Arte al ataque contra femicidios
Imagen: Gentileza Gisela Ardit

Una mujer desnuda, inmóvil, envuelta en una bolsa, custodiada por una ronda de personas que le dan la espalda. La escena se produjo el sábado, a las 17.30, en el Monumento a la Bandera. Fue una performance para hacer foco en los femicidios, y fue una de las dos intervenciones que cerraron la Muestra Relámpago, organizada por Matías Franco. "El cadáver es un elemento crítico para pensar qué está sucediendo. A la gente le cuesta tal vez más ver algo artístico que ver la televisión, con todo el morbo que implica", explicó Melina Balbuena, que puso el cuerpo en esa bolsa para interpelar desde el arte.

Gentileza Gisela Ardit

Melina ya había intervenido en el Monumento a la Bandera, en 2012, cuando hizo una producción desnuda con la misma intención de hacer foco en la violencia de género. Entonces, se armó un revuelo mediático. "Las dos veces, antes y ahora, tuve una experiencia maravillosa. Hay que diferenciar lo que pasa con la gente de lo que ocurre en los medios", dice esta artista que vive en Buenos Aires y a la hora de definirse, se considera un "sujeto interpretativo".

En la performance, cada cuidador o cuidadora del cadáver llevaba una frase pegada en la remera. Una de ellas aludía a que hay un femicidio cada 30 horas en la Argentina. Otra, a una frase de Carlos Marx, del siglo XIX: "Hoy el delito es una rama de la producción capitalista y el criminal es un productor".

Gentileza Gisela Ardit

La reacción del público que recogió la performance fue conmovedora. Una señora con su hija de siete años quiso sumarse a la cadena cuidadora del "cadáver"; una pareja de adultos mayores cuidó las pertenencias de lxs artistas. El, de 83 años y ella de 79. Al terminar, hubo aplausos de varias personas que se habían parado a mirar. Y la señora de 79 abrazó a Melina cálidamente. "Es una imagen que sí se vivió con cierto impacto, la gente no se animaba a acercarse. Yo no vi, porque tenía los ojos cerrados, pero podía escuchar. Mi asistente, que hacía las veces de curadora, se quedaba hablando con quienes preguntaban", agrega.

La performance fue filmada y el corto que se produzca -dirigido por Leo Crovetto- formará parte el año próximo de una muestra mayor.

Para Melina, su trabajo apunta a develar el patriarcado. "Pensemoslo como lo decía Marx, el criminal termina siendo el productor de un gran sistema, que implica leyes, negocios, medios de comunicación, público, que se alimenta de un cadáver, de una víctima, y eso somos las mujeres hoy en día también, expuestas a ser cosificadas todo el tiempo", reflexiona Melina, sobre las lecturas posibles de sus intervenciones.

Gentileza Gisela Ardit