Burcuja intersexual
Imagen: Sebastián Freire

Desatar el nudo de la patologización. Establecer un punto de encuentro. Son los objetivos principales de la página Brújula Intersexual. Proyecto mexicano que ofrece apoyo y ayuda a personas intersexuales y sus familias. En este momento mantiene contacto con personas de México, Argentina, Perú, Chile, Colombia, Brasil, Honduras, España y Estados Unidos. Hay enlaces a páginas en portugués, inglés, francés, alemán y chino. La administradora del sitio es Laura Inter. También se puede acceder a Brújula Intersexual vía Facebook o Twitter.

La página contiene artículos varios, historias de vida, información para aliadxs de la comunidad y para madres/padres de niñxs intersexuales, noticias del mundo e información médica (Io justo y necesario) para desandar la patologización. Además informa sobre relaciones de pareja, derechos humanos, deportes y medios de comunicación.

En el artículo “¿De qué manera los medios de comunicación pueden ser aliados de la comunidad intersexual?”, Laura Inter y Eva Alcántara explican que “la intersexualidad no es una orientación sexual ni una identidad ni un tercer sexo, sino que alude a variaciones congénitas de las características sexuales. No es un ‘tercer sexo biológico’, debido a que no solo existe una única corporalidad intersexual. Existen muchas configuraciones corporales que pueden ser contempladas bajo el término intersexualidad. Una persona que se define como hombre o como mujer puede presentar un amplio espectro de variabilidad corporal. También es importante señalar que un amplio porcentaje de personas intersexuales se definen a sí mismas como mujeres o como hombres, en ocasiones como mujeres intersexuales o como hombres intersexuales y también hay quienes prefieren autodefinirse en una tercera categoría, es decir en un género no binario, lo cual puede ocurrir a cualquier persona, tenga o no una corporalidad intersexual. Aunque la intersexualidad puede adoptarse como una identidad, esto no siempre ocurre así”.

Laura explica a Soy que “se han acercado pocos médicos al proyecto, pero contamos con el apoyo de un médico mexicano que tiene una visión no patologizada de la intersexualidad, con el que algunas veces canalizamos a las personas que así lo necesitan, por ejemplo, personas que viven con consecuencias en su salud a causa de las intervenciones médicas innecesarias que les realizaron en la infancia. En cuando a las madres y padres, contamos con algunos grupos de apoyo para variaciones intersexuales específicas, donde ellxs pueden expresar sus dudas. Aunque el acercamiento a ellxs nos ha sido complicado, ya que muchas veces tienen prejuicios en gran parte alimentados por los médicos, y en algunas ocasiones es difícil lograr que nos escuchen”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ