jurado popular determinaron la culpabilidad del ex empleado municipal Pilotti, de 25 años, por el ataque propiciado a Victoria Montenegro, el miércoles 7 de enero en el balneario Arena Beach, de Mar del Plata. A partir de testimonios, en el juicio se acreditó que durante toda la relación con la víctima Pilotti ejerció constantemente violencia de género. “Actos de control, humillaciones en público, celos, violencia psicológica, física. Victoria sufrió todo eso durante años”, explicó a PáginaI12 la abogada de la víctima, Patricia Perello.

Uno de los debates centrales del proceso judicial se basó en la imputación de Cristian Pilotti. La causa llegó al juicio caratulada como  “tentativa de femicidio” (que preve una pena de hasta 15 años de prisión),  por la cual Pilotti llevaba año y medio detenido en la Unidad Penal 44 de Batán. Sin embargo, por pedido de la abogada de Montenegro y el fiscal Leandro Favaro, y por decisión del jurado popular, se dictaminó la figura de “lesiones agravadas por el vínculo y por violencia de género”, cuya pena oscila entre los 3 y los 10 años de cárcel. Según informaron voceros judiciales a este diario, Montenegro expresó ante el jurado: “Pilotti no me quería matar en ese momento, pero pudo haberme matado”. Por otra parte, los peritos médicos remarcaron la violencia desplegada por el imputado durante aquella agresión en el balneario.

Por primera vez en un juicio por jurados, la condena consideró el agravante de violencia de género. El fiscal Favaro expresó a este diario que el jurado “dio un fallo justo” y valoró la resolución del proceso judicial. “Es importante trasmitirle confianza y seguridad a la sociedad acerca de que este tipo de agresores que aplican la violencia machista tienen su pena judicial”, advirtió.

Tras la resolución del jurado popular, el próximo martes, en la Sala Tribunal II de Mar del Plata, el juez Néstor Conti deberá fijar el monto de la pena, de acuerdo con los últimos alegatos de los defensores.

El 7 de enero de 2015, Victoria Montenegro concurrió junto con su expareja y un grupo de amigos a la inauguración de la temporada de Arena Beach, que organizaba una fiesta electrónica en el parador del balneario. En la mitad de la noche, Victoria se encontraba en la pista junto con una amiga, cuando Pilotti la vio y amenazó: “¿Así que bailás como una putita? No vas a bailar más, te voy a matar”. El agresor arrastró a su ex novia hasta el estacionamiento y la golpeó hasta dejarla inconciente. Tras el ataque, la víctima publicó en las redes sociales fotos suyas con el rostro desfigurado, para dar a conocer el episodio y denunciar a Pilotti. Casi dos años después del calvario sufrido, Montenegro está en pareja con otro hombre y embarazada.

“Victoria está tranquila. Luego del juicio ella siente que se sacó un peso de encima. Lo único que deseaba era no tener más contacto con él, no saber nada más y así, poder continuar su vida”, comentó Perello.

Informe: Jeremías Batagelj.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ